miércoles, 15 de febrero de 2012

LA GRIPE (I)



La gripe es una enfermedad muy habitual. Miles de personas la padecen cada año, pero se recuperan sin problemas. Es una infección causada por el llamado "virus de la gripe", que causa fiebre alta, escalofríos, dolor generalizado, dolor de cabeza, tos, y a veces náuseas y vómitos. A menudo este virus carga con las culpas cuando no le toca. El resfriado común o la gastroenteritis, por ejemplo, tienen síntomas muy parecidos, aunque más leves. En estos casos, los microbios responsables son diferentes. Es probable que muchas personas que se piensan que han pasado una gripe hayan padecido alguna de estas otras afecciones.

Si la gripe es poco más que un resfriado potente, ¿por qué últimamente da tanto miedo? La razón es que en un porcentaje de los infectados puede dar complicaciones muy severas y hasta causar la muerte. Como estamos hablando de un virus que contagia a muchos seres humanos, las cifras rápidamente se convierten en una cuestión preocupante. En los Estados Unidos, por ejemplo, entre el 5 y el 20% de la población se contagia de gripe cada año, lo que comporta la hospitalización de 200.000 personas y la muerte de unas 36.000. En España la cifra es cercana al 25%, con unas 3.000 muertes aproximadamente (cifra arriba, cifra abajo según la gripe estacional que interactúe). La gripe causa anualmente entre 250.000 y 500.000 muertes en todo el mundo de forma aproximada. El 90% son mayores de 65 años, una de las poblaciones que tiene más riesgo de padecer complicaciones graves por culpa del virus. El otro grupo de población de riesgo son los niños pequeños. Estos dos grupos tienen en común un sistema inmunitario menos potente que los hace especialmente vulnerables.



Una vez el virus ha infectado a alguien, la persona desarrolla unos anticuerpos capaces de bloquearlo, posiblemente para el resto de su vida. Esto nos haría pensar que sólo pasaría la enfermedad una vez, como es el caso del sarampión, si no fuese por un detalle: cada año la gripe la causa un virus ligeramente diferente al de la temporada anterior. Suficientemente diferente para no ser reconocido por nuestras defensas. Por esta razón seguimos siendo vulnerables y nos cuesta tanto conseguir vacunas y tratamientos que sirvan contra todas las variantes del virus que puedan ir apareciendo.



En los últimos años hemos sentido hablar mucho del riesgo inminente de una pandemia de gripe, hasta que finalmente la primavera del 2009 apareció la primera que hemos visto este siglo. 

¿Es tan grave como preveían algunos?¿Hay alguna manera de evitar estas pandemias?¿Puede un virus de la gripe borrar la raza humana del planeta, como hanestado a punto de pasar en otras épocas?



¿Protegidos para siempre?

Unos análisis recientes de la sangre de personas que sobrevivieron  a la gripe de 1918 ha demostrado que, 90 años después de haber estado expuestos al virus, aún tenían defensas. Las células que fabrican los anticuerpos, extraídas de la sangre de estos individuos, evitaron que unos ratones se infectasen en el laboratorio con el virus de 1918.

LAS MIL CARAS DEL VIRUS

Existen tres tipos de virus de la gripe: el A, el B y el C. El más común es el A, que puede infectar a diferentes especies, incluyendo el ser humano. Es, de hecho, el tipo más agresivo de los tres. El B, prácticamente exclusivo de los seres humanos, es poco frecuente, y lo es mucho menos el C.



Los del tipo A tienen 11 genes en su ADN, que fabrican las proteínas que necesita el virus para dividirse e infectar.  Los  virus A se clasifican también en diversos "subtipos", según las variaciones de dos de sus proteínas, llamadas hemaglutinina (abreviada H) y neuroaminidasa (o N). Hay 16 versiones diferentes de hemaglutinina (que se numeran del 1 al 16) y 9 de neuroaminidasa (del 1 al 9). En la temporada 2007-2008, por ejemplo, circulaba un virus del subtipo H3N2. El año 2009 la gripe predominante fue el subtipo H1N1, como las que causaron las pandemias del 1918 y del 2009. Así pues, aunque tengan H y N iguales, los virus pueden ser más o menos agresivos. Se cree que, en general, el virus con H5 o H7 son los más potentes de todos. Dentro de cada subtipo también existen variantes, que se llaman cepas.

¿Cómo hace el virus de la gripe 
para ir cambiando cada año? 



Uno de los motivos es la gran habilidad que tiene para  traficar con información genética. Como un niño que intercambia cromos en el patio de una escuela, un virus de la gripe puede coger un trozo de ADN de otro virus de la familia y dejar ir uno propio a cambio. Las colecciones de genes con las cuales acaban unos y otros después de estas "negociaciones o intercambios" pueden ser tan diferentes de las originales que los virus resultantes se puede considerar prácticamente nuevos.



Habría que definir mejor que es este "patio de colegio" donde se encuentran los virus para hacer sus tratos o intercambios. Una de las opciones somo nosotros mismos. Si dos virus de la gripe diferentes infectan a la misma persona a la vez, pueden pasarse genes. 



Pero esto es mucho más frecuente en otras especies: ciertos animales actúan como reservorios, lugares donde los virus se acumulan y viven durante una temporada. 



En el caso de la gripe, los reservorios son sobretodo las aves, pero también pueden serlo los cerdos o puercos. Esto es posible porque la mayoría de los virus de la gripe humana no causan problemas graves de salud a los animales que infectan y por tanto se pueden mantener durante mucho tiempo sin que el animal padezca ninguna enfermedad. De esta manera aumentan las posibilidades que dos o más virus acaben coincidiendo.



Los reservorios animales son también la razón por la cual los virus de la gripe no llegan a eliminarse nunca, aunque parezcan que desaparecen del mapa y no infecten a seres humanos durante meses. 



Aves y cerdos o puercos serían como una especie de "despensa" donde los virus sobreviven esperando el momento propicio para volver a saltar a los humanos. Se cree que las pandemias más importantes de gripe de la historia han sido debidas a virus que provenían de las aves (como posiblemente la de 1918). 



No se descarta también que algunos virus pasasen temporadas en cerdos o puercos, antes de volver a saltar a las aves y de aquí a los seres humanos (podría haber sido así en 1957 y 1968).

IDENTIFICACIÓN

Estas son las clasificaciones de algunos de los virus de la gripe más famosos, todos ellos, del tipo a.
  • Gripe española (1918): H1N1


Comenzó en agosto de 1918 en tres lugares alejados unos de otros:
Brest, Boston y Freetown. Una grave y mortífera cepa de gripe
se expandió por el mundo. La 
enfermedad mató a 25 millones de personas
en el curso de seis meses; algunos estiman poner el total de los muertos
por todo el mundo en más del doble de ese número. Unos 17 millones
se estima que murieron en la India, 500.000 en los EE.UU.
y 200.000 en Inglaterra. Se desvaneció en 18 meses
y la cepa concreta nunca fue determinada.

  • Gripe asiática (1957): H2N2
De China pasó a mediados de abril de ese año a Hong Kong y Singapur,
de donde se difundió a la India y Australia. Durante los meses de mayo y de junio
 el virus se extendió por todo el Oriente. En julio y agosto, pasó a África
y posteriormente a Europa y Estados Unidos entre octubre y noviembre.
En menos de diez meses el virus alcanzó una distribución mundial. 




La rápida difusión de la pandemia fue debida a dos factores: 
el incremento de la rapidez de los transportes y vuelos internacionales
y la mutación sufrida por el virus.

  • Gripe de Hong Kong (1968): H3N2

PROHIBICIONES: La gripe de Hong Kong, traída por los soldados
que volvían de Vietnam, provocó que las autoridades sanitarias americanas
impusieran restricciones hasta en las visitas a hospitales, como se lee
en este cartel de 1968.

 

  • Gripe aviar (1997-?): H5N1

  • Gripe porcina (2009-?): H1N1

Los nombres oficiales de los virus de la gripe normalmente se enuncian de la siguiente manera:
  • Tipo / Región donde se ha descubierto / cepa / año en el cual se ha descubierto (subtipo)
Si un virus se llama A/USSR/90/77(H1N1) quiere decir que es el virus que causó una epidemia que comenzó en Rusia el 1977 y es del tipo A, cepa 90, subtipo H1N1.

  

No hay comentarios:

Publicar un comentario