sábado, 28 de julio de 2012

INTOXICACIONES

CONCEPTO DE TÓXICO 
TIPOS DE INTOXICACIONES



Se llama tóxico a cualquier sustancia que, una vez introducida en el organismo, lo puede lesionar, ya sea a largo plazo o bien de manera inmediata. Por este motivo, una intoxicación es el resultado de un tóxico sobre el organismo.



Según la concentración, la dosis y el tiempo de exposición al tóxico, las intoxicaciones pueden tener efectos a largo plazo (crónicos) o pueden provocar signos  y síntomas de forma inmediata (agudas).



Pero también hay otros factores que tienen un papel muy importante en la evolución de la intoxicación:
  • Edad y peso de la persona intoxicada.
  • Enfermedades previas.
  • Combinación del tóxico con otros elementos. Si se ha ingerido determinadas medicinas antes de la intoxicación, o más de un tóxico, la intoxicación pude ser más grave.



VÍAS DE PENETRACIÓN DE LOS TÓXICOS


  • Vía digestiva
    • Algunos de los principales tóxicos que penetran en el cuerpo por vía digestiva son:
      • Medicamentos.
      • Venenos (insecticidas, raticidas).
      • Algunos alimentos como setas, plantas,...
      • Productos de limpieza de uso doméstico.
  • Vía respiratoria
    • De esta manera penetran en el organismo, por ejemplo:
      • Humos.
      • Gases.
      • Aerosoles.
      • Vapores.
  • Vía cutánea o mucosa
    • Es mucho más frecuente en los ambientes laborales que en los ambientes domésticos. Se da por contacto con la piel, las mucosas externas, la conjuntiva, etc. Por ejemplo:
      • Insecticidas.
      • Desengrasantes industriales, productos químicos.
      • Picaduras de animales.


  • Signos y síntomas
    • Dependerá básicamente del tipo de tóxico, la cantidad, la vía de entrada y el tiempo de exposición.
    • En general podremos encontrar una serie de signos propios del tóxico y otros inespecíficos:
      • Dolor o molestias abdominales. Vómitos, náuseas y diarreas (pueden ser de aparición tardía).
      • Aumento de temperatura corporal.
      • Afectación del estado general.
      • Erupción cutánea.
      • Sudoración importante.
      • Alteración de la consciencia.
      • Visión nublada.
      • Convulsiones.











  • Actuación general ante un intoxicado





    • Qué debemos hacer?
      • AVISAR al 112, si el entorno no es seguro o no disponemos de conocimientos ni material para hacer frente a la situación.
      • Debemos protegernos para evitar la autointoxicación. Por ejemplo, utilizar guantes en caso de tratar con tóxicos por contacto (insecticidas, venenos,...).
      • Eliminar el riesgo o alejar a la víctima del riesgo. Por ejemplo, quitarle la ropa o, en caso de contaminación ocular o de otra parte del cuerpo, irrigar abundantemente con agua corriente.
      • Asegurar la permeabilidad de la vía aérea.
      • Identificar el tóxico, la cantidad y el tiempo que ha pasado desde la exposición (siempre que sea posible).
      • Recoger, si es posible, una muestra del tóxico.
      • Airear la estancia en caso de disolventes o hidrocarburos...
      • Estar preparado para iniciar la RCP.
      • Llamar al 112, o excepcionalmente, al teléfono de toxicología (915620420) para obtener información y/o avisar a los servicios de emergencias.
    • Qué no debemos hacer?
      • Administrar remedios caseros para "diluir o desactivar el tóxico" (leche, clara de huevo,...) sin consejo médico previo.
      • Provocar el vómito, si no nos lo han recomendado.
      • Entrar en el lugar del siniestro en caso de que el entorno no sea seguro (como por ejemplo en intoxicaciones por gases en una fosa séptica) si no disponemos de material o conocimientos adecuados. Podríamos pasar a ser una segunda víctima, en lugar de un primer actuante.

INTOXICACIÓN 
POR CONSUMO DE ALCOHOL



El alcohol es, sin duda, la droga que más muertes ocasiona al año. A las defunciones derivadas de los trastornos y las enfermedades que produce, añadiremos que el alcohol es el responsable de entre el 30 y el 50% de los accidentes mortales, básicamente de tránsito. 



De hecho, el alcohol constituye la primera causa de mortalidad de los jóvenes entre 17 y 24 años. Y más de un tercio de los adolescentes de entre 12 y 14 años reconocen el consumo de alcohol al menos una vez al mes. 



En niños/niñas más pequeños la intoxicación suele ser consecuencia de la falta de prevención (bebidas alcohólicas al alcance de los niños, falta de control, costumbres populares como comer pan, vino y azúcar,...).



INTOXICACIÓN AGUDA 
POR INGESTA DE ALCOHOL




Se conoce popularmente como una borrachera




  • Signos y síntomas
      • Euforia durante las primeras fases (desinhibición producida por su efecto depresor sobre el sistema nervioso central, que hace disminuir el nivel de consciencia y de autocontrol).
      • Cambios bruscos de humor, que en una segunda fase pueden llegar a un estado profundo depresivo.
      • Dificultad de concentración, coordinación, y pronunciación.
      • Agitación y trastornos del equilibrio.
      • Confusión.
      • Descoordinación psicomotriz (dificultad para realizar movimientos con precisión).
      • Alteraciones de la marcha (incapacidad de caminar en línea recta).
      • Tendencia a la hipotermina y a la disminución de los niveles de azúcar en la sangre.
  • Actuación
      • Los efectos inicialmente desinhibidores hacen que se tenga mucha menos percepción del riesgo, lo cual, junto con la disminución de los reflejos y la descoordinación psicomotriz, puede dar lugar a accidentes de cualquier tipo. La combinación del consumo de alcohol con drogas estimulantes puede generar conductas violentas.


    • Qué debemos hacer?
      • Buscar ayuda sanitaria
      • Proporcionar un espacio físico seguro y libre de peligros.
      • Control de constantes vitales (consciencia y respiración).
      • Controlar y asegurar la vía aérea (posición lateral de seguridad en prevención del vómito, si se produce descenso del nivel de consciencia).
      • Si la víctima está consciente y no tiene náuseas se le pueden dar bebidas azucaradas.
      • Abrigarla para evitar pérdida de calor corporal.
      • Quedarse al lado de la víctima y efectuar revaloraciones periódicas.
      • Activar el 112, si el estado de la víctima se deteriora.
    • Qué no debemos hacer?
      • Situar a la víctima en lugares no estables y potencialmente peligrosos (sentada en lugares altos, lugares con circulación de vehículos,...).
      • Dejar a la víctima solo/a.
      • Permitir que continúe ingeriendo bebidas alcohólicas.
      • Dejarla expuesta a los cambios ambientales (tanto al frío como a la calor).



  • MITOS Y FALSEDADES
      • Un café reduce los efectos del alcohol.
      • Una ducha mejora los reflejos.
      • Beber agua disminuye los efectos del alcohol.
      • Orinar mucho elimina el alcohol.
      • El vómito elimina el alcohol en sangre.
      • Se puede beber más alcohol si se come mucho.

Todas estas acciones dan sensación de mejora momentánea, pero no eliminan el alcohol de la sangre.

Si la alcoholemia pasa de determinada concentración sanguínea, que será variable según la edad, el peso, el sexo, etc..., la persona puede entrar en coma y puede morir por parada respiratoria.


No hay comentarios:

Publicar un comentario