domingo, 29 de enero de 2012

KIT DE SUPERVIVENCIA

Unos pocos utensilios clave pueden crear una gran diferencia en la lucha por la supervivencia. Las cosas imprescindibles pueden introducirse en una caja pequeña, como una lata de tabaco, que sea fácil de encontrar cuando la guardemos en uno de los bolsillos de nuestro anorak. Deberíamos acostumbrarnos a llevarlas siempre con nosotros.

La experiencia demuestra que cada artículo tiene su lugar, aunque algunos son más útiles que otros en determinadas situaciones. Por ejemplo, un anzuelo es muy valioso en la jungla, pero es prácticamente inútil en el desierto.

La lata o el recipiente debe ser hermético para que no entre el agua y su interior se mantenga seco; esto puede hacerse con cinta adhesiva que puede cambiarse fácilmente siempre que sea necesario. Una vez hecho esto, no debemos olvidarnos de la caja. Periódicamente deberíamos revisarla para comprobar que su contenido se encuentre en buen estado y cambiar todos los artículos que se hayan deteriorado como las cerillas y las medicinas. En toda caja que contenga medicamentos deberíamos marcar la fecha de caducidad, la dosis que debe tomarse y cuándo deben cambiarse. El espacio que queda vacío dentro de la caja deberíamos rellenarlo con algodón, que hará que los artículos no se agiten y además es muy útil para encender fuego.
  • Cerillas: las cerillas resistentes al agua son muy útiles, pero abultan más que las normales que podemos hacer que sean resistentes al agua si mojas las cabezas en cera caliente. Para ahorrar espacio, parte los palos de las cerillas por la mitad. Es mucho más fácil encender fuego utilizando cerillas que mediante otros métodos, pero no debes caer en el error de malgastarlas. Debes utilizarlas solamente cuando los otros métodos fallen. Siempre que saquemos una de la caja, debemos reemplazarlas y recuerda que nunca debes dejar la caja abierta o en el suelo.

  • Velas: tienen un valor incalculable tanto para encender fuego como para usarlas como fuente de luz. Las cuadradas son más útiles para llevarlas en la caja. Si están hechas de sebo, éste es grasa comestible que podemos ingerir en caso de emergencia o freír, pero aseguráte de que es sebo pues la cera de parafina y otro tipo de velas no son comestibles. El sebo no se mantiene bien, especialmente en climas cálidos.

  • Pedernal: los pedernales funcionan incluso mojados y funcionarán durante mucho tiempo, incluso cuando ya no tengas cerillas. Invierte en un pedernal procesado con una pequeña sierra.

  • Lupa: la lupa puede encender fuego con la luz directa del sol y es muy útil si tienes que buscar astillas y púas.

  • Agujas e hilo: varias agujas, incluida al menos una con un ojo grande que pueda enhebrarse con hilos de fibra e hilos gruesos. Escoge un hilo resistente y enróllalo alrededor de las agujas. Pueden utilizarse para reparar o para crear prendas en una emergencia.

  • Anzuelos e hilo: una selección de diferentes anzuelos en una pequeña caja de hojalata o en un paquete pequeño. Añade unos pocos pesos de plomo y astillas. Recuerda que un anzuelo pequeño pescará peces grandes y pequeños, mientras que un anzuelo grande sólo pescará peces grandes. Incluye tanto hilo como sea posible, ya que también te será muy útil para cazar pájaros.


  • Brújula: una brújula con luz (pero debes asegurarte de que sabes leerla, ya que algunas brújulas pequeñas son un poco difíciles de interpretar). Hay unas rellenas de líquido que son las mejores, pero debemos asegurarnos de que no pierde líquido y de que no tiene burbujas en el interior. El indicador puede oxidarse. Aseguráte de que está en su centro de giro y se mueve libremente.

  • Luz beta: las luces beta suministran una fuente de luz fiable y continua durante unos 15 años. Normalmente son del tamaño de una moneda, se iluminan solas y no necesitan pilas; son idóneas para leer mapas.

  • Alambre: preferentemente de cobre, 60-90 cm. Guárdalo para montar trampas, aunque puede solventar muchas situaciones de supervivencia.

  • Sierra flexible: normalmente, las sierras flexibles suelen tener unos aros en los extremos que se utilizan como asideros. Los aros ocupan demasiado espacio, por lo que es mejor quitarlos; pueden sustituirse por tensores de madera cuando necesites utilizar la sierra. Para protegerla de que se oxide y se rompa, cúbrela con una capa de grasa. Las sierras flexibles pueden incluso usarse para cortar árboles bastante grandes.

  • Botiquín: lo que incluyas en tu botiquín depende de tu propia habilidad para usarlo. Almacena las medicinas en recipientes cerrados al vacío y llena éstos de lana para impedir el movimiento. Los siguientes artículos cubren la mayoría de los problemas médicos:


      • Analgésicos: es un calmante para dolores leves y moderados. El fosfato de codeína es ideal para el dolor de muelas, de oídos y de cabeza. Dosis: una pastilla cada seis horas, aunque como efecto secundario puede causar estreñimiento, por lo que también es útil en caso de diarrea. No deben tomarlo los niños, los asmáticos o las personas con trastornos hepáticos.


      • Calmante intestinal: para tratar la diarrea crónica y aguda. Generalmente se prefiere el imodium. Dosis: dos cápsulas para empezar, y después una cada vez que se evacúen heces líquidas.


      • Antibióticos: para infecciones generales. La tetraciclina puede ser usada incluso por personas hipersensibles a la penicilina. Dosis: una pastilla de 250 mg. cuatro veces al día, durante cinco a siete días. Es importante llevar la cantidad suficiente para un tratamiento  completo. Si la tomas, evita la leche y las preparaciones de calcio y hierro u otras medicinas que contengan hidróxido de aluminio.




      • Antihistamínicos: para alergias y mordeduras y picaduras de insectos (puede ayudar también en caso de una mala reacción a un medicamento). en Gran Bretaña se recomienda Piriton. En Estados Unidos, Benadryl. El Piriton tiene como efecto secundario la somnolencia, de modo que también puede utilizarse como un suave somnífero. No exceder las dosis recomendadas y no tomar alcohol.


      • Pastillas para esterilizar el agua: para utilizar en caso de que no estemos seguros de que el agua es potable y no podamos hervirla para esterilizarla. Seguir las instrucciones del fabricante.



      • Pastillas antimalaria: esenciales en áreas en que hay malaria. Hay tipos que requieren solamente tomar una pastilla al mes.


      • Permanganato potásico: si lo añadimos al agua y lo mezclamos se pone un poco rosado para esterilizarla, rosa oscuro para hacer un antiséptico y rojo para tratar enfermedades por hongos como el pie de atleta.



  • Bisturís quirúrgicos: al menos se deben tener dos bisturís de diferentes tamaños. En caso de que sea necesario utilizarlos, puede fabricarse un mango de madera.


  • Suturas mariposa: utilizar para mantener unidos los bordes de una herida.

  • Tiritas: de diferentes tamaños, preferiblemente resistentes al agua, para pequeñas rozaduras y para mantener los cortes limpios. Pueden cortarse y utilizarse como suturas mariposa.
  • Preservativo: es una buena bolsa para agua y tiene una capacidad de un litro. Es más fácil llenarlo de una fuente que tenga abundante agua y una cierta presión como una catarata.

No hay comentarios:

Publicar un comentario