miércoles, 25 de abril de 2012

ENFEMEDADES DEL HÍGADO Y DEL PÁNCREAS (III)



¿QUÉ DIETA, RÉGIMEN DE VIDA Y TRATAMIENTO SE ACONSEJA EN LAS HEPATITIS AGUDAS?



HEPATITIS AGUDA POR VIRUS A



No son necesarias restricciones alimenticias. Quizás, ante los primeros síntomas y durante los primeros días con ictericia las grasas pueden ser mal toleradas y, por ello, es conveniente evitarlas. Son mejor toleradas las comidas poco abundantes y más seguidas (comer poco y a menudo). Es muy recomendable no tomar alcohol.

Las dos o tres primeras semanas, en que hay astenia, es conveniente el reposo en cama, pero no hace falta que sea estricto y el paciente puede levantarse para las comidas, higiene personal, etc... La enfermedad no tiene tratamiento específico, pero se cura sola en unas semanas y no se cronifica.

HEPATITIS AGUDA POR VIRUS B



Los pacientes con hepatitis aguda por virus B no deben tomar alcohol, ya que se corre un mayor riesgo de que la hepatitis se haga crónica. Sin embargo, no es necesario seguir una dieta especial, ya que no se ha demostrado que algún alimento la mejore o empeore. Los huevos tienen mala fama; se dice que "sientan mal para el hígado", pero no es cierto. Por tanto, después de los primeros días en que no se toleran bien las grasas, los pacientes pueden tomar con tranquilidad una buena tortilla de patata y cebolla cocinada con poco aceite, por ejemplo.

Hay tratamientos específicos para la hepatitis aguda por virus B que siempre debe valorar el médico. Los dos fármacos más utilizados y eficaces son el interferon-alfa y Iamivudina. El tratamiento es largo, con efectos secundarios notables que requieren un seguimiento especial por parte del médico, pero consideran erradicado el virus en el 80% de los pacientes.

HEPATITIS AGUDA POR VIRUS C



Los pacientes con hepatitis aguda por virus C pueden y deben hacer dieta normal con abstención absoluta de alcohol, ya que su consumo condiciona un mayor riesgo de pasar a hepatitis crónica y de esta a cirrosis.

En la fase primera, en que hay más cansancio, es conveniente un reposo relativo en cama. Hay un tratamiento específico con inyecciones de interferon pegilado, una por semana, y un comprimido al día de ribavirina, durante 6-12 meses. El tratamiento antiviral (generalmente tratamiento combinado con interferon pegilado más ribavirina) de la hepatitis en fase aguda obtiene un notable éxito: erradica el virus y, por tanto, cura la enfermedad en alrededor del 80% de los pacientes, aunque con bastantes efectos indeseables. Este tratamiento debe ser siempre indicado por el médico, quien además realizará un control estricto.



NOTAS IMPORTANTES
  • La hepatitis aguda es una inflamación del hígado producida por diversos agentes (sobre todo virus, pero también algunos tóxicos y fármacos) que le agreden.
  • Pueden ser poco sintomáticas (se confunden con una gripe). Otras veces, dan intenso cansancio (astenia), que imposibilita llevar una vida normal. A veces se acompañan de dolor articular y muscular, picor y fiebre. Pueden dar coloración amarilla de la piel (ictericia), más visible alrededor de los ojos, la orina es más oscura (colúrica) y las heces son blanquecinas (acolia).
  • Los agentes causantes de las hepatitis agudas pueden ser virus, algunos específicos como los virus A, B y C de la hepatitis y otros inespecíficos: tóxicos (sobre todo el exceso de alcohol) y, esporádicamente, algún medicamento.
  • El diagnóstico se hace por medio de análisis de sangre en que hay transaminasas altas (más de 10 veces la normalidad). Cuando su causa es un virus se puede conocer su tipo, mediante pruebas de análisis serológicos de los anticuerpos contra los virus A, B y C. También se pueden hacer un análisis de los virus sobre, todo para el control de los tratamientos antivirales.
PREVENCIÓN
  • Para el virus A en países en vías de desarrollo, evitar alimentos crudos, aguas no embotelladas, hielo, marisco, etc...
  • Para los virus B y C en que la transmisión es por sangre, se debe evitar compartir jeringuillas, cuchillas de afeitar, cortauñas, y hay que tener cuidado con la acupuntura, los tatuajes y los "piercings".
  • Hay vacunas contra el virus A y B.
TRATAMIENTO
  • No hay que hacer una dieta especial, pero sí hay que evitar absolutamente el consumo de alcohol.
  • Reposo relativo los primeros días.
  • En el caso de los virus B y C, hay tratamientos específicos que siempre ha de indicar y controlar el médico y que consiguen erradicar el virus y por tanto curar la enfermedad en alrededor del 80% de los pacientes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario