martes, 22 de febrero de 2011

Haití, un año después



Un progreso lento

El 12 de enero de 2010 un terremoto de 7,3 grados en la escala Richter azotaba a Haití. Murieron más de 200.000 personas y alrededor de un millón perdieron sus hogares. Tras el seísmo se puso en marcha una vasta y compleja respuesta humanitaria. No obstante, un año después el Estado haitiano y la comunidad internacional han logrado escasos avances en la reconstrucción del país.

Situación actual



A la devastación resultante del seísmo le siguió otro nuevo desastre en octubre de 2010: un brote de cólera. A mediados de diciembre la enfermedad había afectado a más de 122.000 personas y habían fallecido al menos 2.600.



La respuesta humanitaria que ha tenido lugar durante el último año ha salvado muchas vidas mediante la provisión de agua potable, saneamiento, refugio, ayuda humanitaria y asistencia médica. Pero un año después, ni el Estado haitiano, ni la comunidad internacional están logrando un avance significativo en la reconstrucción.




Cerca de un millón de personas sigue viviendo bajo tiendas y lonas y cientos de miles que lo están haciendo entre ruinas aún no saben cuando van a poder regresar a sus hogares. Así, únicamente el 15% de los refugios necesarios ha sido construido. La construcción de nuevas viviendas no puede iniciarse si antes no se retiran los escombros y sólo el 5% de éstos se ha recogido.

 
En el terreno



Tras doblar nuestra respuesta ante el brote de cólera del pasado octubre, nuestros programas de agua y saneamiento y de promoción de la salud pública abarcan ahora a alrededor de un millón de personas de Puerto Príncipe, Artibonite y Cap Haitien.



Estamos suministrando sales de hidratación oral, jabón y tabletas potabilizadoras de agua a la población. Además, emitimos a través de radios locales mensajes de prevención y sensibilización sobre buenas prácticas de higiene para evitar la propagación del cólera y otras enfermedades derivadas del agua en mal estado.



Además, llevamos a cabo procesos de cloración del agua, reconstrucción y limpieza de infraestructuras e instalaciones adicionales de agua y saneamiento, perforación de nuevos pozos y desinfección de los ya existentes, análisis y desinfección de tanques de agua, distribución de kits de higiene.



En el valle de Artibonite, además de atender a las personas afectadas por el terremoto y el brote de cólera, ya llevábamos a cabo un programa de fortalecimiento de la producción de arroz, que hemos ampliado durante estos últimos meses debido al incremento de personas que se desplazaron a esta zona huyendo de la capital.



Epidemia de cólera



A las consecuencias del terremoto hay que sumar también la epidemia de cólera que avanza inexorablemente sobre Haití. Los datos más recientes del ministerio de Sanidad haitiano señalan que son ya más de 3.300 las personas fallecidas por el virus y más de 170.000 las afectadas hasta el momento. Seguimos necesitando tu apoyo.






El 12 de enero de 2010 un terremoto de 7,3 grados en la escala Richter azotaba a Haití. Murieron más de 200.000 personas y alrededor de un millón perdieron sus hogares. Tras el seísmo se puso en marcha una vasta y compleja respuesta humanitaria. No obstante, un año después el Estado haitiano y la comunidad internacional han logrado escasos avances en la reconstrucción del país.



 


 



No hay comentarios:

Publicar un comentario