lunes, 21 de febrero de 2011

La nueva y prometedora prueba de la tuberculosis

Una nueva prueba de la tuberculosis, que estuvo disponible en 2010, permitirá que diagnosticar una enfermedad curable que mata a casi dos millones de personas cada año sea mucho más rápido, más fácil y más preciso.


Actualmente, para confirmar que una persona padece TB, suele realizarse una prueba de 130 años de antigüedad que consiste en examinar bajo el microscopio flema expectorada por los pacientes. Pero este método fracasa a la hora de detectar TB en cerca de la mitad de los casos, particularmente en personas que viven con el VIH. Y para las personas que padecen formas de la enfermedad resistentes a los fármacos, se puede tardar hasta tres meses en obtener un resultado preciso, y para entonces muchas habrán fallecido. La nueva prueba reducirá ese periodo a menos de dos horas, mostrará si la cepa de la TB es resistente a uno de los fármacos más comunes utilizados para tratar la enfermedad y mejorará enormemente la capacidad de diagnosticar TB a personas que viven con el VIH.

La tuberculosis, antiguamente llamada tisis es una enfermedad
infecciosa, causada por diversas especies del género Mycobacterium.

Esta prueba representa un importante avance, y debería utilizarse de forma extensiva en programas de tratamiento del VIH y la TB.


Pero sigue siendo necesaria una prueba más sencilla y económica: la nueva prueba sigue requiriendo un aparato sofisticado, acceso a electricidad y un complejo mantenimiento. Incluso a precio de descuento, el aparato cuesta 17.000 dólares estadounidenses, y cada dispositivo de prueba diecisiete dólares. Por consiguiente, resulta demasiado caro para disponer de uno en cada clínica, y no puede utilizarse en las zonas más remotas.

MSF participó en la evaluación de esta nueva prueba diagnóstica en su proyecto en Khayelitsha, Suráfrica, y comprará aparatos para sus proyectos de TB y VIH. Pero MSF continuará también presionando para el desarrollo de una prueba diagnóstica rápida, sencilla y asequible, que proporcione resultados inmediatos y no requiera un sofisticado equipamiento de laboratorio. En cualquier caso, el desarrollo de una prueba diagnóstica en el punto de asistencia de tales características tardará probablemente varios años en producirse.

No hay comentarios:

Publicar un comentario