lunes, 1 de agosto de 2011

TEJIDO ÓSEO ESPONJOSO

TEJIDO ÓSEO ESPONJOSO



A diferencia del hueso compacto, el tejido óseo esponjoso no contiene osteonas verdaderas, sino que consta de laminillas dispuestas en una red irregular de columnas delgadas de hueso, llamadas trabéculas. Los espacios macroscópicos que existen entre las pertenecientes a algunos huesos están llenos de médula ósea roja, que es la encargada de producir células sanguíneas. Dentro de cada trabécula hay osteocitos situados en lagunas a partir de las cuales se irradian los canalículos. Los osteocitos trabeculares reciben directamente nutrimentos de la sangre que circula por las cavidades medulares.



El tejido óseo esponjoso constituye la mayoría de los huesos (tanto los cortos, como los planos y los de forma irregular), casi todas las epífisis de huesos largos y una franja angosta alrededor de la cavidad medular de la diáfisis de huesos largos.



A primera vista, la estructura de las osteonas del tejido óseo compacto parece muy organizada, mientras que las trabéculas del hueso esponjoso dan la impresión de tener una organización menor. Sin embargo, estas últimas se orientan de manera precisa a lo largo de las líneas de esfuerzo, una característica que permite a los huesos resistir esfuerzos y transferir fuerzas sin romperse. El tejido esponjoso se localiza principalmente en los sitios donde los huesos no están sometidos a esfuerzo muy intenso o donde éste se aplica desde muchos puntos situados en distintas direcciones.



El tejido óseo esponjoso difiere del compacto en dos aspectos: en primer término, es ligero, lo cual reduce el peso global de los huesos, que pueden moverse más fácilmente cuando un músculo ejerce tracción sobre ellos. En segundo lugar, las trabéculas sirven de receptáculo y protección a la médula ósea roja. en adultos, el tejido óseo esponjoso de los huesos de la cadera, las costillas, el esternón, la columna vertebral y los extremos de los huesos largos, es el único lugar donde hay médula ósea roja y por tanto hematopoyesis.


No hay comentarios:

Publicar un comentario