Páginas vistas en total

lunes, 25 de abril de 2011

REGIÓN DORSAL DEL TRONCO




Esta región incluye la parte posterior del cuerpo y proporciona el eje musculoesquelético de soporte para el tronco. Los elementos óseos consisten principalmente en las vértebras, aunque los elementos proximales de las costillas, la parte superior de los huesos pélvicos y las zonas posterobasales del cráneo contribuyen al marco esquelético de esta zona.

Músculos asociados interconectan las vértebras y las costillas entre sí, con la pelvis y el cráneo. Esta región contiene la médula espinal y las zonas proximales de los nervios raquídeos, los cuales envían y reciben información de la mayor parte del cuerpo.

FUNCIONES

SOPORTE

Los elementos esqueléticos y musculares de la región dorsal del tronco soportan el peso corporal, transmiten las fuerzas a través de la pelvis a los miembros inferiores, soportan y mantienen la cabeza, refuerzan y ayudan a maniobrar a los miembros superiores. La columna vertebral está situada en la parte posterior del cuerpo en la línea media. En la visión lateral presenta una serie de curvaturas:
  • La curvatura primaria de la columna vertebral es de concavidad anterior, reflejando la forma original del embrión, y se mantiene en las regiones torácica y sacra en los adultos.



  • Curvaturas secundarias, de concavidad posterior, se forman en las regiones cervical y lumbar, y llevan el centro de gravedad a una línea vertical, lo que permite que el peso del cuerpo se balancee sobre la columna vertebral de forma que se gaste la mínima cantidad de energía muscular para mantener una bipedestación erguida.



A medida que las fuerzas sobre la región dorsal del tronco aumentan desde la región cervical a la lumbar, los problemas en la parte baja de la región dorsal del tronco son habituales.



MOVIMIENTO

Los músculos de la región dorsal del tronco incluyen los grupos extrínseco e intrínseco:
  • Los músculos extrínsecos de la región dorsal del tronco mueven los miembros superiores y las costillas.
  • Los músculos intrínsecos de la región dorsal del tronco mantienen la postura y mueven la columna vertebral. Estos movimientos incluyen la flexión (arqueamiento anterior), la extensión, la flexión lateral y la rotación.
Aunque la amplitud de movimiento entre dos vértebras cualesquiera es limitado, los efectos entre las vértebras son aditivos a lo largo de toda la longitud de la columna vertebral. Además, la libertad de movimientos y la extensión se ven limitadas en la región torácica en relación con la parte lumbar de la columna vertebral. Los músculos de la zona más anterior flexionan la columna vertebral.



En la región cervical, las dos primeras vértebras y los músculos asociados están específicamente modificados para soportar y mantener la cabeza erguida. La cabeza se flexiona y extiende en un movimiento de asentimiento sobre la vértebra C1, y la rotación de la cabeza tiene lugar a medida que la vértebra C1 se mueve sobre la vértebra C2.

¿QUIÉN PROTEGE EL SISTEMA NERVIOSO CENTRAL Y PERIFÉRICO?

El cerebro y la médula espinal constituyen el sistema nervioso central (SNC); los nervios craneales y espinales forman el sistema nervioso periférico (SNP).



La columna vertebral y las partes blandas asociadas de la región dorsal del tronco contienen la médula espinal y las partes proximales de los nervios espinales. Las partes distales de los nervios espinales penetran en otras regiones del cuerpo, incluyendo determinadas regiones de la cabeza.

COMPONENTES

HUESOS



Los principales huesos de la región dorsal del tronco son las 33 vértebras. El número y las características específicas de las vértebras varían dependiendo de la región del cuerpo a la cual están asociadas. Hay siete vértebras cervicales, doce torácicas, cinco lumbares, cinco sacras y tres o cuatro coccígeas. Las vértebras sacras se fusionan en un elemento óseo, el sacro. Las vértebras coccígeas son rudimentarias en su estructura, varían en número entre tres y cuatro y a menudo se fusionan en un cóccix único.

COMPOSICIÓN DE UNA VÉRTEBRA

Una vértebra típica consta de un cuerpo y un arco vertebrales.



El cuerpo vertebral está en posición anterior y es el principal componente del mantenimiento del peso del cuerpo. Aumenta en tamaño desde la vértebra C1 a la L5. Discos intervertebrales fibrocartilaginosos separan los cuerpos vertebrales de las vértebras adyacentes.

el arco vertebral está firmemente unido a la supeficie posterior del cuerpo vertebral por dos pedículos, que forman los pilares laterales del arco vertebral. El techo del arco vertebral está formado por las láminas derecha e izquierda, las cuales se fusionan en la línea media.

Los arcos vertebrales de las vértebras están alineados para formar las paredes lateral y posterior del canal vertebral, el cual se extiende desde la primera vértebra cervical (C1) hasta la última vértebra sacra (vértebra sacra S5). Este canal óseo contiene la médula espinal y sus membranas protectoras, conjuntamente con los vasos sanguíneos, tejido conjuntivo, grasa y la parte proximal de los nervios espinales.

El arco vertebral de una vértebra típica tiene varias extensiones características, que sirven para:
  • Inserción de músculos y ligamentos.
  • Palancas para la acción de los músculos.
  • Puntos de articulación con las vértebras adyacentes.
Una apófisis espinosa se proyecta en sentido posterior y generalmente inferior desde el techo del arco vertebral.

A cada lado del arco vertebral, una apófisis transversa se extiende lateralmente desde la zona donde la lámina contacta con el pedículo. Desde la misma zona, una apófisis articular superior y otra inferior se articulan con procesos similares en las vértebras adyacentes.

Cada vértebra también contiene elementos costales. En el tórax, estos elementos son grandes y forman costillas, las cuales se articulan con los cuerpos vertebrales y las apófisis transversas. En el resto de regiones, estos elementos costales son pequeños y están incorporados a las apófisis transversas. Ocasionalmente, se desarrollan en costillas en regiones diferentes del tórax, habitualmente en las regiones cervical inferior y lumbar superior.

MÚSCULOS



Se pueden clasificar los músculos de la región dorsal del tronco como extrínseco o intrínsecos en base a su origen embriológico y tipo de inervación.



Los músculos extrínsecos están implicados en movimientos de los miembros superiores y de la pared torácica y, en general, se encuentran inervados por los ramos anteriores de los nervios espinales. El grupo superficial de estos músculos está relacionado con los miembros superiores, mientras que la capa intermedia de músculos se asocia con la pared torácica.



Todos los músculos intrínsecos de la región dorsal del tronco son profundos en su localización y están inervados por los ramos posteriores de los nervios espinales. Soportan y mueven la columna vertebral y participan en los movimientos de la cabeza. Un grupo de músculos intrínsecos también mueve las costillas con relación a la columna vertebral.








No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada