Páginas vistas en total

sábado, 11 de junio de 2011

LOCALIZACIÓN DEL INFARTO DE MIOCARDIO. TOPOGRAFÍA ANATÓMICA



Recordemos la posición anatómica de las arterias coronarias.



La oclusión total de la ACD (arteria coronaria derecha) produce un IAM inferior, y/o posterior o de ventrículo derecho.



La elevación del ST en aVR será propia del IAM de ventrículo derecho. El bloqueo AV tipo Mobitz I se asocia con frecuencia al infarto inferior (ya que la arteria nodal sale de la coronaria derecha).



La oclusión del TCI (tronco coronario izquierdo) produce muerte súbita, por infarto masivo. La oclusión de la DA (coronaria descendente anterior) produce un IAM inferior. La oclusión del ACX (arteria coronaria circumfleja) produce IAM lateral.



Así, podemos relacionar la localización de la lesión con el trazado anormal en el ECG:
  • Derivaciones inferiores: DII, DIII, aVF
  • Derivaciones septales: V1,V2
  • Derivaciones anteriores: V3, V4
  • Derivaciones laterales: DI, aVL
  • Derivaciones apicales: V5, V6



Infarto Agudo de Miocardio Anteroseptal



* Se observa supraelevación clara del Segmento ST desde V1 hasta V4 y Q patológica en V1, V2 y V3.

Infarto Agudo de Miocardio Posterior

Vemos en V1-V3 una onda R alta que es la imagen especular de una onda Q (infarto de cara posterior).

El ST y T descendidos y convexos en V1-V3.

Tener en cuenta que todos estos datos ECG se acompañan de clínia de IAM y analítica (CPK-MB) que confirma el diagnóstico.



Infarto Ínfero (evolutivo) septo antero apical agudo.

Observar la elevación del segmento ST de forma "redondeada". Éste tipo de elevación corresponde generalmente a ruptura ventricular por aneurisma, provocado por el infarto evolutivo.

El corazón es uno de los motores importantes del ser humano y como decía Hemingway, el hombre tiene corazón aunque no siga sus dictados. Salomón, casi 1000 años antes de Cristo decía que el mejor tesoro que había que cuidar era el corazón porque de él emanaba la vida. Para Flaubert, en el siglo XIX, el corazón era la mayor riqueza del ser humano y no tenía precio porque ni se vendía ni se compraba, sólo se regalaba. Un proverbio Chino dice que lo mismo que nos cuidamos el cabello diariamente, deberíamos cuidarnos el corazón.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada