viernes, 10 de febrero de 2012

LAS ENFERMEDADES OLVIDADAS

Existen muchas enfermedades que reciben la denominación de "olvidadas", porque en Occidente parece que no son conscientes de su existencia, incluso a sabiendas del mal que causan en los países pobres. Unas son más frecuentes que otras, pero se calcula que en conjunto afectan 1.400 millones de personas en todo el mundo. De estas infecciones destacan dos muy importantes, la enfermedad de Chagas y el Dengue.

Como prueba del poco interés que despiertan estas enfermedades podemos decir que el 80% de los 2.700 millones de dólares invertidos en investigar nuevas curas para los problemas de salud que afectan a los países en desarrollo van a parar al estudio del SIDA, la tuberculosis y la malaria. El otro 20% se ha de repartir entre todas las demás enfermedades. Entre 1975 y 2004, sólo 21 de un total de 1.556 fármacos aprobados para ser usados en humanos eran para tratar enfermedades olvidadas. Cerca del 70% de la investigación sobre este grupo de enfermedades las pagan los gobiernos (42% EEUU.). Proporcionalmente, Irlanda y Estados Unidos son los países que más dinero donan (alrededor de 4 dólares per cápita). Desde el 2007, el Gobierno de los EEUU ha prometido 470 millones de dólares para esta iniciativa, y el Reino Unido 75 más. El 21% de la financiación viene de ONG´s, la mayoría de la Fundación Gates (el 18%, 34 millones de dólares). En 2007, Novartis inauguró en Italia un instituto de investigación sin ánimo de lucro para buscar vacunas contra las enfermedades que causan diarrea. Por otro lado, en septiembre de 2009 se anunciaba que la farmacéutica Merck, conjuntamente con la organización Wellcome Trust del Reino Unido, invertiría 90 millones de libras en un centro parecido para elaborar nuevas vacunas contra las enfermedades de los países pobres. Se inaugurará en 2010 en la India, con la idea de colaborar con otras empresas farmacéuticas de la zona para producir así de forma más barata las vacunas que se descubran.



La Fundación Gates tiene experiencia en este campo. El año 2000 inició, con una donación de 20 millones de dólares, un programa para eliminar la filariasi linfática, que causa la enfermedad conocida como elefantiasis, en la cual la piel se engrosa y las extremidades o el escroto pueden inflarse hasta límites increíbles. 



El origen son unos gusanos microscópicos transmitidos por la picada de mosquitos. Al principio del programa, los fármacos para tratar la elefantiasis sólo llegaban a 25 millones de personas, distribuidas por 12 países diferentes. En 2009 llegaban ya a 570 millones y 48 países.



Muchas de estas enfermedades pueden ser prevenidas y tratadas por fármacos que no cuestan más de 50 centavos de dólar por persona y año. Una de las claves para reducir el impacto de las enfermedades olvidadas es conseguir que las grandes compañías farmacéuticas donen millones de pastillas a quien las necesita. Merck, GlaxoSmithKline, Pfizer, Johnson & Johnson y MedPharmes ya se han comprometido a participar en un programa de distribución gratuita de fármacos contra estas enfermedades hasta el 2020.

No hay comentarios:

Publicar un comentario