miércoles, 22 de diciembre de 2010

TEJIDO MUSCULAR


TIPOS DE CÉLULAS MUSCULARES


TIPOS DE TEJIDOS MUSCULARES
El tejido muscular consta de fibras (células) diseñadas con gran precisión para generar fuerza. Como consecuencia de tal característica, este tejido produce movimientos, conserva la postura y genera calor. De conformidad con su localización y ciertas características estructurales y funcionales, se clasifican en tres tipos: esquelético, cardiaco (miocardio) y liso.





TIPOS DE MÚSCULOS

El tejido muscular esquelético recibe tal nombre por su localización, ya que usualmente los músculos se insertan en los huesos. Además, es estriado, es decir, sus fibras contienen bandas oscuras y claras alteradas, llamadas estrías, dispuestas de manera perpendicular al eje longitudinal de las fibras y visibles con el microscopio óptico. El tejido muscular esquelético también es voluntario, ya que es posible relajarlo o contraerlo mediante la regulación consciente. Cada fibra de músculo esquelético es muy larga y de forma casi cilíndrica, con muchos núcleos en la periferia de la célula. En cada músculo, las fibras están dispuestas de manera paralela.



TEJIDO MUSCULAR ESQUELÉTICO



TEJIDO MUSCULAR ESQUELÉTICO



















CORTE LONGITUDINAL DEL TEJIDO MUSCULAR ESQUELÉTICO

CORTE TRANSVERSAL DE TEJIDO MUSCULAR ESQUELÉTICO
El tejido muscuclar cardiaco o miocardio forma gran parte de la pared del corazón.



Al igual que el músculo esquelético, es estriado. Sin embargo, se diferencia de él por ser involuntario, puesto que es imposible la regulación consciente de sus contracciones. Las fibras del músculo cardíaco se ramifican y usualmente tienen un solo núcleo de posición central, si bien en ocasiones existen dos núcleos por fibra. Se unen en sus extremos mediante engrosamientos transversos de la membrana plasmática, los discos intercalados.



DISCOS INTERCALADOS
Estos discos intercalados que contienen tanto desmosomas como uniones de abertura. Estos discos son propios del músculo cardiaco. Los desmosomas fortalecen el tejido y mantienen unidas las fibras durante las contracciones vigorosas. Las uniones de abertura constituyen una ruta para la rápida conducción de los potenciales de acción muscular en el corazón.



1. Mitocondrias

2. Núcleo

3. Miofibrillas

4. Retículo Sarcoplasmático

5. Disco intercalar

ANATOMÍA DEL MÚSCULO CARDIACO



El tejido muscular liso se localiza en las paredes de estructuras internas huecas, como los vasos sanguíneos, vías respiratorias inferiores, estómago, intestinos, vesícula biliar y vejiga. Su contracción ayuda a disminuir la luz de los vasos sanguíneos, desdoblar físicamente y transportar los alimentos por el tubo digestivo, mover líquidos en el cuerpo y eliminar desechos. Las fibras de músculo liso suelen ser involuntarias y no estriadas (de ahí el calificativo de liso). Cada fibra de músculo liso es pequeña y ahusada (más gruesa en el centro y más delgada en los extremos) y contiene un solo núcleo de posición central. En algunos casos, muchas fibras del músculo liso (por ejemplo, la pared intestinal) están conectadas mediante uniones de abertura, lo cual les permite contraerse con sincronía. En otros sitios, como el iris, las fibras del músculo liso se contraen de manera independiente, al igual que las de músculo esquelético, por la carencia de tales uniones.

MÚSCULO LISO
Son células fusiformes, con núcleo central (cilindrico, alargado, de extremos redondeados) localizado en la zona más ancha de la fibra. La fibra no presentan estriaciones.

MÚSCULO LISO
LA FLECHA SEÑALA EL NÚCLEO DE UNA FIBRA (CÉLULA) DE MÚSCULO LISO
EN AMARILLO UN CORTE LONGITUDINAL DEL TEJIDO MUSCULAR LISO

TEJIDO MUSCULAR LISO

CAPAS DE TEJIDO MUSCULAR LISO DEL ESTÓMAGO


No hay comentarios:

Publicar un comentario