sábado, 11 de febrero de 2012

EL DENGUE



El dengue es la infección transmitida por insectos que más ha aumentado en el mundo durante la última década del siglo XX. Es presente sobretodo en los trópicos, y es eminentemente urbana, porque el Aedes aegypti, el mosquito que transmite el virus responsable, prefiere vivir en las ciudades, donde se reproduce mucho más fácilmente en los charcos y balsas. Se calcula que en los trópicos se infectan decenas de millones de personas. Dos quintas partes de la población mundial viven en áreas de riesgo. Cada vez se ven más casos, propiciados sobretodo por la migración del campo a las ciudades. Algunos estudios calculan que existen entre 50 y 100 millones de casos nuevos cada año. La OMS. ha encontrado al menos cien países donde es endémico. En Tailandia, por ejemplo, 83 de cada 100.000 personas contraen la infección cada año.



Normalmente provoca fiebre con fuertes dolores musculares y de las articulaciones, la llamada "fiebre dengue", que no es mortal. En una proporción pequeña de los casos, se presenta como una fiebre hemorrágica, con sangrados importantes que pueden costar la vida al paciente. Aún no se sabe porqué aparece esta forma más grave de la enfermedad. 



Una de las teorías es que se produce cuando una persona se infecta por segunda vez con el virus, pero sólo si ha pasado bastante tiempo entre una picada y otra. Si la segunda picada es muy seguida, posiblemente porque hay muchos mosquitos en la zona, lo más probable es que aún se tenga suficiente inmunidad para controlar el virus. Si son más espaciadas, la segunda vez puede ser letal. Por esto, intentar parar el dengue matando mosquitos puede tener un efecto contrario al deseado: salvo si se eliminan todos los mosquitos, las picadas se pueden espaciar y así incrementar los casos graves.



Se está investigando una posible vacuna, pero aún no está a punto. Se cree que puede tardar aún unos 10-15 años. Tampoco no hay un tratamiento efectivo. De momento, la mejor arma es el control del mosquito con insecticidas y mosquiteras. 



En 2009 se publicaba un estudio hecho en el Amazonas en el cual se habían usado mosquitos modificados en el laboratorio capaces de pasar una sustancia tóxica a las larvas. De esta manera, eran los mismos mosquitos adultos los que llevaban un "insecticida" a sus hijos. Los primeros experimentos demuestran una bajada importante del número de mosquitos en la zona usando esta nueva técnica.



El dengue se había eliminado de América del Sur a mediados del siglo XX, pero a principios del siglo XXI está volviendo con fuerza, sin que se conozcan bien las causas. Se especula que el cambio climático, la urbanización rápida y el hecho de haber dejado de usar insecticidas puede haber influido. 



La aparición de los brotes se relaciona con la época de las lluvias. Esto coincide con los famosos carnavales brasileños, cosa que hace que un alto número de turistas pueda ser infectado. En Río de Janeiro hubo casos en barrios altos en 2008, e incluso muertos. Un turista procedente de América del Sur o del sudeste asiático que se presenta con fiebre puede haber contraído el dengue, aunque no sea la primera enfermedad en que piensen los médicos occidentales, y esto puede producir un retardo en el diagnóstico.



El dengue se está convirtiendo en un problema serio en la parte más meridional de América del Sur, es especial en Argentina y Bolivia. En Argentina han habido entre 10.000 y 30.000 casos recientemente. En Bolivia hasta 114.000. El 9 de abril de 2009 las autoridades confirmaban que hubieron 150 infecciones en Buenos Aires. La mayoría de estos casos no son mortales, pero ya se han registrado los primeros que van acompañados de la grave fiebre hemorrágica.


Las posibilidades de una epidemia de dengue fuera de las zonas endémicas es baja, pero no imposible. El mosquito tigre (Aedes albopictus), que en los últimos años se ha instalado en la península Ibérica, es de la misma familia del mosquito que transmite el dengue, aunque no lo hace tan eficazmente. Los factores socioambientales harían que una posible epidemia en el Mediterráneo fuese seguramente pequeña y controlable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario