viernes, 3 de diciembre de 2010

INTERPRETACIÓN PARA DIAGNOSTICAR POR LA IMAGEN

Los estudios de imagen son necesarios en la mayoría de especialidades clínicas para diagnosticar cambios patológicos en los tejidos. Es fundamental apreciar lo que es normal y anormal. Una aproximación a cómo se obtiene la imagen, cuáles son las variantes anatómicas y qué consideraciones técnicas son necesarias para llegar a un diagnóstico radiológico. Sin comprender la anatomía de la región en estudio no se puede determinar lo que es anómalo.

RADIOGRAFÍA SIMPLE

Las radiografías simples son la forma más usual de imagen que se obtiene en un hospital o centro sanitario local. En la mayoría de los casos, exceptuando la radiografía de tórax, el tubo de rayos X está situado a 1 metro de la película de rayos X. El objeto en estudio, por ejemplo la mano o el pie, se coloca sobre la película. Cuando se describe la posición de un sujeto que está siendo radiografiado, la parte más próxima al tubo de rayos X es descrita como anterior y la más  próxima a la placa como posterior. Cuando se ve una radiografía sobre un negatoscopio, el lado derecho del paciente está situado a la izquierda del observador, viéndose en posición anatómica.



RADIOGRAFÍA DE TÓRAX

Es una de las radiografías simples más frecuentemente solicitadas y se adquiere la imagen en bipedestación y con el paciente situado posteroanteriormente (radiografía de tórax PA).

En ocasiones, cuando los pacientes se encuentran demasiado mal como para mantener la bipedestación, las placas se adquieren en cama en posición anteroposterior (AP). Estas placas están menos estandarizadas que las radiografías PA y siempre hay que tener la precaución cuando se interpretan radiografías AP. Siempre ha de evaluarse respecto a su calidad. Hay que colocar marcadores en el lado apropiado (en ocasiones los pacientes presentan destrocardia, lo que puede malinterpretarse si se coloca mal el marcador. Una buena de imagen de calidad pondrá de manifiesto los pulmones, el contorno mediastínico, el diafragma, las costillas y las partes blandas periféricas.



RADIOGRAFIA DE ABDOMEN

Las radiografías simples de abdomen se obtienen AP en decúbito supino. Se realizan en bipedestación cuando se sospecha una obstrucción de intestino delgado.



EXPLORACIONES GASTROINTESTINALES CON CONTRASTE

Para realizar este tipo de exploraciones se hace ingerir un medio de contraste de alta densidad para opacificar el esófago, estómago, intestino delgado e intestino grueso. Se insufla el intestino con aire o dióxido de carbono para obtener estudios con doble contraste. En muchos países, la endoscopia ha sustituido a la obtención de imágenes del tracto gastrointestinal superior, pero la base del estudio por la imagen del intestino delgado es el enema de bario con doble contraste. Previamente, el paciente necesita someterse a una preparación del intestino, que incluye la utilización de catárticos potentes para vaciarlo de contenido. En el momento de la exploración, se introduce un pequeño tubo por el recto y se inyecta una suspensión de bario en el colon. El paciente es sometido a una serie de giros y vueltas de forma que el contraste difunda a través de todo el intestino grueso. Se vacía el contraste y se introduce aire a través del mismo tubo para insuflar el colon. Una fina película de bario cubre la mucosa normal, lo que permite la visualización de detalles de la mucosa.


RADIOGRAFÍA DOBLE CONTRASTE

TRÁNSITO DE BARIO

ENEMA OPACO

ESTUDIOS UROLÓGICOS CON CONTRASTE

La urografía intravenosa es la exploración estándar para la evaluación del tracto urinario. Se inyecta un medio de contraste intravenoso y se obtienen imágenes a medida que es excretado a través de los riñones. Se obtiene una serie de placas durante este período desde una radiografía inmediatamente postinyección hasta una placa aproximadamente 20 minutos después, cuando la vejiga está llena de medio de contraste. Con ello se consiguen imágenes que demuestran los riñones, los uréteres y la vejiga; permitiendo la evaluación del retroperitoneo y de otras estructuras que puedan ejercer presión sobre el tracto urinario.


UROLOGÍA DE CONTRASTE

TOMOGRAFÍA COMPUTERIZADA

La mayoría de las imágenes del  TC se adquieren en el plano axial y se ven de forma que el observador las visualice desde abajo hacia la cabeza (desde los pies de la cama). En estas exploraciones el lado derecho del paciente se sitúa en la parte izquierda de la imagen y el margen superior de la imagen es anterior. Es una prueba de diagnóstico por la imagen que se utiliza para todo el cuerpo, cualquier cambio respecto a este estándar debe comunicarse siempre. A veces, se administra un medio de contraste oral e intravenoso para diferenciar las asas intestinales de otros órganos abdominales y para evaluar la vascularización de estructuras anatómicas normales. Cuando se administra contraste intravenoso, cuanto antes se obtengan las imágenes mayor será la probabilidad de que exista realce de las arterias. A medida que se retrase el tiempo entre la inyección y la adquisición de las imágenes, también se obtendrán unas fases venosas y de equilibrio.


La mayor ventaja de la exploración por TC es su capacidad para extender y reducir la escala de grises con el fin de visualizar los hueso, las partes blandas y los órganos viscerales. Al cambiar los niveles de la ventana y su centraje, se le da al médico una información específica sobre estas estructuras.


PET


RESONANCIA MAGNÉTICA

Suele obtener imágenes en cualquier plano y en la mayoría de las secuencias. La imágenes se ven siguiendo los mismos criterios que las de TC. También utilizan medios de contraste intravenosos para lograr una mayor resolución de contraste tisular. Los medios de contraste para RM contienen sustancias paramagnéticas como el godolinio y manganeso.


MEDICINA NUCLEAR

La mayoría de la imágenes de medicina nuclear son estudios funcionales, las imágenes se interpretan en un ordenador y se obtiene una serie de placas representativas para su utilización clínica.



SEGURIDAD PARA LA TOMA DE IMÁGENES PARA DIAGNÓSTICO



Cualquier tipo de paciente que sea sometido a rayos X o a estudio de medicina nuclear, sufre dosis de radiación. Como principio general las dosis deben ser lo más bajas que sea razonablemente posible. Existen numerosas leyes que regulan la cantidad de exposición a la radiación a que puede ser sometido un paciente para una variedad de procedimientos y éstos deben ser monitorizados para evitar cualquier exceso o dosis adicional. Siempre que se solicite una radiografía, el médico prescriptor debe establecer la necesidad para la exploración y tener cierto conocimiento sobre la dosis administrada al paciente con el fin de asegurarse de que los beneficios superan a los riesgos.



Técnicas de imagen como la ecografía y la RM son ideales porque no comportan ningún riesgo significativo para los pacientes, siendo la ecografía la modalidad de elección para la evaluación del feto.



Son imágenes obtenidas con una maquinaria avanzada a través de dispositivos que son caros y cuanto más compleja sea la técnica de imagen más caro resultará la exploración, por eso se ha de utilizar este medio de forma sensata, basándose en una historia clínica segura y en la exploración física, para lo cual resulta vital una comprensión de la anatomía.



DOSIS APROXIMADA DE EXPOSICIÓN A LA RADIACIÓN EN ORDEN DE MAGNITUD

Exploración              Dosis efectiva         Duración equivalente de 
                                típica (mSv)            exposición ambiental
Rx tórax                               0,02                                              3 días
Rx abdomen                       1,00                                              6 meses
Urografía intravenosa          2,50                                            14 meses
TC craneal                          2,30                                               1 año
TC abdomen y pelvis        10,00                                            4,5 años





No hay comentarios:

Publicar un comentario