miércoles, 30 de noviembre de 2011

PUBERTAD

En algún momento entre la infancia y la edad adulta se produce un aumento de hormonas sexuales que desencadena el desarrollo sexual. Los genitales maduran, y la actividad hormonal relacionada con ellos posibilita las relaciones sexuales y la reproducción.



Los cambios físicos que caracterizan la pubertad provocan que los cuerpos de chicos y chicas se vuelvan fértiles y resulten atractivos al sexo opuesto. La pubertad suele comenzar entre los 8 y los 14 años en las chicas, y entre los 10 y los 15 en los chicos. Para ellas, el primer signo es el inicio del desarrollo de los pechos, mientras que los chicos notan que sus genitales comienzan a aumentar de tamaño. Para ambos sexos, estos cambios van seguidos de la aparición de vello en la zona genital y en las axilas.

La pubertad suele ser un período de rápido crecimiento físico. Tras la aparición del vello corporal, la glándula pituitaria libera la hormona llamada somatotrofina en el cerebro para estimular el crecimiento de los huesos y los músculos.

Por lo general, las chicas experimentan este crecimiento antes que los chicos. Alrededor de los doce años suelen ser más altas que los chicos de su edad, pero a los quince son ellos los más altos. La mayoría de las chicas se acercan a su altura adulta cuando comienzan a menstruar. La forma del cuerpo también cambia: las chicas ganan en grasa corporal y las caderas se ensanchan; los chicos adquieren más tejido sin grasa, de modo que el porcentaje global de grasa corporal desciende, y los hombres y el pecho se ensanchan más que sus caderas.

DESARROLLO SEXUAL MASCULINO



En los chicos, la hormona foliculoestimulante (FSH) desencadena el desarrollo y la producción de esperma, mientras que la hormona luteinizante (LH) provoca la producción de testosterona. Ésta es la hormona masculina más importante, responsable de un modo u otro del desarrollo de la mayor parte de las características sexuales secundarias.

El 95% de testosterona se secreta en los testículos, y el porcentaje restante lo hace en las glándulas suprarrenales. Además de los cambios sexuales, la testosterona hace que los extremos de los huesos se fusionen o se cierren, lo que pone fin al crecimiento de chicos y chicas. Los testículos y el escroto responden a la secreción de testosterona incrementando su tamaño. La superficie del escroto se torna más arrugada, roja y oscura, mientras que el pene se alarga y se ensancha. Más tarde, crece el vello púbico y axilar, seguido del facial y pectoral. Los testículos, el escroto y el pene continúan creciendo.



La testosterona también provoca el aumento de la próstata y de la laringe. Las cuerdas vocales se alargan y se tornan más gruesas, por lo que la voz se hace más profunda. Mientras esto ocurre, algunos chicos sienten molestias en la garganta durante algunas semanas, pero para la mayoría el cambio es gradual y carece de síntomas.



Entre el 30% y el 50% de los chicos púberes desarrollan un ligero incremento en el tamaño de uno o ambos pechos. Conocido como ginecomastia, este fenómeno es el resultado de un exceso de estrógenos en el cuerpo, y puede provocar una gran ansiedad entre los chicos y sus familias; por lo general, se presentan dudas sobre la masculinidad del afectado. En la mayoría de los casos, la ginecomastia desaparece de forma espontánea en el plazo de un año.

DESARROLLO GENITAL MASCULINO 




  • ETAPA 1: El escroto se encuentra pegado al cuerpo.
  • ETAPA 2: Los testículos aumentan de tamaño y el escroto cuelga más abajo.
  • ETAPA 3: Los testículos continúan aumentando y el pene se alarga.
  • ETAPA 4: El pene aumenta y crece el ello púbico. La piel del pene y del escroto se oscurece
  • ETAPA 5: El pene se alarga y aumenta de diámetro hasta alcanzar su estado adulto. Los testículos adquieren su funcionalidad definitiva.
Existen 5 etapas en el desarrollo del pene y los testículos. La primera presenta los genitales inmaduros de la infancia. Al llegar a la última etapa, los órganos se convierten en sexualmente maduros y posibilitan la reproducción.

Las erecciones tienen lugar incluso cuando no se está excitado sexualmente, esta afirmación es verdadera porque durante la pubertad, los chicos tienen unos niveles muy altos de testosterona, que provoca erecciones espontáneas. Esto puede resultar muy incómodo, pero no es inusual o anormal. También puede ocurrir en los chicos prepuberales.

COMIENZO DE LA PUBERTAD



El modo en que comienza la pubertad no nos es del todo conocido. Los científicos creen que existe un mecanismo inhibitorio en el cerebro que desaparece en la pubertad. La parte del cerebro conocida como hipotálamo libera una gran cantidad de hormonas que dan lugar al comienzo de este período, tanto en las chicas como en los chicos.



La hormona desencadenante se conoce como hormona liberadora de gonadotrofina (GRH). Viaja hasta la glándula pituitaria (localizada bajo el hipotálamo) y ésta, a continuación, secreta dos importantes hormonas: la foliculoestimulante (FSH) y la luteinizante (LH). Estas hormonas viajan a través de la sangre y hacen que los ovarios y los testículos se tornen activos por primera vez.

Antes de comenzar a menstruar, un cuarto del cuerpo de las chicas debe estar compuesto de grasa. Ésta es la razón por la que el desarrollo de las caderas y los pechos durante la pubertad se considera importante para la aparición de la menstruación. Cuando el nivel de grasa corporal en las chicas es bajo, la glándula pituitaria no libera la cantidad necesaria de hormonas para que la menstruación pueda tener lugar.

FLUJO DE HORMONAS



La pubertad comienza cuando el cerebro libera una gran cantidad de mensajeros químicos, las hormonas. El chico o la chica adolescente no será consciente de esta actividad hormonal hasta que comiencen los cambios corporales.

OVULACIÓN




Cuando los ovarios entran en actividad por primera vez, el ovario libera un óvulo. Se trata de un acontecimiento que continuará ocurriendo de forma periódica durante el resto de la vida fértil de la mujer.

EYACULACIÓN

El equivalente masculino de la primera menstruación en las chicas es la primera eyaculación. Se denomina espermarquía y suele tener lugar a la edad de trece años aproximadamente. La primera eyaculación se produce, por lo general, por la noche, y se conoce como polución nocturna (o, más comúnmente, "sueño húmedo"). Aproximadamente el 75% de los púberes experimentan estas poluciones, mientras que en los adultos el porcentaje es muy bajo. Por lo general, se producen durante la fase de sueño REM (con movimiento ocular rápido).




La eyaculación durante la pubertad no es garantía de fertilidad; simplemente indica que la producción de esperma está comenzando y que los testículos y la próstata desarrollan correctamente sus funciones secretoras.

DESARROLLO SEXUAL FEMENINO



En la pubertad, ambos sexos experimentan un rápido desarrollo físico a medida que el cuerpo cambia para alcanzar la madurez sexual.

CAMBIOS EN LAS CHICHAS: 
  • Crecimiento de los pechos y los pezones.
  • Comienzo de la menstruación.
  • Aumento de las secreciones vaginales.
  • Los labios mayores y menores de la vagina aumentan de tamaño.
  • La vagina se alarga y se ensancha.


CAMBIO EN LOS CHICOS Y LAS CHICAS:
  • Aumento de estatura.
  • Las glándulas sebáceas se activan y el acné se convierte en una característica común.
  • Las glándulas sudoríparas de las axilas y los genitales se activan y aparece el olor corporal de adulto.


CAMBIO EN LOS CHICOS:
  • La voz se torna más profunda.
  • La masa muscular comienza a aumentar.
  • El pene y los testículos aumentan de tamaño.
  • La eyaculación ya es una posibilidad real.
  • Crece el vello facial.


En las chicas, la liberación de las hormonas foliculoestimulantes (FSH) y luteinizante (LH) ordena a los ovarios que produzcan estrógenos, que a su vez provocan el desarrollo de las características sexuales femeninas. Los pechos comienzan a crecer, aunque no de forma regular. Es normal que un pecho sea ligeramente más grande que el otro hasta alcanzar la madurez sexual, cuando serán aproximadamente del mismo tamaño. 






El vello púbico comienza a aparecer en el pubis a modo de triángulo, y también en los labios mayores que rodean la vagina. En un porcentaje aproximado del 45% de las chicas, el crecimiento del vello púbico tiene lugar antes que el de los pechos. En las axilas aparece vello, y el fino y sedoso de las piernas se torna grueso.




El útero crece y los genitales exteriores se oscurecen y se tornan más prominentes. La vagina también aumenta de tamaño, y en ella puede producirse alguna ligera secreción. La oleada de estrógenos que se produce en la pubertad puede hacer que la piel resulte más grasa y con tendencia a sufrir acné.




LA CAUSA DEL ACNÉ




El sebo es una sustancia grasienta de la piel secretada por las glándulas sebáceas. El exceso de la producción de sebo en la pubertad puede dar como resultado una piel grasa y acné.




MENARQUÍA




El desarrollo más importante en la pubertad es la aparición de la menstruación, un acontecimiento denominado menarquía. Normalmente se produce entre los nueve y los diecisiete años, aunque en las sociedades occidentales la edad media está en los once o doce años. Existen varias causas de la menarquía tardía o amenorrea primaria. El bajo peso corporal provocado por la ANOREXIA NERVIOSA o el exceso de ejercicio puede inhibir la aparición de la menstruación.

Tras la menarquía, los períodos menstruales son irregulares durante una temporada, ya que cabe la posibilidad de que se ovule unos meses y otros no. En ocasiones transcurren dos años hasta que el ciclo se regulariza.








No hay comentarios:

Publicar un comentario