viernes, 14 de enero de 2011

ELECTROCARDIOGRAFÍA PRÁCTICA INTRODUCCIÓN

INTRODUCCIÓN

La electrocardiografía constituye un patrimonio que compete a la necesidad de su correcta interpretación y lectura de todo el equipo de salud, como personal de enfermería en los servicios especiales (CAP´s, UCIAS, Asistencia Extrahospitalaria,...).

Es necesaria la familiarización con los electrocardiogramas para todos los que deban hacer frente a una monitorización para controlar unos signos tan importantes como el control de constantes vitales.

RECORDATORIO ANATÓMICO

El corazón es un órgano muscular hueco situado en la caja torácica entre los pulmones. Su peso aproximado es de unos 300-350 gr. en un varón adulto (unos 50 gr. menos en la mujer). Anatómicamente tiene una forma similar a una pirámide invertida de manera que su punta se dirige hacia delante y abajo y, su base hacia arriba y atrás; esa punta se sitúa a la altura del quinto espacio intercostal, a unos cinco centímetros de la línea media esternal.

El corazón está formado por cuatro grandes cavidades, dos aurículas y, dos ventrículos, comunicándose aurícula derecha y ventrículo derecho por la válvula tricúspide y, aurícula y ventrículo izquierdo por la válvula mitral, ambas mitades están separadas por el septum. Cada mitad trabaja de forma independiente de la otra, como dos bombas con una función muy diferenciada: la derecha que será la encargada de recoger la sangre y, la izquierda que será la que se ocupe de repartirla.

Cada aurícula posee un apéndice denominado orejuela. Las aurículas se comunican con los ventrículos por unos orificios denominados auricoventriculares los cuales están provistos de unas válvulas dispuestas de tal manera que impiden el regreso de la sangre de los ventrículos a las aurículas, además posee otras dos válvulas a nivel ventricular, las llamadas semilunares o sigmoideas, que son el origen de los grandes vasos que repartirán la sangre a nuestro organismo, la pulmonar (en el ventrículo derecho) y, la aórtica (en el izquierdo).


Un corazón sano en reposo se contrae rítmicamente unas 75 veces por minuto, y este latido tiene su origen en la propiedad intrínseca del corazón de provocar ese primer latido, a partir de un conjunto de células muy especializadas situadas a nivel del nodo sinusal (o senoauricular), el cual se encuentra en la aurícula derecha cerca de la abertura de la vena cava superior.



Éste genera el latido, el cual es conducido hasta el nodo auriculoventricular, situado cerca del tabique cardíaco o septum, el estímulo pasa a través de las ramificaciones del nodo AV para penetrar en las paredes de los ventrículos, para formar así las fibras de Purkinje.






Irrigación de las arterias coronarias






CORONARIA DERECHA


Su rama terminal es la descendente posterior derecha.

La coronaria derecha irriga en el 51% de los casos el nódulo sinoauricular.

En el 90% el nodo auriculoventricular y el haz de Hiss.

Esta coronaria irriga la aurícula y ventrículo derecho y la cara posterior o diafragmática del ventrículo izquierdo (según dominancia).

Las arritmias supraventriculares transitorias y bloqueos son por ello muy frecuentes en obstrucciones de esta coronaria necrosis diafragmáticas y posteriores (observando ondas Q en II, III y aVF).

La oclusión total de la ACD (arteria coronaria derecha) produce un IAM inferior (insuficiencia aguda de miocardio inferior) , y/o posterior o de ventrículo derecho.

El bloqueo AV tipo Mobitz I se asocia con frecuencia al infarto inferior (ya que la arteria nodal sale de la coronaria derecha).

CORONARIA IZQUIERDA

El tronco común rápidamente se divide en descendente anterior (coronaria del septum intraventricular) y circunfleja (izquierda) irrigando aurícula y ventrículo izquierdo.

Sólo la zona diafragmática y posterior de ventrículo izquierdo corresponde a la coronaria derecha.

Al irrigar casi todo el ventrículo izquierdo, su oclusión, cuanto más alta, más nefastas consecuencias origina:
  • fallo cardíaco;
  • aneurismas ventriculares;
  • shock cardiogénico;
  • rotura del septo;
  • fibrilación ventricular;
  • su obstrucción causa toda la variedad de IAM´s anteriores, laterales, anterolaterales, etc...

ANATOMÍA DEL SISTEMA ESPECÍFICO DE LA CONDUCCIÓN









ELECTROFISILOGÍA Y SISTEMA DE CONDUCCIÓN

El músculo cardíaco es el único entre los músculos del cuerpo que posee la propiedad de contraerse de forma automática y rítmica. En la génesis del ECG (electrocardiograma) intervienen los siguientes factores:
  1. Iniciación de la formación del impulso en el marcapaso del nodo sinoauricular;
  2. Transmisión del impulso a través del sistema especializado de conducción del corazón;
  3. Activación (despolarización de todas las zonas mencionadas);
  4. Recuperación (repolarización de todas las zonas mencionadas).
El ECG normal está formado por:
  • Una onda P
  • Un complejo QRS
  • Una onda T
La onda P depende de corrientes eléctricas generadas cuando las aurículas se despolarizan antes de la contracción, mientras que el complejo QRS se produce cuando los ventrículos se despolarizan antes de contraerse.

La onda T se produce por corrientes nacidas cuando los ventrículos se recuperan del estado de despolarización.

Dicho lo anterior, vemos que la onda P se corresponde con la activación auricular. El complejo QRS se corresponde con la activación o despolarización ventricular; mientras que la onda T sería el resultado de la repolarización ventricular.

La despolarización del corazón, comienza con la formación espontánea de un impulso en una célula marcapaso, normalmente situada en el Nodo Sinusal (Automatismo) y la conducción del mismo, por el sistema Específico hasta el miocardio banal, donde el impulso se transmite fibra a fibra.













No hay comentarios:

Publicar un comentario