sábado, 10 de septiembre de 2011

LA TERAPIA HOXSEY PARA LA PREVENCIÓN DEL CÁNCER


NOTA PREVIA: ESTA TERAPIA FUE RECHAZADA POR LOS EEUU. Y LA FDA.

DR. JOHN HOXSEY



Esta terapia es un remedio popular para la prevención del cáncer. Si bien en la década de 1940 se utilizaba libremente en Estados Unidos, hoy en día sólo se aplica en la clínica Hoxsey de Tijuana, en México, debido a las leyes restrictivas que existen en su país de origen sobre fármacos no convencionales. 

La historia de la fórmula Hoxsey se remonta a 1840, cuando John Hoxsey observó que uno de sus caballos se había curado de un tumor comiendo algunas hierbas del pasto. Empezó a estudiarlas e ideó una fórmula elaborada exclusivamente con hierbas de este tipo. El tratamiento Hoxsey se hizo tremendamente popular a pesar de las críticas de la medicina ortodoxa y de alguna demanda que fue ganada por los Hoxsey. Sin embargo, a partir de 1963 no se le permitió el uso del remedio en Estados Unidos y tuvo que cerrar la clínica de Virginia y trasladarse a Tijuana, en México. Hoxsey opinaba que el tratamiento del cáncer debía ser general, intentando cambiar profundamente las características de los fluidos orgánicos, que están siempre alterados.

Además, decía Hoxsey, 'creo que el esfuerzo del organismo para adaptarse a un medio ambiente nuevo y anormal producido por desequilibrios de tipo químico, produce muchas mutaciones y la creación de nuevas células en el cuerpo; estas células mutadas son radicalmente diferentes a las que las originaron y ocasionalmente, alguna de ellas encuentra su medio ambiente ideal en el nuevo sustrato, creciendo de forma desproporcionada; es lo que conocemos por el nombre de cáncer'.

Hoxsey opinaba que debíamos restituir el medio ambiente ideal, para impedir que estas células cancerosas tengan su sustrato de crecimiento adecuado. Si se consigue esto, el tumor deja de multiplicarse e incluso puede desaparecer.

La fórmula Hoxsey contiene diversas plantas, como regaliz (Glicirrhyza glabra), trébol rojo (Trifolium pratense), raíz de bardana (Arctium lappa), raíz de agracejo (Berberis vulgaris), cáscara sagrada (Rhamnus purshiana), corteza de frángula (Rhamnus frangula) y algunas plantas típicamente norteamericanas como fitolaca (Phytolacca americana), raíz de stillingia (Stillingia sylvatica) y zantoxilo (Zantoxyllum americanum). Al igual que en el caso del essiac, encontramos algunos aspectos interesantes de sus ingredientes. La regaliz tiene una acción hepatoprotectora que está en estudio (el hígado es uno de los órganos que puede eliminar las células metastásicas de los tumores). Las plantas laxantes como la frángula o la cascara sagrada contienen rhamnósidos y otros glucósidos laxantes que en cantidades moderadas han demostrado ser capaces de reducir los tumores en animales de experimentación. El trébol rojo, por otra parte, es muy rico en estrógenos vegetales, que se han demostrado útiles en la prevención de ciertos tipos de cáncer, como el de mama o el de próstata.

Esta fórmula para tomar por la boca se complementaba con tratamientos externos que incluían sulfuro de arsénico, talco y azufre (preparación amarilla), y trisulfuro de antimonio, cloruro de zinc y polvo de sanguinaria (preparación roja), que servían para aplicar directamente encima de los tumores que tenían una salida externa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario