viernes, 9 de diciembre de 2011

PREPARARSE PARA LO INESPERADO

¿Cómo puedes prepararte para lo inesperado?



Si prepararse para las dificultades y peligros que ya esperamos es difícil, ¿cómo vamos a equiparnos para enfrentarnos a un desastre que no esperamos? Por ejemplo, un accidente de avión o de barco o un aterrizaje forzoso en un terreno desconocido y difícil.




Ésta es la razón de la existencia del ser humano. Nos podemos especializar en montañismo, en submarinismo, en navegación, en espeleología, en el desierto, en la jungla o en la desolación de los polos, con lo cual tendremos una aportación de conocimientos que necesitamos antes de viajar o de hacer una ventura de este tipo de calibre  a lugares o realizar actividades que se suponen son fuera de lo común de la vida cotidiana del ser humano. 



Sin embargo, es incluso más importante saber de todo, tener unos conocimientos generales que puedan aplicarse y adaptarse a cualquier tipo de situación y desarrollar un modo de pensar que permita encontrar soluciones a problemas particulares. Ésta es la única preparación que puedes tener ante lo inesperado.



Pero esto no es todo. Podemos equiparnos con unos pocos utensilios pequeños que aumentarán nuestras posibilidades de satisfacer nuestras necesidades básicas de supervivencia. 



Esto puede inclinar la balanza hacia el fracaso o el éxito. Podemos incluir todos estos pequeños utensilios en una pequeña caja que podamos meter en un bolsillo o en la mochila y llevarla siempre con nosotros. Ese puede ser nuestro kit de supervivencia, y si hay una emergencia, debemos tener por seguro que estaremos encantados de encontrarlo en nuestros bolsillos o en nuestras mochilas. Más voluminosos, y por lo tanto con mayores posibilidades de que los dejemos en casa, pero lo suficientemente compactos como para llevarlos en un cinturón dondequiera que vayamos, son un cuchillo y los utensilios que llevamos en la bolsa de supervivencia. 



Sin estos utensilios siempre podemos improvisar, pero los dos kits son un buen punto de arranque.



¿Cuál es el artículo más importante 
que debemos recordar llevar con nosotros?

El cerebro. 
No puedes ganar la combinación 
del sentido común y la experiencia 
en situaciones de 
supervivencia extrema o de alta tensión

No hay comentarios:

Publicar un comentario