sábado, 5 de noviembre de 2011

PENSAMIENTO POSITIVO

Desde los grandes atletas hasta los entusiastas de la autoayuda, los partidarios del pensamiento positivo (imaginar el éxito de nuestros objetivos y deseos) creen que este pensamiento supone una ayuda infalible para lograr una meta. Si bien algunos estudios han apoyado esta idea en el pasado, ahora los investigadores consideran que debe matizarse: pintar un futuro demasiado rosa podría dañar nuestras posibilidades de éxito.



Una explicación propone que un pensamiento idealizado puede perjudicar la motivación, como indica un estudio publicado a comienzos de este año en el Journal of Experimental Social Psychology. Los investigadores pidieron a estudiantes universitarios que fantaseasen con resultados positivos ante ciertas situaciones, como gozar de un aspecto atractivo con zapatos de tacón alto, ganar un concurso de ensayos o conseguir un sobresaliente en un examen. Después, evaluaron el efecto de las fantasías sobre los participantes y la forma en que, en realidad, se desarrollaron los acontecimientos.



Los más soñadores sufrieron una disminución de la presión arterial y refirieron experiencias peores que los probandos más realistas o incluso que aquellos pesimistas. Para evaluar cómo transcurrieron los hechos en la vida real, los investigadores compararon las listas de objetivos que los participantes habían redactado con lo que realmente habían conseguido; también confiaron en la información aportada por los propios individuos. 



Cuando un ser humano fantasea sobre algo, sobre todo si se trata de algo muy positivo, es casi como si lo estuviera viviendo, afirma Heather Barry Kappes, de la Universidad de New York y coautora del estudio. Eso engaña al cerebro, que cree que el objetivo ya se ha conseguido, y reduce los incentivos para esforzarse por lograrlo. Los resultados podrían ser mejores si, en lugar de ignorar los obstáculos, se piensa en cómo superarlos.



Esta actitud podría aplicarse también al deporte. Un estudio publicado en el mes de julio en Perspectives on Psychological Findings sugiere que la revisión mental de todos los pormenores de una prueba atlética puede resultar más beneficiosa que imaginarse un resultado óptimo. Se trata de pensamiento positivo, pero con instrucciones, afirma Antonis Hatzigeorgiadis, de la Universidad de Tesalia y autor principal del estudio.


No hay comentarios:

Publicar un comentario