miércoles, 21 de diciembre de 2011

MENINGITIS



La meningitis es una inflamación de las membranas que envuelven al cerebro. Es relativamente frecuente en el hemisferio norte, aunque a veces se ven brotes esporádicamente, pero en cambio es un problema muy severo en algunos países africanos, especialmente en la zona que va desde Etiopía al Senegal. 



La pueden provocar diferentes tipos de microbios, pero una de las más graves es la causada por la bacteria Neisseria meningitidis, también conocida como meningococo, que se transmite por la saliva. Si no se trata, puede matar al 50% de los infectados. Incluso con antibióticos, el 10% mueren y el 25% puede sufrir secuelas graves. 



Cada año hay un brote de meningitis en África, que comienza en enero o febrero y desaparece al cabo de tres o cuatro meses, cuando llegan las primeras lluvias, normalmente a partir de mayor. Las razones de este ciclo anual son aún desconocidas. Aún teniendo la ventaja de saber en qué época exacta se ven los casos, aún no se puede predecir donde aparecerá o como de grave será el brote ese año.



En 2009, una epidemia especialmente intensa asolaba Nigeria y Níger, con más de 25.000 infectados y 1.500 muertes. Había comenzado más pronto que años anteriores y se creía que el número de afectados aún aumentaría considerablemente. En 1996, una epidemia parecida infectó a 250.000 personas y mató a unas 25.000. Afectó a 10 países diferentes. Aún no se sabe si el brote de 2009 fue igual de grave.



La vacuna que se usa no se ha mejorado desde los años 60 y sólo protege durante un tiempo breve (unos tres años). Se dice que falta poco para conseguir una vacuna más barata y mejor que la existente. A menudo el número de dosis que llegan a las zonas con problemas es insuficiente para vacunar a toda la población de riesgo. Conseguir que la vacuna se distribuya de forma rápida y a todas partes donde se necesite es uno de los principales problemas para controlar la enfermedad.


No hay comentarios:

Publicar un comentario