viernes, 2 de diciembre de 2011

VACUNA PAR EL VIH / SIDA

"CONTAR CON UNA VACUNA PREVENTIVA 
PARA EL VIH / SIDA 
ES UNO DE LOS RETOS MÁS IMPORTANTES 
EN EL CAMPO DE INVESTIGACIÓN 
DE ESTA ENFERMEDAD"


Entrevista al Dr. Josep Mª Gatell, Jefe del Servicio de Enfermedades Infecciosas del Hospital Clínic de Barcelona y codirector del HIVACAT (Centro Catalán de Investigación y Desarrollo de Vacunas contra el Sida)



El día 1 de diciembre se celebra en todo el planeta el Día Mundial del VIH/SIDA. Este año, además, se cumplen 30 años desde que se descubrieron los primeros casos de esta infección en el mundo. A día de hoy, el VIH/SIDA continúa sin tener cura pero contamos con tratamientos eficaces que nos permiten un buen control de la enfermedad si diagnosticamos precozmente el virus. El Dr. Josep María Gatell, Jefe del Servicio de Enfermedades Infecciosas del Hospital Clínic de Barcelona es uno de los más reconocidos expertos en materia de VIH/SIDA y hemos hablado con él para que nos cuente un poco más sobre esta enfermedad que padecen 30 millones de personas en todo el mundo.


¿Cuál es la diferencia entre estar infectado por VIH y pasar a desarrollar SIDA?

Estar infectado por cualquier tipo de infección quiere decir que se ha entrado en contacto con el virus y el virus se ha desarrollado en tu organismo y se está replicando. Este virus puede estar replicándose durante años y va destruyendo de manera lenta el sistema inmunitario disminuyendo las defensas del organismo. Cuando el sistema se ha destruido más allá de un determinado límite entonces pueden surgir complicaciones y cuando aparecen estas primeras complicaciones, que en el argot médico llamamos infecciones oportunistas, es cuando en lugar de aplicar la palabra infección, aplicamos la palabra SIDA.
Este es el transcurso normal de la enfermedad pero si esta persona infectada se diagnostica antes de que sus defensas hayan sido destruidas se le aplica un tratamiento. Entonces la evolución cambia, las defensas no continúan destruyéndose y no llegan a aparecer las infecciones oportunistas y, por tanto, no se llega a lo que llamamos SIDA.
¿Qué diferencia los dos tipos de virus VIH existentes (el tipo 1 y el tipo 2?

El 99% de las infecciones que hay en el mundo están provocadas por lo que se conoce como VIH tipo 1. El VIH tipo 2 es un virus más benigno que se parece más a otros virus que infectan a algunos simios y que evoluciona también de una manera más lenta, lo que pasa es que está muy localizado y centrado en algunos países de África Occidental y existen pocos casos de diseminación a partir de estos países.
¿Cómo actúa el virus en nuestro organismo y por qué medios se produce el contagio?

A nivel mundial, el 95% de las infecciones se produce a través de transmisión sexual cuando un miembro de la pareja no está infectado y el otro sí y se tiene una relación sexual no protegida. Hay otras posibilidades como, por ejemplo, al compartir jeringas y esto ocurre con personas drogodependientes. También se puede transmitir el virus de madres a hijos pero, en este caso, si la madre hace un tratamiento correcto la tasa de transmisión es muy baja. La posibilidad de que se transmita el virus por transfusiones sanguíneas o a través de un trasplante de órganos contagiados es casi nula ya que los centros de transfusión y unidades de transplante tienen un sistema de información para la seguridad transfusional (Hemovigilancia). Cuando una persona entra en contacto con el virus, por ejemplo, a través de relación sexual, el virus se deposita en la mucosa vaginal o en la mucosa rectal y atraviesa el epitelio, la mucosa de la vagina o la mucosa del intestino. Durante los primeros días infecta un pequeño porcentaje de células en la zona de la submucosa del recto o de la vagina y a partir de aquí se disemina hacia los ganglios linfáticos y después hacia todo el organismo. Hay unos días clave -los cuatro o cinco primeros días después de entrar en contacto con el virus- en que el virus tiene más difícil entrar en nuestro organismo, si el virus logra superar este periodo, entonces nos encontramos ya con una infección imparable.
¿Cuál es la incidencia actual de la enfermedad?

En España se estima que hay unas 120.000 /150.000 personas afectadas por el virus del SIDA, de los que 80.000 casos los tenemos detectados y los pacientes están en tratamiento. Una tercera parte (20.000/30.000) no saben que están infectados y no están recibiendo tratamiento ni control médico. Cada año se produce en España unas 3.000 nuevas infecciones (700 en Cataluña) y esto es porque las medidas de prevención no están funcionando todo lo bien que nos gustaría que funcionaran. A pesar de que hay mucha información sobre esta enfermedad, en la práctica, estas medidas no siempre se aplican de manera correcta y el hecho es que se producen nuevas infecciones cada año. A nivel mundial, hay unos 30 millones de personas infectadas y cada año se suman 2 millones de personas más que sufren la infección.
¿Qué síntomas padece una persona infectada por VIH?

La primera vez que una persona se infecta por el virus del SIDA puede que lo desconozca porque no observa ningún tipo de síntoma o éstos se confunden con una gripe o cualquier otra enfermedad banal. A partir de este momento hay un periodo en el que la persona se encuentra asintomática, no tiene sintomatología y puede que durante años se encuentre bien de salud y sólo decida hacerse la prueba si sospecha que ha tenido algún contacto de riesgo. Puede llegar un momento en el que el virus ya haya destruido completamente las defensas y aparezcan complicaciones que a menudo sirve de sospecha al médico para confirmar casos de infecciones por VIH tras sugerir al paciente que se haga una prueba.
Este es uno de los principales problemas: el hecho de que una persona pueda estar infectada y no saberlo por no tener síntomas y que no existan sospechas. Lo que hay que hacer es, si existe la más mínima duda de que ha habido contacto de riesgo, lo mejor es realizarse la prueba de detección del VIH.
¿En qué consiste esta prueba?

Para detectar la infección por VIH, lo que normalmente se hace es detectar en sangre los anticuerpos contra el VIH, marcadores que indican la presencia del VIH. Esto se puede hacer con un análisis de sangre pero en los últimos años también han surgido lo que se llaman pruebas rápidas, test rápidos que con una gota de sangre o incluso con saliva en unos minutos te ofrecen un resultado. Detectar la infección hoy día, por tanto, es una cosa sencilla.
¿Qué tipos de tratamientos son efectivos o se utilizan en esta etapa de infección del Virus de la Inmunodeficiencia Humana (VIH)?

El VIH pertenece a una familia de virus muy peculiar, la familia de los retrovirus y los medicamentos que se utilizan para inhibir la replicación de este virus es un grupo de fármacos que, de manera genérica, se conocen con el nombre de retrovirales. Hoy día contamos con más de 15 fármacos comercializados y que están disponibles para médicos y pacientes. En el tratamiento de la infección por VIH se utilizan combinaciones de estos medicamentos, en general, combinaciones de tres de estos medicamentos, nunca se utiliza un tratamiento de un fármaco sólo y lo más común es que sean tres los fármacos empleados. Lo importante, al igual que ocurre con otras enfermedades como el cáncer, es que, cuanto antes empiece el tratamiento el paciente, existen más posibilidades de obtener una buena respuesta a la terapia. Actualmente no podemos curar la enfermedad pero la respuesta es más eficaz si contamos con un diagnóstico precoz.
¿En qué punto se encuentra el desarrollo de la llamada vacuna del SIDA española?

El grupo del Doctor Mariano Esteban, del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), ha desarrollado una molécula que actualmente estamos probando. Hemos hecho los primeros estudios en humanos en el Hospital Clínico de Barcelona y en el Hospital Gregorio Marañón de Madrid. Esta candidata a vacuna, es un fragmento del VIH, que está vehiculizado o metido dentro de otro virus, parecido al de la viruela, ha pasado todas las fases de laboratorio de desarrollo de vacunas, también las de toxicología animal y ha sido ya aprobada para uso en humanos. El primer estudio en humanos se ha hecho en voluntarios sanos (24 voluntarios) y se ha comprobado que este compuesto es seguro y se podrán seguir haciendo estudios más amplios.
¿Qué perspectivas actuales y futuras hay en la investigación de la enfermedad?

En Barcelona tenemos un programa de candidatos a vacunas que se llama HIVACAT en el que participamos el Hospital Clínico y el Hospital Germans Trias y Pujol. España cuenta también con una Red de Investigación en SIDA en la que también trabajamos con otros candidatos a vacunas. En los últimos dos o tres años, nuestro país se ha colocado en el mapa de la investigación de vacunas contra el VIH. Quien lo acabará haciendo primero, ya lo veremos, pero lo importante es que España está participando en esta carrera, cosa que antes no se hacía en nuestro país.
Las tres cosas que quedan por hacer en el campo del VIH son, en el campo de los tratamientos (en el que hemos avanzado mucho), conseguir tratamientos más perfeccionados y un tratamiento que erradique el virus y así se evite tener que estar tratando al paciente durante toda la vida. Por otro lado, cada año se infecta un número importante de personas y las medidas preventivas deben ser más importantes. Contar con una vacuna preventiva sería una de las mejores soluciones y este es uno de los retos más importantes en el campo de investigación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario