lunes, 27 de diciembre de 2010

ADHERENCIAS


OBSTRUCCIÓN DE INTESTINO POR ADHERENCIAS

El tejido cicatrizal puede formar adherencias, o sea la unión anormal de tejidos. Son comunes en el abdomen alrededor de un sitio de inflamación previa, como el apéndice, además de que pueden surgir después de operaciones. Aunque no siempre causan problemas, es posible que disminuyan la flexibilidad de los tejidos, causen obstrucción (como ocurre en los intestinos) y dificulten operaciones subsiguientes. Puede ser necesaria la adhesiotomía o división quirúrgica de las adherencias.


ADHERENCIAS PÉLVICAS

FACTORES QUE AFECTAN LA REPARACIÓN

Son tres factores que afectan la reparación de tejidos, a saber, nutrición, circulación sanguínea y edad. La nutrición es primordial, puesto que el proceso de curación impone grandes demandas a las reservas de nutrimentos del cuerpo. Reviste importancia la ingesta adecuada de proteínas, ya que éstas son el componente estructural principal de los tejidos. Asimismo, diversas vitaminas tienen funciones directas en la reparación espontánea de heridas y tejidos. Por ejemplo, la vitamina C afecta directamente la producción normal y el mantenimiento de los materiales de la matriz, en especial del colágeno; también fortalece y promueve la formación de nuevos vasos sanguíneos. En personas con deficiencia de esta vitamina, ni siquiera cicatrizan las heridas superficiales y las paredes de los vasos sanguíneos se vuelven frágiles y susceptibles de rotura.


ADHERENCIAS PERIHEPÁTICAS

En la reparación de tejidos, la circulación sanguínea adecuada es indispensable para el transporte de oxígeno, nutrientes, anticuerpos y muchas células inmunitarias al sitio lesionado. Además, la sangre desempeña una función importante en la extracción de líquido tisular, bacterias, cuerpos extraños y desechos, que de otra manera interferirían el proceso de curación.


RESECCIÓN POR ADHERENCIAS

ENVEJECIMIENTO Y TEJIDOS

Los tejidos sanan más rápidamente y dejan cicatrices menos evidentes en personas relativamente jóvenes que en las de edad avanzada. Las cirugías realizadas en los fetos no producen cicatrices. El cuerpo de los jóvenes suele guardar mejor estado nutricional, con mejor flujo sanguíneo y sus células tienen un índice metabólico más alto. Por eso, pueden sintetizar los materiales necesarios y dividirse con mayor rapidez. Los componentes extrracelulares de los tejidos también cambian con la edad. Las fibras de colágeno, de las que depende la resistencia de los tendones, se vuelven más numerosas y con características cualitativas distintas al envejecer. Estos cambios en el colágeno de las paredes arteriales explican la pérdida de su elasticidad en igual grado que la ateroesclerosis, consistente en la formación de depósitos de materiales grasos en la pared arterial. La elastina es otro componente extracelular del que depende la elasticidad de los vasos sanguíneos y piel. Con el envejecimiento se engruesa, se fragmenta y adquiere mayor afinidad por el calcio, cambios que también se relacionan con el surgimiento de ateroesclerosis.

No hay comentarios:

Publicar un comentario