Páginas vistas en total

viernes, 10 de junio de 2011

TEJIDO ÓSEO / SISTEMA ESQUELÉTICO



El esqueleto es una estructura viva, activa, compleja, en proceso continuo de remodelación dinámica (forma y elimina tejido óseo nuevo y viejo respectivamente).



Los huesos están constituidos por diversos tejidos que funcionan de manera sistémica: óseo, cartilaginoso, conectivo denso, epitelial, y otros que generan la sangre, así como los tejidos adiposo y nervioso. Por todo esto, se considera cada hueso como un órgano. El conjunto estructural integrado por huesos y cartílagos se le denomina sistema esquelético. El estudio de la estructura ósea como el tratamiento de las enfermedades de los huesos se denomina osteología.

FÉMUR

HÚMERO


FUNCIONES

El tejido óseo y el esquelético desempeñan varias funciones:


  1. Sostén: los huesos constituyen el marco estructural del cuerpo, ya que brindan soporte a los tejidos suaves y aportan los puntos de inserción para los tendones de la mayoría de los músculos esqueléticos.
  2. Protección: los huesos protegen muchos órganos internos contra posibles lesiones. Por ejemplo, los huesos del cráneo protegen el encéfalo; las vértebras, la médula espinal, y la caja torácica, el corazón y los pulmones.
  3. Movimiento: cuando los músculos se contraen, tiran de los huesos y con ello producen movimientos.
  4. Homeostasis de minerales: el tejido óseo almacena varios minerales, en especial calcio y fósfor, lo cual contribuye a la resistencia de los huesos, que a su vez pueden liberar estos elementos en el torrente sanguíneo con el fin de mantener el equilibrio decisivo de minerales y distribuirlos a otros órganos.
  5. Producción de células sanguíneas: en ciertas partes de algunos huesos, el tejido conectivo llamado médula ósea roja lleva a cabo un proceso denominado hemopoyesis para producir eritrocitos, leucocitos y plaquetas. La médula ósea roja, que es uno de los dos tipos de médula ósea, consta de células sanguíneas en desarrollo dentro de una red fibras reticulares. También contiene adipocitos, macrófagos y fibroblastos.
  6. Almacenamiento de triglicéridos: en los neonatos, toda la médula ósea es roja y participa en la hemopoyesis. Sin embargo, la producción de células sanguíneas disminuye con el paso de los años y la mayor parte de la médula ósea roja se vuelve amarilla. La médula ósea amarilla consiste principalmente en adipocitos y unas cuantas células sanguíneas dispersas.







ESTRUCTURA

 
PARTES DE UN HUESO LARGO
  
Un hueso largo es el que tiene mayor longitud que anchura. Sus partes características son las siguientes:



  1. La diáfisis es el cuerpo o porción cilíndrica principal del hueso.
  2. La epífisis son los extremos proximal y distal del hueso.
  3. Las metáfisis son las regiones de los huesos maduros donde las diáfisis se unen con la epífisis. Durante el crecimiento de los huesos, las metáfisis comprenden la placa epifisaria, el lugar donde el cartílago es reemplazado por tejido óseo. Dicha placa se forma de cartílago hialino, el cual permite que la diáfisis aumente en longitud, pero no en anchura.
  4. El cartílago articular constituye una capa delgada de cartílago hialino que cubre la parte de la epífisis donde un hueso se articula con otro. Este cartílago reduce la fricción y absorbe impactos que sufren las articulaciones de movimientos libres.
  5. El periostio es una vaina resistente de tejido conectivo denso e irregular; rodea la superficie ósea que no está cubierta por el cartílago articular. Esta capa contiene las células formadoras de tejido óseo, gracias a las cuales el hueso aumenta su diámetro o grosor, pero no su longitud. Además, protege el hueso, participa en la reparación de fracturas, la nutrición ósea y sirve como punto de inserción para tendones y ligamentos.
  6. La cavidad medular corresponde al espacio interno de la diáfisis que contiene la médula ósea amarilla grasa.
  7. El endostio es una membrana que contiene células formadoras de hueso y recubre la cavidad medular.
Todos los grandes pensadores han hablado alguna vez sobre los huesos, unos con acierto, otros con dramatismo y algunos hasta con humor. Gandhi en su marcha no violenta dijo que podrían golpearle, romperle los huesos, matarle e incluso coger su cadáve, pero nunca obtendrían su obediencia. Bob Dylan expresó en una ocasión que los cráneos de los muertos, apilados, alineados como ladrillos, consolidados a trechos por huesos grandes y muy prolijamente limpios, parecían formar los cimientos sobre los cuales se habían levantado las paredes de la sacristía. Peter Ustinov dejó dicho que los padres eran los huesos con los que los hijos afilaban sus dientes, una gran realidad de la vida. Lo cierto es que la investigación de las enfermedades han avanzado tanto que es difícil encontrar a alguien que esté completamente sano, tal y como indicaba Aldous Huxley.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada