sábado, 10 de septiembre de 2011

CONSEJOS PARA LOS PACIENTES QUE PADECEN CÁNCER




No deben tomarse suplementos de hierro con demasiada frecuencia, ya que su exceso puede reducir la capacidad de eliminar células anormales, propia de los linfocitos y los macrófagos del sistema inmunitario. El hierro, además, estimula la proliferación y reproducción celular, un elemento clave en el desarrollo del cáncer.

CÉLULA DE CÁNCER CEREBRAL


Conviene tomar jugo de remolacha roja, tanto de la raíz como de sus hojas. Si bien es un alimento relativamente rico en hierro, lo es también en muchos pigmentos antioxidantes. 

PROGRESO DE UN CÁNCER


Lo mismo puede decirse del jugo de zanahoria, que es rico en beta-caroteno, y de los jugos de col, manzana y espárragos (también son deliciosos al natural). Los jugos de fruta se tomarán preferentemente por la mañana y los de verduras al mediodía o por la noche. Es importante tomarlos recién hechos.

PROPAGACIÓN DE UN CÁNCER


Es muy recomendable comer cebollas y ajos en buena cantidad, tanto crudos como cocidos. También pueden tomar diez almendras cada día (sin tostar; es mejor comprarlas con cáscara), que pueden sustituirse por piñones y nueces.

CÁNCER GÁSTRICO SUPERFICIAL


Dieta

La dieta en general debe ser mayoritariamente vegetariana, con abundancia de cereales integrales, vegetales de la familia de las crucíferas (col, coliflor, nabos, mostaza, coles de Bruselas) y vegetales de colores intensos (ricos en pigmentos: carotenos, flavonoides, antocianinas). Los alimentos que no deben faltar en la dieta son los siguientes:

  • Arroz y pan integral, avena, mijo.
  • Brécol verde, col, coles de Bruselas.
  • Jugo de alfalfa y alfalfa germinada.
  • Zanahoria, melón (cuanto más amarillo mejor), calabaza.
  • Moras, arándanos (mirtilos), uva negra, ciruelas.
  • Frutos secos comprados con la cáscara, sin tostar, de la máxima frescura posible (son ricos en vitamina E).
  • Legumbres secas, especialmente judías pintas o rojas,  guisantes y lentejas.

CÁNCER DE PULMÓN
CÁNCER DE PULMÓN


Los alimentos que deben rechazarse son, en cambio:

  • Alimentos procesados (precocinados, etc.).
  • Grasas saturadas (cerdo, vaca) e hidrogenadas (margarinas, bollería industrial).
  • Sal (mejor utilizar sustitutos).
  • Azúcar (si bien puede sustituirse por miel pura o sirope de savia, en especial de arce).
  • Alcohol, café y tés fermentados. 

CÁNCER DE CUELLO UTERINO


Hábitos de vida

CÁNCER DE ESÓFAGO


La aparición de un trastorno tan grave como el cáncer obliga a cambiar por completo nuestra vida cotidiana. A partir de ese momento habrá que seguir, por lo menos, las indicaciones siguientes:

CÁNCER DE MAMA

  • Dejar de fumar radicalmente.
  • Evitar a toda costa cualquier tipo de aceite hidrogenado.
  • Reducir el consumo excesivo de azúcares y harinas blancas.
  • Practicar ejercicio físico regularmente, aunque con moderación.

CÁNCER DE PRÓSTATA

No hay comentarios:

Publicar un comentario