lunes, 14 de marzo de 2011

CONTROLAR EL ASMA DE FORMA NATURAL



El asma es una dolencia que afecta ya a uno de cada diez españoles. Puede tener múltiples causas; por ello las terapias naturales, que mejoran globalmente el estilo de vida, pueden ser eficaces.

Existen niños que forman parte de los llamados “perdedores”, porque cuando se enfrentan a situaciones tensas y terroríficas, tienen que echar mano de un inhalador porque le cogen ataques de asma. Sin el inhalador no pueden seguir adelante, se ahogan, respiran con dificultad, como si les faltara el aire. Muchas madres de este tipo de niños se comportan como madres sobreprotectoras, y dominantes, temen que les pueda pasar cualquier cosa y los tratan como si estuvieran prácticamente desvalidos. Con el tiempo estos niños se dan cuenta de su dependencia al inhalador.



Cuando alguien tiene un ataque de asma, no es el momento de entrar en razonamientos sobre si lo que tiene es producto de su mente o no. Pero sea la causa que sea, cada vez se detectan más casos. Al menos es lo que dice la Estrategia de medio ambiente y salud aprobada por la Comisión de las Comunidades Europeas en 2003, donde además se relacionan el asma y las enfermedades alérgicas en general con el modo de vida occidental.

En el asma se constata una inflamación de los conductos que llevan el aire a los pulmones. Esa inflamación hace que los bronquios sean más sensibles y respondan con una contracción que estrecha aún más su diámetro. El bloqueo al paso del aire provoca ahogo, tos, sensación de presión en el pecho y respiración sibilante.



Los factores biológicos que pueden favorecer esa inflamación son variados; infecciones de las vías respiratorias, las rinitis y las sinusitis, las alergias alimentarias, los ácaros del polvo, determinados hongos, ciertos insectos (como las cucarachas), el humo del tabaco, los contaminantes atmosféricos y una higiene excesiva. Sí, una higiene excesiva, tal como indica Manuel Praena, pediatra, coordinador del Grupo de Vías Respiratorias de la Asociación Española de Pediatría en Atención Primaria, que el 18 de enero dio una conferencia en Barcelona sobre el asma dentro de la exposición “Aire. Respiración y salud infantil”, una iniciativa de la Fundación Roger Torné: “Sospechamos que el exceso de higiene en los países desarrollados impide el contacto del bebé con antígenos que estimulen su sistema inmunitario. Esta es una de las causas que hacen que los niños sean más vulnerables a sufrir asma o alergias respiratorias”.



Las causas también varían según la edad. Hasta los 4 años el asma provocado por alergias se cifra alrededor del 25%, mientras que a partir de esa edad el porcentaje aumenta hasta el 79%. La Comisión Europea atribuye a la mala calidad del aire unas 16.000 muertes anuales en España –nueve veces más que los accidentes de tráfico en 2010–. Evidentemente, los ácaros, los contaminantes atmosféricos y la higiene excesiva no son la única causa, porque entonces casi todo el mundo sufriría asma. Los médicos han comprobado que también inciden factores genéticos y dietéticos. Y los psicólogos y los médicos homeópatas destacan el papel de los factores emocionales, que pueden actuar como desencadenantes de una crisis asmática. En resumen, en el asma hallamos una mezcla de agentes causales en una proporción variable según las peculiaridades de cada persona.

LA VISIÓN DE LA ACUPUNTURA CHINA



Los expertos en medicina china, explican que lo primero que les sorprende al estudiar el asma desde el punto de vista de la medicina china es el enfoque tan diferente al occidental. “La razón es que el asma alérgico o precoz no se daba en la China antigua y aún hoy allí es una enfermedad atípica. No parece tanto un tema de raza como de estilo de vida, pues cuando los orientales vienen a vivir a Occidente sufren problemas similares”. El recién nacido puede padecer una deficiencia del sistema inmunitario que afecte a los bronquios. “Una debilidad constitucional hereditaria, problemas de la madre durante el embarazo relacionado con el tabaquismo o el consumo de ciertos fármacos pueden ser la raíz de un desequilibrio energético. La manifestación del asma se relaciona en la medicina china con el elemento viento. Se dice que ese ir y venir de los ataques, los brotes y los espasmos tienen la misma naturaleza que el viento. Si los ataques son muy repetitivos habrá que fijar la atención del tratamiento en reducir ese viento. Y cuando los ataques son bastante espaciados, el acupuntor reforzará la energía de pulmones y riñones”.



Pero hay casos de asma que no se producen en la infancia, sino al cabo de los años. Se considera que entonces no corresponde tanto a unos problemas hereditarios como a aspectos dietéticos (exceso de grasas animales, en especial lácteos y embutidos, y de excitantes como el café y el alcohol) o emocionales que hayan bloqueado la energía del hígado. “En el caso de las emociones podrían ser la frustración, la ira reprimida y los resentimientos de largo recorrido”.

EL YOGA Y LA RESPIRACIÓN



El yoga también puede servir de ayuda. Es curioso que el gobierno de la India hoy sólo subvenciona el yoga y su investigación para ponerlo al servicio de combatir o aliviar dos trastornos: el asma y la diabetes.



El yoga puede ser útil en el llamado asma tensional y, sobre todo, en el asma de naturaleza psicosomática. No cabe la menor duda de que una persona diestra en la relajación consciente será capaz de estar más sosegada ante una desagradable crisis asmática. Haberse entrenado con técnicas de dominio mental le ayudará a no alarmarse tanto durante la crisis, no enervarse y así no intensificarla.



Se aconseja practicar aquellas posturas de yoga que trabajan sobre la caja torácica y la expanden; además de ejercitarse asiduamente en la relajación, los ejercicios respiratorios y la meditación; evitar alimentos tóxicos o insanos y superar actitudes de conflicto, ansiedad o tensión. Cuando se produce la crisis asmática, hay que tratar de relajarse, estar en calma y aplicar algún ejercicio de respiración profunda, pero sin ansiarse, pues de lo contrario se intensifican los síntomas.



Reeducar la respiración cuando se sufre de asma es tan importante que la Fundación Roger Torné incluye entre sus objetivos la enseñanza de técnicas de fisioterapia respiratoria a los niños.



ASMA Y DEPORTE



Con las técnicas respiratorias no sólo mejora la calidad de vida de un asmático, sino que además podrá practicar deporte. Francheck Drobnic, neumólogo, jefe del departamento de Fisiología del Centro de Alto Rendimiento de Sant Cugat, en Barcelona, nos indica que años atrás a un niño con asma se le recomendaba que no realizase ningún esfuerzo físico. En cambio, ahora se aconseja todo lo contrario: que haga ejercicio. Participar en algún tipo de deporte aeróbico de forma continuada junto con el control de la respiración consigue retrasar el momento en que se puede dar una crisis asmática. No es ninguna teoría. El nadador David Meca o el ciclista Miguel Induráin son dos conocidos atletas asmáticos. El 7% de los deportistas de las selecciones españolas sufre asma y su arma secreta es el control de la respiración y la mente.



El ejercicio aeróbico produce normalmente una broncodilatación, pero en la persona asmática genera una constricción de los bronquios, sobre todo en los días fríos y húmedos. La razón es que los bronquios se enfrían por el incremento de la ventilación que implica el ejercicio. Optar por el sedentarismo empeora el problema debido a que se reduce la capacidad cardiorrespiratoria.



EL PODER DE EXHALAR

Superada la paradoja de que para un asmático es mejor hacer deporte que no hacerlo, tampoco tiene que extrañar tanto que el asma pueda desaparecer de un día para otro. Según Carolina Pérez, médico de familia y máster en dietética y nutrición: “Algunos adolescentes asmáticos han dejado de serlo al independizarse del entorno familiar, al residir en otra vivienda que no fuera la de los padres. No siempre, pero es habitual que los asmáticos tengan a los padres demasiados perfeccionistas y a la vez muy protectores. Esa combinación produce angustia y asfixia, metafórica y literalmente hablando. Si te irritan los fallos y no permites que el hijo se enfrente al error, lo estás ahogando”.



Los broncodilatadores alivian las crisis a corto plazo, pero no evitan la verdadera causa del problema y suelen generar dependencia. Los glucocorticoides son un recurso extremo si la persona ya no responde al broncodilatador. Carolina Pérez advierte que no hay por qué dejar de usa el inhalador cuando se produce una crisis aguda: “No podemos jugar con el asma, pues es posible fallecer en una crisis. Pero es útil abordar posteriormente la situación emocional que ha podido desencadenar ese cuadro. Generalmente se trata de personas que no expresan lo que sienten, niños y adultos que se lo tragan todo, no dejan ir, no sacan.... El problema del asma no es tanto la dificultad de inhalar como los problemas para exhalar, para sacar, tanto el aire viciado como los sinsabores”.



UNA REMISIÓN ESPONTÁNEA

No sólo lo dicen algunos médicos. Estudios realizados en todo el mundo llegan a la conclusión de que alrededor del 35% de los asmáticos dejan de serlo pasados unos años. Hay un 60% que pueden presentar remisiones y exacerbaciones durante toda la vida. Y un 5% que tienen asma severa desde muy pequeños. En estos casos es difícil que dejen de tener asma algún día, pero pueden llevar una vida prácticamente normal.



CURACIÓN CON HOMEOPATÍA



Una paciente cuyo neumólogo le indicó que su asma era producida por los ácaros, estuvo utilizando inhaladores durante más de 1 año. El médico le aseguró que sería para toda la vida y le cambiaba el inhalador porque en ocasiones le producían taquicardias. El caso es que no mejoraba, así que acudió a un naturópata que le recomendaron y le preparó una receta personalizada de homeopatía, siendo un alivio desde el primer día. Empezó a dejar el inhalador y en estos momentos ya no lo utiliza para nada. Empezó a utilizar técnicas de respiración para utilizar en momentos de tensión y técnicas de relajación. Lleva un año sin tomar ningún medicamento para el asma, ni siquiera el homeopático, y se siente mucho mejor, más segura, más autónoma y sin dependencias. Cada persona es única y diferente a otra.

¿Qué estrecha el árbol bronquial?

La contracción del árbol bronquial o la inflamación de su mucosa interna son las razones aparentes de la crisis asmática.



El asma es una enfermedad compleja: La revista científica “The Lancet” en 2006 dio a conocer un debate en torno al término de asma, indicando que tal vez el asma es la manifestación clínica de varias enfermedades más que una enfermedad en sí misma.



Una dolencia muy común: En el asma hay una inflamación que provoca la obstrucción de los bronquios y dificulta la respiración. Lo que no está tan claro es por qué en unas personas se desencadena y en otras no, y qué la provoca realmente.

Es difícil determinar realmente la causa concreta: Existen un aumento de casos y en el siglo XXI se ha convertido en la enfermedad crónica más frecuente en niños y adolescentes, con una prevalencia estimada entre el 8% y el 14%. En España afecta al 10% de la población, con un gasto anual de 1.700 millones de euros. El 80% de los adultos con asma sufrieron ya la dolencia de niños, y el 60% de los adolescentes asmáticos ya lo eran con menos de cinco años.

Poco diagnosticado: Según la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria, el 52% de los asmáticos están sin diagnosticar, mientras que un 26% no recibe un tratamiento adecuado.



Vacunas: Los propios neumólogos advierten de que las vacunas contra el asma deben ser empleadas de forma muy restringida y no se han de administrar indiscriminadamente.

Dieta: Las personas con asma son dos veces más propensas a tener alergias alimentarias que el resto, por lo que también se recomienda un cuidado de la dieta. Al menos evitar un exceso de grasas animales, especialmente las lácteas y los alimentos con muchos aditivos.

ANGUSTIA Y CONFIANZA DESDE EL PUNTO DE VISTA HOMEOPÁTICO:

La angustia es la emoción más vinculada a los ataques de asma: “Desde el parto, primera y radical separación de la unidad, hasta la muerte, que nos reintegra en ella, la angustia y la confianza son las dos emociones que nos acompañan a todos en diferente proporción. La angustia y el miedo que conllevan por una parte la separación de la madre y por otra el saberse mortal provocan en lo físico opresión y contracción. Por el contrario, la confianza de sentirse unido proporciona relajación y expansión. Con estos elementos es posible entender la profundidad de donde surge la angustia que ahoga al asmático y cómo esa dificultad respiratoria aumenta la angustia y retroalimenta la enfermedad.



ALIMENTO RICO EN MUCÍLAGO



Gordolobo para despejar las vías respiratorias en catarros y alergias. El gordolobo (Verbascum thapsus), con su tallo esbelto coronado en verano por una espiga de flores amarillas, se avista fácilmente en prados, bordes de caminos y sembrados, donde es muy común en casi toda Europa. Para los herbolarios constituye uno de los remedios más eficaces frente a las infecciones de las vías respiratorias. Sus flores y sus hojas grandes y pilosas, son ricas en mucílagos y flavonoides, entre otras sustancias. Los mucílagos ablandan la mucosidad y ayudan a expulsarla, mientras que los flavonoides poseen propiedades antiinflamatorias. La infusión de gordolobo se indica en casos de tos y catarro, para suavizar la garganta y para bajar la inflamación en amigdalitis, laringitis y bronquitis. También puede aliviar la rinitis alérgica.



En forma de tisana expectorante: se hierve una cucharadita de flores y hojas por taza de agua, durante un minuto, se deja reposar otros diez minutos y se cuela. Se toman 4 o 5 tazas al día, sin ingerir alimentos o bebidas en los 15 minutos siguientes.

REMEDIOS CASEROS PARA EL ASMA



El primero de los remedios caseros para el asma es la utilización de café. Aunque la mayoría de las personas utilizan el café para mantenerse despiertos, desde hace miles de años el café se ha utilizado de forma medicinal y es gracias a la cafeína y sus beneficios. En esta ocasión el café nos ayuda ya que el efecto de la cafeína a nivel respiratorio despeja los conductos bronquiales y descongestiona las vías respiratorias, así mismo presenta acción broncodilatadora que mejora los accesos del asma. La cafeína produce adicción y tolerancia es por esto que para utilizarla como remedio es necesario tomarla solo cuando sea necesario. Para poder utilizar al café de forma medicinal es necesario conseguir el grano puro, molerlo y colocarlo en agua hirviente, se debe de colar y se pueden tomar 1 o 2 tazas.



El segundo de los remedios caseros para el asma es el ginkgo, es la especia viviente del árbol más antiguo sobre la tierra, los chinos lo han utilizado medicinalmente durante miles de años. Las hojas del ginkgo contienen los compuestos conocidos como gingkólidos que poseen propiedades medicinales que ayudan a contrarrestar el asma. Para poder utilizar los beneficios de esta planta es necesario conseguir el extracto de ella y deben de seguirse las instrucciones de uso.



Por último pero no menos importante el tragacanto (especie de planta llamada astragalus membranaceus) es una de las hierbas más utilizadas en la medicina tradicional china y se recomienda para prevenir el asma ya que contiene estimulantes del sistema inmunitario que es el que provee las defensas a nuestro organismo. Las preparaciones de esta planta las podemos encontrar en las diferentes tiendas naturistas y son vendidas en forma de tés, cápsulas o tinturas y lo único que hay que hacer es seguir las instrucciones de la caja.


No hay comentarios:

Publicar un comentario