lunes, 10 de octubre de 2011

MANUAL DE PRIMERA MANO

En un mundo cada vez más incierto, nos debemos preparar para cualquier situación de supervivencia en la que nos podamos encontrar. Deberíamos estar preparados para cualquier peligro imaginable y saber como enfrentarnos a ellos. Debríamos estar preparados mental y físicamente, estar preparado es para tener seguridad en tí mismo a pesar de los pronósticos y permitirnos adaptarnos cuando las cosas no vayan todo lo bien que debieran.

Deberíamos saber convertirnos en nuestros propios médicos, dentistas, navegantes y cocineros, porque con frecuencia existen situaciones imprevisibles y se ha de vivir de lo que ofrece el terreno. Deberíamos saber hacer frente ante cualquier situación y problema, tanto si han sido causados por el hombre como por la naturaleza, y tener los mecanismos y conocimientos para poder desarrollar técnicas que nos permitan sobrevivir en cualquier lugar. 

Poder viajar más económicamente nos ha abierto al mundo y virtualmente no hay lugar en el planeta que no se pueda visitar. Si a esto, añadimos factores como el incremento de tiempo libre, la riqueza y la información que recibimos de programas de televisión, significa que nos estamos volviendo más aventureros y que estamos más informados sobre el mundo que nos rodea.



Pero durante los últimos 12 años el mundo se ha convertido en un lugar más inestable. El instinto de supervivencia nunca cambiará, ni tampoco la asombrosa capacidad de aguante del cuerpo humano. Aún así, también deberíamos tener en cuenta que, al volvernos más civilizados, vamos olvidando las destrezas para sobrevivir que poseían nuestros antepasados. Por ello, sin duda es importante que tengamos unos mínimos conocimientos y habilidades para estar preparados para cualquier cosa que surja. Saber qué hacer ante una emergencia, puede ser traspasar la línea entre la vida y la muerte y se puede convertir en tu seguro de vida.



Puedes quedarte aislado en cualquier parte del mundo, desde el hielo del Ártico hasta el desierto, desde los bosques tropicales hasta el océano abierto, y los problemas para sobrevivir son los mismos para todo ser humano. En zonas inestables, lo mejor puede ser pasar inadvertido por riesgo de secuestro. Cada ambiente requiere unas técnicas de supervivencia específicas. Las montañas, las jungla, las llanuras y los pantanos pueden también parecer peligrosos para los seres humanos; pero cada uno de estos ambientes nos ofrece algún tipo de apoyo que puede ser explotado para conseguir comida, combustible, agua y refugio si sabemos cómo obtenerlos. Los efectos del clima son muy importantes. Deberíamos saber como hacer frente al frío intenso y cómo sobrevivir a un calor abrasador; ambos imponen dificultades diferentes al ser humano.



También deberíamos saber cómo funciona el cuerpo humano y cómo reaccionamos en diferentes ambientes y situaciones, siempre debemos adaptarnos a las circunstancias. Deberíamos fijarnos en la pirámide fundamental de la vida: motivación para vivir, conocimiento y medios que disponemos.



Aunque sea un esfuerzo físico enorme escapar de una situación peligrosa o límite, debemos saber que sobre todo es un esfuerzo mental. Después de la emoción del incidente y cuando la adrenalina se ha estabilizado, conlleva una gran firmeza mental el continuar. Lo que nos mantiene en marcha es el instinto básico, mejor referido como la motivación de vivir.

MOTIVACIÓN DE VIVIR

La motivación de vivir es el fundamento para sobrevivir ante cualquier situación inesperada. Podemos valorar nuestra fortaleza física, pero no nuestra fortaleza mental. Motivación de vivir significa no rendirse nunca a pesar de la situación. Es muy tranquilizador saber que no hay nada en esta tierra que no podamos afrontar  ni lugar en el que no podamos sobrevivir. Siempre y cuando sigamos los principios básicos de supervivencia, nos preparemos e impongamos este deseo de vivir, seremos capaces de superar cualquier adversidad. Algunas personas tienen una motivación más fuerte que otras, pero todos somos capaces de mejorar la situación adversa.



Algunos de nosotros recurrimos a la religión en momentos de tensión; otros piensan en sus seres queridos. El miedo al fracaso o a decepcionar a los compañeros ayuda a fortalecer nuestra motivación para vivir. 

CONOCIMIENTO



Por encima de nuestro fundamento tenemos conocimiento. Cuanto más sepamos, más fácil nos será sobrevivir. El conocimiento desvanece el miedo. Deberíamos estar siempre informados sobre la infraestructura médica de la región a la que viajamos en particular e informarnos de cómo funcionan exactamente los servicios de emergencia.

MEDIOS INDISPENSABLES



Los medios que deberíamos tener deberían ser mínimos y deberíamos tener un conocimiento muy profundo de sus usos y capacidades. Existen objetos esenciales que nunca hay que dejar en casa, como son abrelatas, cuchillo, brújula y una radio o un teléfono. Pero aún con todo esto, deberíamos saber improvisar y utilizar lo que nos rodea para mantenernos en una situación de supervivencia.

Deberíamos tener criterio propio en la elección de los alimentos vegetales, por ejemplo, son el único método seguro para tener la certeza de si una fruta o una hoja específica es comestible o venenosa. Siempre existe un riesgo mínimo, las reacciones tóxicas pueden ser muy peligrosas para ciertas personas. 



Nunca deberíamos olvidar que es importante conservar nuestro entorno, evitar la crueldad con los animales y no violar las leyes por la aplicación de alguna técnica para sobrevivir.


No hay comentarios:

Publicar un comentario