martes, 8 de marzo de 2011

INFORME AFECTIVIDAD 2

 ¿Cómo se relaciona afectivamente tu pareja?



Tu pareja tiene terror al compromiso o no te da ni un respiro, siempre teniendo en cuenta si tú eres ansioso al relacionarte porque puede ser que demandes demasiada atención y cariño, y quizás pienses que te evita cuando lo que sucede es que le pides en exceso.


Piensa en su forma de comportarse, observa como se interrelaciona contigo, como se comporta, expresa sus problemas o los oculta, habla poco de sus sentimientos, los evita o es muy celoso.

Lo ideal sería que ambos miembros de la pareja tratasen de averiguar cual es su forma de relacionarse, cuales han sido vuestras experiencias, tanto en la infancia como en la edad adulta y pensar en cómo han influido en vuestras formas de ser y de relacionaros. Escuchad lo que cada uno expresa del otro y hablad sobre ello.

LA SEPARACIÓN




La reacción de tu compañero/a ante una separación temporal te ayudará a hacerte una idea de lo seguro o inseguro que se siente en vuestra unión.

Ø     Piensa que si le quisieras de verdad te olvidarías de ese absurdo cursillo, pero no te lo dice. Al volver podrías encontrarte con un rechazo cuyo origen desconoces. Esta es una reacción del evasivo temeroso. Para evitarla, tírale de la lengua y transmítele seguridad.
Ø     Trata de impedir que te vayas e incluso se enfada aparatosamente. Es una reacción del amante ansioso. No te dejes arrastrar por sus estallidos y trata de explicarle con calma cuáles son tus motivos y recordarle que tus sentimientos son sinceros y estables.

LA EVASIVIDAD



Ø     Ten paciencia. Iniciar una relación con alguien que manifiesta desconfianza y distanciamiento no es fácil. El evasivo necesitará tiempo antes de empezar a hablar de sí mismo. Trata de indagar, si te deja, en sus anteriores relaciones y en el comportamiento de sus padres. Procura mostrarte estable y seguro/a.
Ø     No le/la ates demasiado. No le niegues la libertad y la independencia que necesita ni confíes en que cambie. Acepta a tu pareja como es. Ten claro lo que buscas y lo que puede darte.
Ø     Averigua si espera más de ti (apoyo, intimidad, contacto físico), a pesar de no pedir mucho, en apariencia. O quizás sea verdad que prefiere mantener cierta distancia. Si lo que sucede es que teme y espera un revés, demuéstrale que no lo va a obtener de ti.

LA ANSIEDAD




Ø     Manifiesta tu pasión. El ansioso/a afectivo se aferra a su pareja como si temiera que se le pudiera escapar de un momento a otro. Todavía lleva dentro al niño que se volvía continuamente para comprobar que su madre seguía allí. Te va a querer mucho (a veces puedes pensar que demasiado), pero también te va a pedir mucho y exigirá tu atención más de lo que lo haría una persona segura. Demuéstrale tu amor.
Ø     Vigila sus estallidos. Propenso a los arrebatos emocionales, podrías encontrarte con ataques de celos y agresividad. Ten cuidado en no caer en una trampa: te quiere mucho, pero te hace sufrir con su inseguridad y su gran necesidad de tenerte a su lado. Eso podría transformarse en una relación destructiva. Si es así, no dudes en cortarlo.
Ø     Hazte confiar. Necesita mucha seguridad, por eso puede interpretar un gesto inocente como un flirteo. No te lo tomes a mal y explícale con calma que se ha equivocado.


Con el tiempo, los miembros de una pareja van acomodándose en su vínculo. Cuando más años llevan juntos, menos ansiedad sentirán respecto a su relación. También se vuelven más similares entre ellos, y pueden cambiar, a través de sus diversas experiencias, el estilo de apego aprendido en la infancia. Para mejor o para peor.

ESTILO DE APEGO Y TRASTORNOS




Ø     El inseguro afectivo tiende a enfadarse más y a expresar su ira de modo más destructivo. Los depresivos suelen ser ansiosos o temerosos en sus relaciones sentimentales.
Ø     El ansioso afectivo tiene más probabilidades de imaginar actos violentos, lo que parece derivar del malestar que siente con parejas que frustran sus intensas necesidades de amor.
Ø     Entre los hombres que maltratan a sus parejas, es mayor el número de ansiosos y temerosos. También se ha comprobado que éstos tienen más probabilidades de verse envueltos en relaciones que implican agresividad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario