domingo, 28 de agosto de 2011

DERMATOLOGÍA DEL ADULTO (XI)

CÁNCER DE PIEL NO MELANOMA



La dermatitis de contacto y el cáncer cutáneo no melanoma son los trastornos cutáneos ocupacionales más frecuentes en Norteamérica. Los trabajos que suponen la máxima exposición solar predisponen al cáncer de piel e incluyen los socorristas, trabajadores de correos y trabajadores de la construcción. Pueden desarrollarse queratosis actínicas, carcinomas basocelulares, carcinomas escamosos y melanoma.

DERMATITIS POR PAREBÉN



La dermatitis de contacto ocupacional pude ser irritativa o alérgica. Los hallazgos típicos de una dermatosis ocupacional son que empeora con el trabajo y mejora o se resuelve durante las vacaciones. A menudo es necesario un estudio cuidadoso del lugar de trabajo y un examen de los registros de materiales para resolver el problema clínico. Puede presentarse una dermatitis grave que no responde al tratamiento estándar. Las pruebas de alergia epicutáneas pueden poner de manifiesto una alergia al parabén presente en el limpiador de manos del lugar de trabajo.

DERMATITIS POR GOMA



Unas pruebas de alergia epicutáneas en un paciente que su dermatitis mejora durante las vacaciones y reaparece cuando comienza a trabajar  puede hacer que se encuentre una alergia a la goma. El trabajo puede consistit en contar y empaquetar dinero, lo que requería llevar una cinta de goma alrededor de la mano justo en la zona de la dermatitis.

URTICARIA DE CONTACTO POR LÁTEX



El látex es la savia lechosa del árbol brasileño del caucho. Debido a su fuerza y elasticidad, se emplea en una amplia serie de productos médicos. Desgraciadamente, la alergia al látex es un problema creciente. Los pacientes alérgicos al látex presentan lesiones urticariformes al cabo de segundos y hasta 45 minutos después de la exposición. También puede aparecer asma y anafilaxia. Suelen coexistir alergias alimentarias, por ejemplo el aguacate, plátano, kiwi, papaya o castaña. Las pelotas, bolas de goma y preservativos también pueden ser una fuente de látex. El paciente puede presentar urticaria al cabo de 5 minutos de contacto con un guante de goma.



LEUCODERMIA QUÍMICA



Hay diversos productos químicos que cuando entran en contacto con la piel pueden dar lugar a una mancha blanca o leucodermia. Las posibles causas incluyen hidroquinosas, catecoles, fenoles y mercaptoaminas. Todas ellas se encuentran habitualmente en limpiadores y pesticidas. El paciente puede presentar despigmentación local por un desinfectante que contiene ortofenilfenol y anfilfenol paraterciario. Otras causas de la leucodermia química son la difenciprona (empleada en ocasiones para inducir dermatitis de contacto alérgica para tratar, por ejemplo, la alopecia areata) y la parafenildiamina (utilizada en los productos colorantes del cabello). Los cambios de la leucodermia química pueden resultar indistinguibles del vitítilo.





No hay comentarios:

Publicar un comentario