sábado, 7 de abril de 2012

PAUTA GENERAL ANTE UNA SITUACIÓN DE EMERGENCIA (II)





¿QUÉ SON SIGNOS Y SÍNTOMAS?

Se define como síntoma lo que la víctima indica que le sucede (dolor, opresión,...) y, como signo, aquello que puede ser constatado por diversos actuantes (pérdida de conocimiento, sangrado,...). Otro concepto es el de síndrome, que no es más que un conjunto de síntomas y signos que se ven de forma habitual en un proceso o enfermedad.




LA CADENA DE SUPERVIVENCIA

Desde el momento en que se produce una situación de emergencia con compromiso vital, y hasta que se presta la asistencia definitiva, se han de realizar una serie de acciones cuyo objetivo es reducir al mínimo las lesiones y secuelas posteriores de la víctima. El primer actuante es el encargado de prestar la primera asistencia. Cuántos más mejor ante una primera asistencia y la activación de la ayuda especializada. La cadena de supervivencia es el resultado de la unión de cuatro anillos básicos, cada una con acciones y objetivos.




CADENA DE SUPERVIVENCIA

Rápida detección del ataque / parada cardíaca
alertar al 112


RCP inmediata para ganar tiempo


Desfibrilación rápida para reiniciar el corazón


Curas postreanimación para restaurar la calidad de vida




1.- Reconocimiento de una posible parada cardíaca y activación precoz del sistema de emergencias (112), es decir, reconocer rápidamente la parada cardíaca (ACR), los signos y/o los síntomas que sugieren o son premonitores del ACR, y avisar al 112. Su objetivo es que se activen el resto de los elementos que componen la cadena de supervivencia, y lleguen cuánto más pronto mejor al lugar de los hechos.

2.- Reanimación cardiopulmonar precoz (RCP). Iniciar las compresiones torácicas cuanto más pronto mejor y alternarlas con ventilaciones. La RCP es aquella que se realiza con las manos y el aire expirado del primer actuante. Sirve para mantener la circulación y oxigenación mientras llegan al resto de aquellos que intervienen, y evita el daño cerebral. Para que sea eficaz se han de iniciar las compresiones torácicas inmediatamente, por lo cual los resultados son mucho mejores si la primera persona que acude al lugar de los hechos inicia la reanimación.




3.- Desfibrilación precoz. Aplicar un shock eléctrico por medio de un desfibrilador cuando esté indicado, de forma precoz (antes de 3-5 minutos), intercalando de forma protocolizada el soporte vital básico. El ritmo inicial más frecuente en las paradas del adulto es la fibrilación ventricular, ritmo que en pocos minutos pasa a cese del latido total si no se trata con desfibrilación. Esto se ha adaptado del soporte vital avanzado (SVA) para introducirlo como técnica aplicable en la reanimación cardiopulmonar básica (RCP). Se han ideado para esto desfibriladores semiautomáticos (DEA), que pueden ser utilizados por personal no médico debidamente entrenado.

4.- Soporte vital avanzado (SVA) precoz y curas postreanimación. Es el conjunto de medidas invasoras empleado para la reversión del ACR que persiste después de las técnicas básicas, o bien, y sobretodo, el mantenimiento de sus constantes vitales en las personas que han superado el paro cardíaco, para intentar restaurar a posteriori su calidad de vida.

                               CONCEPTOS


                PARADA CARDIORESPIRATORIA


Es la interrupción brusca e inesperada de la respiración y circulación sanguínea espontánea.


La situación de parada cardiorespiratoria (PCR) puede ser producida por diversas causas que vas desde una enfermedad hasta determinados accidentes o traumatismos (asfixia por gases, ahogamientos, atragantamientos, traumatismos craneales, etc...). Pero la parada cardíaca súbita es predominantemente de origen cardíaco.


La falta de sangre en el corazón (cardiopatía isquémica) origina alteraciones del ritmo (arritmias) que comprometen la vida, y es una de las principales causas de mortalidad en Es paña y en Europa, de adultos y, cada vez más, de jóvenes.


El PCR (parada cardiorespiratoria) es un proceso potencialmente reversible, pero para ello el factor tiempo será fundamental en el inicio de maniobras y en pedir ayuda.


El reconocimiento de una parada cardiorespiratoria tiene lugar durante la evaluación inicial de la víctima, lo que llamamos exploración primaria, cuando se comprueba si hay consciencia (es decir respuesta a estímulos externos) y respiración, teniendo en cuenta que actualmente, en RCP básica del adulto, la ausencia de consciencia y respiración ya nos indica que no hay circulación efectiva y, por tanto, nos encontramos delante de una parada cardiorespiratoria. En el contexto de una RCP básica del adulto no hace falta detectar el pulso para catalogar a una víctima de parada cardíaca, y por tanto no se ha de hacer. INSISTIMOS: hay suficiente con la ausencia de consciencia y respiración.


  REANIMACIÓN CARDIOPULMONAR 
                           (RCP)



Es el conjunto de maniobras que, independientemente de la causa que origina la situación de parada cardiorespiratoria y realizadas por cualquier persona, puede evitar que se produzca la muerte real.

El objetivo de la RCP es evitar la muerte por lesión irreversible de los órganos vitales, especialmente el cerebro y el corazón. Por eso debemos hacer llegar oxígeno a los pulmones de la víctima, consiguiendo, por medio del masaje cardíaco y realizando la ventilación con aire expirado, que desde el corazón y los grandes vasos próximos se bombee la sangre.

RCP BÁSICA

Realizada por cualquier persona, con sus manos y el aire expirado, con o sin sistemas de barrera para hacer el boca a boca. Es vital iniciarla antes que hayan transcurrido 4 minutos desde la parada cardiorespiratoria (PCR).




Su objetivo es aportar a los tejidos una perfusión y oxigenación de emergencia que mantengan las posibilidades de supervivencia hasta la llegada del desfibrilador externo automático (DEA) o la ayuda especializada.

Durante la aplicación de esta técnica, se llevan a término las actuaciones siguientes:
  • Control de la vía aérea.
  • Compresiones torácicas.
  • Ventilación.
  • Aplicación precoz del desfibrilador automático.

EL ALGORITMO UNIVERSAL

El algoritmo de reanimación básica en el adulto y el paciente pediátrico se ha actualizado para que refleje los cambios en las directrices de la ERC (European Resucitation Council). Se ha realizado todo lo posible para simplificar estos algoritmos sin que pierdan su efectividad con las víctimas de paradas cardíacas en la mayor parte de las circunstancias.

El primar actuante comienza la RCP si la víctima está inconsciente y no respira con normalidad (no sirve la respiración agónica u ocasional).

Cuando hay un sólo reanimador, se utiliza una sola relación compresión / ventilación de 30:2 en adultos y niños (excepto recién nacidos) en intervenciones extrahospitalarias, y para todas las RCP de adultos. La relación única se justifica para simplificar el aprendizaje, facilitar la memorización de la técnica, aumentar el número de compresiones administradas y disminuir la interrupción.

ALGORITMO 
SOPORTE VITAL BÁSICO 
UNIVERSAL



                                 Aproximación segura




                         ¿El paciente está inconsciente?


                                  Grite pidiendo ayuda!



                                       Abrir la vía aérea


                      ¿El paciente no respira con normalidad?


                                        LLAMAR AL 112



                          Realizar 30 compresiones torácicas


                                     Alternar 2 ventilaciones
                                       con 30 compresiones



                        Continuar hasta que respire normalmente
                                  o llegue la ayuda especializada


No hay comentarios:

Publicar un comentario