lunes, 30 de enero de 2012

HISTORIA DE LA PSICOLOGÍA (V)

LOS TRES NIVELES DE ANÁLISIS DE LA PSICOLOGÍA

¿CUÁLES SON LOS NIVELES DE ANÁLISIS 
DE LA PSICOLOGÍA 
LAS PERSPECTIVAS RELACIONADAS?

Cada uno de nosotros es un sistema complejo que forma parte de un sistema social más grande. Pero cada uno de nosotros está también compuesto de pequeños sistemas, tales como nuestro sistema nervioso y nuestros órganos, que a su vez están compuestos por sistemas aún más pequeños (células, moléculas y átomos).

Estos sistemas superpuestos sugieren diferentes niveles de análisis, que ofrecen perspectivas complementarias. Es como explicar por qué los osos pardos hibernan. ¿Es porque la hibernación mejoró la supervivencia y la reproducción de sus ancestros?¿Se debe a sus impulsos fisiológicos internos?¿Es porque los ambientes fríos reducen la posibilidad de recoger alimentos durante el invierno? Estas perspectivas son complementarias, porque "cada aspecto está relacionado con todos los demás". Juntos, los diferentes niveles de análisis forman un enfoque biopsicosocial integrado que considera las influencias biológicas, psicológicas y los factores socioculturales.


Cada nivel ofrece un punto de vista ventajoso para la observación de la conducta, pero cada uno por sí sólo resulta incompleto. Como las diferentes disciplinas académicas, las variadas perspectivas de la psicología tienen variados interrogantes y poseen sus propios límites. Una perspectiva puede poner el acento en el nivel biológico, psicológico o sociocultural más que en otro, aunque las diferentes perspectivas  descritas se complementan. Consideremos, por ejemplo, cómo pueden arrojar luz acerca de la ira.


  • Una persona que trabaja con la perspectiva de la neurociencia podría estudiar los circuitos cerebrales que producen el estado físico de "ponerse rojo de furia" y "sentir calor en todo el cuerpo".
  • Una persona que trabaja con la perspectiva evolucionista podría analizar hasta qué punto la ira facilitó la supervivencia de los genes de nuestros antepasados.
  • Alguien que trabaja con la perspectiva de la genética de la conducta podría estudiar de qué manera la herencia y la experiencia influyen en nuestras diferencias de temperamento individuales.
  • Alguien que trabaja con una perspectiva psicodinámica podría ver un ataque de ira como una vía de escape de la hostilidad inconsciente.
  • Alguien que trabaja con una perspectiva conductista podría estudiar las expresiones faciales y los gestos corporales que acompañan al enojo, o podría intentar determinar cuáles son los estímulos externos que desencadenan las respuestas coléricas o los actos de agresión.
  • Alguien que trabaja con una perspectiva cognitiva podría estudiar de qué forma nuestra interpretación de una situación afecta nuestro enojo y cómo éste afecta nuestro pensamiento.
  • Alguien que trabaja con una perspectiva sociocultural podría explorar qué tipo de situaciones desencadena más cólera y cómo varían las expresiones de enojo según los contextos culturales.
El punto a recordar: como distintas visiones en dos dimensiones de un objeto tridimensional, cada perspectiva de la psicología es útil. Pero ninguna revela por sí misma la realidad completa del objeto.

Por eso debemos tener en cuenta los límites de la psicología. No podemos esperar que responda las preguntas de fondo que planteaba el novelista ruso León Tolstoi (1904): "¿Por qué tengo que vivir?¿Por qué tengo que hacer algo?¿Existe en la vida algún propósito que no sea anulado y destruido por la muerte inevitable que me espera?. En cambio, debemos esperar que la psicología nos ayude a entender por qué las personas piensan, sienten y actúan como lo hacen. Sólo entonces nos convenceremos de que el estudio de la psicología es fascinante y útil.

LAS ESPECIALIDADES DE LA PSICOLOGÍA

¿CUÁLES SON LAS ESPECIALIDADES 
DE LA PSICOLOGÍA MÁS IMPORTANTES?

Si imaginara a un químico trabajando, probablemente lo vería con una bata blanca y rodeado de recipientes de vidrio y equipos de alta tecnología. Si imaginara a un psicólogo trabajando, sin duda usted vería a:
  • Un científico de bata blanca hurgando en el cerebro de una rata.
  • Un investigador de la inteligencia midiendo el tiempo que tarda un lactante en aburrirse con una imagen familiar; apartando su mirada de ella.
  • Un ejecutivo evaluando un nuevo programa de entrenamiento para empleados sobre "estilos de vida sanos".
  • Alguien la teclado de un ordenador analizando datos para determinar si los adolescentes adoptados tienen un temperamento  más parecido al de sus padres adoptivos o biológicos.
  • Un terapeuta escuchando  cuidadosamente el relato de un paciente deprimido.
  • Un viajero que visita otra cultura para recolectar datos sobre las variaciones de los valores y las conductas humanas.
  • Un docente o un escritor que está compartiendo el placer de la psicología con otros.
El grupo de especialidades que denominamos psicología tiene menos unidad que la mayoría de las otras ciencias. Pero existe una compensación: la psicología es un campo de encuentro donde confluyen diferentes disciplinas. "La psicología es un condensador de la mayoría de la disciplina científica" expresó el presidente de la Asociación por la Ciencia Psicológica, John Cacioppo (2007). Por lo tanto, es un ámbito perfecto para aquellos que tienen intereses amplios. En sus actividades diversas, desde la experimentación biológica hasta la descripción y la explicación de la conducta y de los procesos mentales subyacentes.



Algunos psicólogos se dedican a la investigación básica que constituye la base de los conocimientos de la psicología, que incluye:
  • Los biopsicólogos que exploran los lazos que hay entre el cerebro y la mente.
  • Los psicólogos evolutivos que estudian nuestras habilidades cambiantes desde el vientre materno hasta la muerte.
  • Los psicólogos cognitivistas que experimentan sobre nuestra forma de percibir, actuar y resolver problemas.
  • Los psicólogos de la personalidad que investigan nuestros rasgos permanentes.
  • Los psicólogos sociales que exploran cómo nos vemos e influimos unos sobre otros.
Estos psicólogos también llevan a cabo la investigación aplicada que aborda los problemas prácticos. Esto también lo hacen otros colegas, como los psicólogos industriales/organizacionales, que estudian la conducta de los empleados y prestan asesoramiento. Utilizan conceptos y métodos de la psicología para ayudar a las organizaciones y las empresas a seleccionar y formar el personal de modo más eficaz, para elevar su moral y productividad, diseñar productos e implementar sistemas.



Aunque la mayoría de los manuales de texto se centran en la ciencia de la psicología, la psicología también es una profesión que ofrece ayuda en cuestiones tan prácticas como la de lograr un matrimonio feliz, superar la ansiedad o la depresión y encarar la crianza de los niños. Como ciencia, la psicología en el mejor de los casos fundamenta sus intervenciones en la evidencia y en la efectividad. Los psicólogos de orientación ayudan a las personas a afrontar sus desafíos y crisis (incluidas las crisis académicas, vocacionales y los temas matrimoniales) y en la mejora de su funcionamiento personal y social. Los psicólogos clínicos evalúan y tratan personas con trastornos mentales, emocionales y de comportamiento. Tanto los psicólogos en orientación como los clínicos administran e interpretan pruebas, proporcionan consejo y psicoterapia, y a veces realizan investigaciones básicas y aplicadas. Por el contrario, los psiquiatras, que también suelen ofrecer psicoterapia, son médicos autorizados para prescribir medicamentos y también para tratar las causas físicas de los trastornos psicológicos. (Algunos psicólogos clínicos están haciendo gestiones para lograr el mismo derecho de prescribir fármacos relacionados con la salud mental, y en 2002 y 2004 en el estado de Nuevo México y Luisiana otorgaron ese derecho a psicólogos con formación y licencia especiales para ello).



Con perspectivas que van de lo biológico a lo social, y con encuadres tan diferentes como el laboratorio o la clínica, la psicología se relaciona con muchas disciplinas que abarcan las matemáticas, la biología, la sociología y la filosofía. Y cada vez más, los métodos y los descubrimientos de la psicología ayudan a otras disciplinas. Los psicólogos dan clases en las facultades de medicina y de derecho y en los seminarios teológicos, y trabajan en hospitales, fábricas y oficinas de grandes empresas. Participan en estudios interdisciplinarios, como la psicohistoria (el análisis psicológico de los personajes históricos), la psicolingüística (el estudio del lenguaje y el pensamiento) y la "psicocerámica" (el estudio de las personas excéntricas, juego de palabras en inglés con "crackpots").



La psicología también influye en la cultura moderna. El conocimiento nos transforma. El aprendizaje acerca del sistema solar y la teoría de los gérmenes como causa de la enfermedad modifica el modo de pensar y actuar de las personas. La gente también cambia al conocer los descubrimientos de la psicología: no juzga con tanta frecuencia los trastornos psicológicos como fracasos morales que deben tratarse con castigos y aislamiento. Tampoco considera ni trata tan a menudo a las mujeres como mentalmente inferiores a los varones. Ya no es tan frecuente que se considere y se críe a los niños como fieras testarudas e ignorantes que necesitan que las domestiquen. "En cada caso", señala Morton Hunt, "el conocimiento ha modificado las actitudes y, a través de éstas, las conductas". Una vez que una persona es consciente de las ideas investigadas por la psicología (respecto de cómo se relacionan el cuerpo y la mente, cómo crece la mente de un niño, cómo construimos nuestras percepciones, cómo recordamos (y olvidamos) nuestras experiencias, cómo se diferencian (y se parecen) las personas que habitan en este mundo) su mente nunca volverá a ser la misma.


No hay comentarios:

Publicar un comentario