sábado, 8 de octubre de 2011

ESTUDIO DE TRASTORNOS PSIQUIÁTRICOS COMPLEJOS

ENFERMEDAD MENTAL 

Una nueva técnica abre una nueva perspectiva para el estudio de trastornos psiquiátricos complejos,

Ningún órgano del cuerpo humano se resiste más a a su estudio que el cerebro. Se pueden examinar células vivas de hígado, pulmones y corazón, pero hacer una biopsia de cerebro resulta, por diversas razones, más problemático. Dado que es imposible observar células humanas vivas en acción, los científicos han visto entorpecidos sus esfuerzos por comprender los trastornos psiquiátricos. Se ha hallado, no obstante, un nuevo enfoque prometedor, que podría revolucionar el estudio y el tratamiento de enfermedades como la esquizofrenia, el autismo y el trastorno bipolar. Un equipo del Instituto Salk de Estudios Biológicos de la Jolla, California, sustrajo células epiteliales de un paciente con esquizofrenia, las convirtió en células madre adultas y después hizo que dichas células madre crecieran hasta formar neuronas. El conjunto de células cerebrales resultante permitió a los neurocientíficos observar por primera vez, a tiempo real, la esquizofrenia humana a nivel celular. Otro equipo, de la Universidad Stanford, convirtió células epiteliales humanas directamente en neuronas, sin pasar por la fase de células madre, aumentando la eficiencia del proceso. Ambos grupos publicaron en fecha reciente sus resultados en la revista Nature.

Neuronas de un paciente con esquizofrenia.


Los científicos ya habían observado los mecanismos patológicos de la anemia de células falciformes y las arritmias cardíacas fuera del organismo, pero el equipo del Instituto Salk, dirigido por Fred H. Gage, es el primero que aplica este enfoque a un trastorno neuropsiquiátrico genéticamente complejo. Descubrieron que las neuronas obtenidas de pacientes con esquizofrenia formaban menos conexiones unas con otras que las obtenidas de pacientes sanos. En relación a este déficit, también observaron que casi 600 genes se expresaban de forma alterada cuatro veces más de los que se creía. Según Gage, este enfoque podría mejorar los tratamientos: los psiquiatras podrían someter a cribado gran variedad de medicamentos para hallar el más eficaz para cada paciente.

A pesar de la novedad de esta línea de investigación, las perspectivas son prometedoras. "Este estudio abre un área de trabajo completamente nueva", señala Daniel Weinberger, director del Programa de Genética, Cognición y Psicosis del Instituto Nacional de Salud Mental. Aún no está claro qué respuestas podrán hallarse con el enfoque de las células madre, pero, al convertir en accesible lo que antes era inaccesible, se abre la puerta a preguntas que, hasta ahora, no podían formularse.

No hay comentarios:

Publicar un comentario