domingo, 15 de enero de 2012

DEPRESORES


Los depresores son drogas que bajan el nivel de energía del sistema nervioso, reducen la sensibilidad a la estimulación exterior y, en altas dosis, inducen el sueño. Se usan muchos depresores con propósitos sociales y médicos; muchos de ellos son ilegales. De hecho, los depresores incluyen algunas de las drogas más consumidas para cambiar el ánimo.

A primera vista parece extraño que la gente consuma drogas para deprimir su sistema nervioso. ¿A quién le gusta sentirse confuso y deprimido? En realidad, los depresores hacen que la gente sienta sueño o estupor sólo con dosis altas. En dosis más bajas, los depresores suelen conseguir que las personas se sientan contentas y relajadas. El alcohol es un buen ejemplo. Uno o dos vasos pueden hacer que cualquiera se sienta alegre, despierta y más viva, en tanto que tres o cuatro vasos la pueden emborrachar, con obvios síntomas de funciones cerebrales disminuidas.



Los científicos no saben con certeza por qué bajas dosis de depresores resultan estimulantes. Una hipótesis es que las primeras partes del cerebro que se deprimen son centros inhibitorios, cuya función normal es bajar el ánimo. A medida que la dosis crece, más y más partes del cerebro empiezan a disminuir su actividad. Grandes dosis de depresores pueden inducir al coma, en el cual se pierde toda conciencia. Una persona en coma es insensible a todo estímulo, incluso ruidos y dolor intensos. Cantidades aún mayores pueden suprimir la función de los centros cerebrales más vitales, como son los que controlan la respiración, lo que provoca una muerte rápida por falta de oxígeno.

Las drogas depresoras resultan más peligrosas que las estimulantes porque la sobredosis son capaces de matar al interferir con la función de centros cerebrales vitales. Por otra parte, producen una gama más variada de reacciones que los estimulantes: desde relajación y euforia en dosis bajas, hasta coma letárgico en dosis altas.

NATIVOS DE SAMOA OFRECIENDO KAVA CEREMONIAL A
LOS TURISTAS EN UNA ESCUDILLA DE BEBIDA PREPARADA
CON KAVA. KAVA ES UN DEPRESOR NATURAL.


Los depresores incluyen varias categorías distintas de drogas cada una de ellas con sus propias ventajas y peligros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario