jueves, 14 de junio de 2012

HERIDAS

DEFINICIÓN DE HERIDA


Es la pérdida de continuidad de la piel o de las mucosas, que produce una comunicación entre las estructuras profundas de la piel y el exterior.


Están ocasionadas por cortes, erosiones, lesiones penetrantes, que suelen ser resultado de caídas o accidentes domésticos u otro tipo de accidentes.



El riesgo principal de las heridas será la hemorragia en un primer momento y la infección más adelante. Además de una cicatriz anómala si no se atienden adecuadamente.



SIGNOS Y SÍNTOMAS COMUNES 
A LAS HERIDAS
  • DOLOR
  • HEMORRAGIA VISIBLE
  • SEPARACIÓN DE LOS BORDES
Consideramos heridas potencialmente graves y que requerirán asistencia sanitaria todas aquellas heridas que no sean una erosión superficial y, en particular, las siguientes:
  • Heridas con bordes que se juntan o son rugosas y que miden más de 2 o 3 centímetros.
  • Si el tamaño de la herida, aunque sea una erosión, es más grande que la palma de la mano de la víctima.
  • Heridas con presencia de hemorragia que no cesa.
  • Heridas que dejan ver el tejido subcutáneo, músculo o hueso.
  • Heridas que afectan articulaciones, manos o pies, ojos y genitales.
  • Heridas penetrantes.
  • Heridas que penetran en cavidades.
  • Clavarse cuerpos extraños.
  • Heridas que no se pueden limpiar de manera adecuada.
  • Mordeduras de personas o animales.

  • ACTUACIÓN:
      • ¿Qué debemos hacer?
        • Si la herida ha sangrado, evitar el contacto con la sangre de la víctima o con otros líquidos corporales. Tanto para evitar la infección de la lesión, como para nuestra propia seguridad o protección, deberíamos ponernos guantes de un sólo uso siempre que nos sea posible.
        • Parar la hemorragia presionando directamente encima de la herida, si no se ha parado la hemorragia de forma espontánea.
        • Si la herida no sangra, nos limpiaremos las manos con agua y jabón, si no lo habíamos realizado antes, o nos pondremos guantes, antes de comenzar los primeros auxilios.
        • Limpiaremos la herida con agua limpia corriente y fría a chorro. Si no disponemos de ningún grifo, utilizaremos otra fuente de agua potable.
        • Dejaremos que el agua corra directamente encima de la herida para que arrastre los cuerpos extraños (tierra, restos de tejido,...), hasta que no quede ningún tipo de suciedad. Si no conseguimos dejar la herida limpia con este procedimiento, la consideraremos una herida sucia, la taparemos  y recurriremos a la atención sanitaria o médica.
        • Después, secaremos los tejidos de alrededor de la herida, si es necesario, pero evitaremos tocar la herida.
        • Si existe un cuerpo extraño clavado en la herida, intentaremos sujetarlo para evitar que se mueva.
        • Cubriremos la herida con un apósito estéril. Si no disponemos de apósitos estériles, utilizaremos un pañuelo seco y limpio.
        • Recomendaremos acudir a los servicios sanitarios o al médico. Estos valorarán si conviene vacunar contra el tétanos.
        • Nos volveremos a lavar las manos después de haber prestado el primer auxilio.



Debemos recordar que, a causa de la herida, aunque ésta sea leve, o mientras se realizan los cuidados, pueden existir personas que, por la visión de la sangre y el dolor, se mareen y padezcan breves desvanecimientos, por lo cual intentaremos preservar la discreción. Se procurará realizar el cuidado de manera que la víctima no padezca nuevas lesiones en caso de caer.



Desde siempre se ha utilizado el agua y el jabón para la limpieza de las heridas, pero conviene tener en cuenta que esto no está exento de problemas. Debemos consultar con un médico el tipo de jabón adecuado para la limpieza de las heridas. De todas formas, la irrigación con agua limpia es el mejor método hasta el momento.
  • ¿Qué no debemos hacer?
      • Frotar la herida para limpiarla.
      • Colocar pimienta, cola,.... u otros remedios para evitar que la herida sangre.
      • Poner vendajes o adhesivos (esparadrapo) circulares estrechos para que la herida no sangre.
      • Cauterizar la herida ("el fuego lo cura todo").
      • Poner antisépticos. Puede ser tóxico para la piel y puede retrasar el proceso natural de la cura. Su uso ha de ser valorado y recomendado por personal sanitario. Aunque el uso de suero fisiológico o agua oxigenada puede ser adecuado en algunas heridas, en general no aportan ningún beneficio adicional a los cuidados explicados anteriormente.
      • Poner pomadas, ungüentos o antibióticos sobre la herida.
      • Intentar extraer un cuerpo extraño clavado en la herida.
      • Usar algodón y alcohol, en cualquiera de sus formas.
      • Retrasar la asistencia médica, ya que el término de tiempo para que se puedan aplicar puntos de sutura en una herida que lo requiera es de un máximo de entre 4 y 6 horas.



SIGNOS Y SÍNTOMAS DE INFECCIÓN 
EN UNA HERIDA



La infección es un riesgo común en las heridas; las heridas superficiales, porque suelen ser extensas, y las heridas penetrantes, por la profundidad. Deberemos tomar todas las precauciones posibles.

Los signos y síntomas de infección que puede presentar una herida son los siguientes:
  • Inflamación y edema de los bordes de la herida.
  • Enrojecimiento del contorno de la herida.
  • Calor local.
  • Dolor.
  • Sensación de pinchazos en la herida.
Si la infección está avanzada, se añadirá:
  • Exudado de color amarillento-verdoso (pus).
  • Fiebre.
  • Malestar general.

TÉTANOS


Entre las infecciones producidas por una herida, la que puede tener repercusiones más graves es la provocada por un grupo de microorganismos llamados clostridium y uno de ellos, el tetani, merece una mención especial, ya que no sólo afectará la zona dañada sino que ocasionará lesiones neurológicas graves. Es una enfermedad contra la cual se disponen de vacunas.




En nuestro país, España, como prevención de esta enfermedad y de forma sistemática, los niños se vacunan a los dos meses de edad, han de recibir dosis periódicas de recuerdo. A pesar de esto, cuando se produce una herida, deberemos verificar el estado vacunal, que de estar registrado en su carnet de salud.



En caso de no haber recibido ninguna dosis de esta vacuna, o que se haya administrado de forma incompleta, se acudirá a un centro asistencial o médico para realizar una profilaxis antitetánica adecuada.



Debemos descartar la creencia que sólo se puede transmitir el tétanos por heridas producidas por hierros, material oxidado o por exposición a excrementos de animales; todas las heridas están expuestas a la infección, sobretodo las heridas sucias, las heridas profundas y las heridas contusas.



No hay comentarios:

Publicar un comentario