domingo, 27 de marzo de 2011

MOVIMIENTOS INICIALES PARA LA REFLEXOLOGÍA DE MANOS


Todas las sesiones de reflexología deben empezar por esta serie de movimientos, que también puedes usar contigo mismo. Siempre hay que empezar el tratamiento con la mano derecha.

Antes de comenzar en una sesión de reflexología, es necesario abrir la mano para relajar tanto su estructura muscular como también a la persona que va a recibir el tratamiento. Empieza con 5 minutos de movimientos de relajación. 

Si es necesario, repítelos hasta sentirte cómodo para seguir o hasta que la otra persona se sienta cómoda. Los movimientos son tres:

  • ROTACIÓN DE LA MUÑECA
    • Coge la mano de la otra persona, juntando vuestras palmas y entrelazando vuestros dedos. Usa la otra mano para sujetar su muñeca. A continuación, rota la mano en ambas direcciones, a fin de distender la estructura.
  • ESTIRAMIENTO DE LOS DEDOS
    • Coge la mano de la otra persona como antes, y separa muy despacio los dedos entrelazados sin dejar de presionar con las yemas.
  • VAIVÉN DE LA MUÑECA
    • Coge la mano de la otra persona como antes, levántala durante 5 segundos y bájala durante otros 5 segundos.


EJERCICIOS DE FORTALECIMIENTO DE LAS MANOS

Si tu intención es practicar asiduamente la reflexología, te será útil realizar algunos ejercicios fáciles para fortalecer las manos y los brazos.

Hierve arroz hasta que está pasado, déjalo enfriar en un cuenco y échale un poco de pimentón o pimienta de cayena (para estimular el flujo sanguíneo en tu piel). Coge un puñado de arroz con cada mano y aprieta. Repítelo durante unos 10 minutos. Es una manera de que trabajen y se fortalezcan los músculos más pequeños de las manos.

Posteriormente, estírate los dedos con mucha suavidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario