sábado, 20 de noviembre de 2010

TIPOS DE CÉLULAS

LOS ASTROCITOS



Los astrocitos son de forma estrellada, se encuentran en el cerebro, y constituyen más de la mitad del volumen del sistema nervioso. Son uno de los muchos tipos de neuroglias, o células de soporte, que sostienen y proporcionan alimento a las neuronas. Otros tipos de astrocitos actúan como defensa ante los microbios o eliminan los desechos, entre muchas más funciones.


LAS CÉLULAS CILIARES




Las células ciliares son el rasgo distintivo del epitelio que recubre los bronquios, es decir, las vías respiratorias que conducen a los pulmones. Las glándulas adyacentes al tejido producen mucosidad, a la que se adhieren las impurezas, los residuos y los microbios que entran con la inhalación. Los cilios, de aspecto filamentoso, mueven esa mucosidad hacia arriba y hacia afuera para que sea expulsada del organismo.


EL TEJIDO CONJUNTIVO



El tejido conjuntivo es el soporte físico que mantiene unidas diferentes partes del cuerpo. Una pieza fundamental de esta estructura es la resistente proteína llamada colágeno (naranja), que previene el desgarro de los tendones y aumenta la resistencia de los cartílagos. La elastina (azul), es otra proteína del tejido conjuntivo, es más elástica, lo que la hace adecuada para los tejidos que necesitan de esta cualidad, como los pulmones.

TODO ES COMO ES PORQUE ASÍ LOGRO ABRIRSE CAMINO

Nietzsche decía que sin la capa protectora que nos envuelve, no soportaríamos mirarnos a la cara, y que, pese a exhibir también apéndices fibrosos como los cabellos y las uñas, somos objeto de deseo por parte de nuestros congéneres. Víctor Hugo decía que la piel es la superficie de lo desconocido.

La piel determina nuestras ideas sobre lo que significa ser hombre o mujer, o ser bello, y también influye en nuestras percepciones de las razas, lo cual resulta irónico, dado que las células que vemos como las del cabello, uñas y todas las que afloran a la superficie de la piel, están muertas, una vez perdidas su propia piel.

La piel nos protege de lesiones y toxinas, de la luz solar, del calor, de las infecciones y del exceso de agua así como de su pérdida, la piel conserva la temperatura del cuerpo, detecta sensaciones físicas, produce vitamina D, elimina algunas sustancias de desecho, mejora nuestra prensión de los objetos y absorbe ciertas sustancias químicas. Todo esto sucede en una capa flexible de tela orgánica provista de glándulas y folículos pilosos, adornada de arrugas, estrías y protuberancias.

Nuestra protección exterior también recibe el nombre de tegumento, que deriva del latín integere que significa cubrir. La piel es el mayor órgano del cuerpo, en un adulto suele ser de unos 2,5 metros cuadrados y pesa unos 4 kgr. Es nuestro bastión de defensa ante irritaciones, heridas leves, bacterias, sustancias químicas nocivas, ante la radiación solar y el poder secante del aire. La  capa superior de la piel humana se denomina epidermis (marrón) y es un tejido delgado, pero resistente y cubierto de células muertas de aspecto escamoso que protegen las células vivas subyacentes. Debajo está la dermis (rosa), una capa más flexible, que es la que contiene glándulas, folículos, vasos sanguíneos y nervios.


ANATOMÍA DE LA PIEL



EPIDERMIS




DERMIS



FOTOS DE LA DERMIS Y DE LA ESTRUCTURA DE LA PIEL











No hay comentarios:

Publicar un comentario