lunes, 21 de marzo de 2011

LA REFLEXOLOGÍA Y LA MANO

ASPECTOS DE LA MANO

La mano puede ser dorsal, palmar, lateral y medial

ASPECTO PALMAR


ASPECTO DORSAL



PUNTOS REFLEJOS

Estos puntos, que aparecen en el mapa de la mano, están relacionados con varias partes del cuerpo. Puesto que constituyen la base de cualquier tratamiento reflexológico, es imprescindible memorizar sus posiciones y saber qué movimientos hay que hacer al estimularlos.


ASPECTO DORSAL IZQUIERDO                                                           ASPECTO DORSAL DERECHO
ASPECTO PALMAR IZQUIERDO                                   ASPECTO PALMAR DERECHO



LOS REFLEJOS CRUZADOS

Los reflejos cruzados son puntos o zonas de una parte del cuerpo que reflejan otra parte del cuerpo; las extremidades superiores, por ejemplo, reflejan las inferiores. Otros ejemplos:
  • Dedos de las manos / dedos de los pies
  • Mano / pie
  • Muñeca / tobillo
  • Brazo / pierna
  • Codo / rodilla
  • Hombro / cadera
El funcionamiento de los reflejos se basa en los principios de la teoría de zonas de Fitzgerald, por lo que este último aplicaba colgadores de ropa en los dedos para anestesiar partes del pie.

Pensemos, por ejemplo, en una sinovitis del codo derecho, tan típica en los tenistas. Este dolor puede aliviarse imaginando que la mano izquierda es el codo afectado y estimulando los reflejos correspondientes de la mano. También es posible tratar la misma zona incidiendo en la parte correspondiente de la pierna derecha, que es la rodilla. Estimular el reflejo cruzado puede despejar el camino de la energía hacia el dolor, y suavizar el movimiento del codo.


Por lo tanto, es posible tratar a una persona con lesiones en los dedos de los pies, el propio pie o el tobillo estimulando el reflejo correspondiente, es decir, los dedos de la mano, la propia mano o la muñeca. A la inversa, pueden estimularse reflejos cruzados del cuerpo cuando no es posible actuar en la propia mano por culpa de una lesión.

Los reflejos de la extremidades reciben el nombre de reflejos cruzados (siempre entre las extremidades del mismo lado). Al tratar una dolencia concreta, se puede incidir en la zona afectada tanto a través de la mano como de la parte correspondiente del cuerpo.
  • Los brazo se reflejan en las piernas
  • Los hombros se reflejan en las caderas
  • Los codos se reflejan en las rodillas
  • Las muñecas se reflejan en los tobillos
  • La mano se refleja en el pie
  • Los dedos de la mano se reflejan en los del pie


Estimulando el reflejo cruzado de una zona afectada, se puede despejar el camino de la energía hacia el dolor y facilitar la movilidad. Si no se puede actuar sobre la mano, porque ha sufrido una lesión, es posible estimular reflejos cruzados en el cuerpo. Un esguince localizado en la parte lateral del tobillo derecho puede aliviarse imaginando que la mano derecha es el pie afectado, y estimulando su parte lateral

No hay comentarios:

Publicar un comentario