martes, 3 de julio de 2012

MDMA (metilen-dioxi-meta-anfetamina)



Esta es una droga más nueva, la MDMA (llamada comúnmente "Éxtasis", pero conocida también como XTC, MDM y Adán), produce los mismos efectos generales que el MDA, pero dura de cuatro a seis horas en vez de oscilar entre las diez y las doce. Debido a su menor duración, le exige menos esfuerzo al cuerpo y reduce la fatiga al día siguiente.



Tomada por la boca en dosis razonables (125 miligramos) y en ambientes favorables, el MDMA rara vez causa malos viajes. Ha ganado gran reputación como estimulador de la empatía entre las personas y como ayuda en las terapias de consejo (counseling). En otros círculos ha ganado también gran reputación como droga para la juerga (party drugs). 



Se usa especialmente en discotecas en las cuales se pone música acid house y wild dancing. El fenómeno de la música ácida ha estado creciendo en Europa (en especial en Holanda y en el Reino Unido) y en algunas ciudades norteamericanas. Una nueva versión llamada rave integra música sintética y shows de luces. La MDMA está siendo también muy apreciada por la comunidad gay y en los bares gay.



Después de su aparición, el MDMA fue una droga no controlada durante varios años. Se hizo ilegal cuando algunos científicos de organismos gubernamentales sugirieron que podría causar daño permanente a ciertas células nerviosas del cerebro. La investigación posterior no confirmó esta idea, pero la ilegalidad permaneció y circulan extrañas historias sobre la droga. Una de ellas es que produce licuefacción de la médula espinal.

Estas historias son falsas, pero es verdad que tanto el MDA como el MDMA pueden producir malos viajes en dosis altas. Algunas personas las aspiran por la nariz y, más raramente, se las inyectan en la vena. Estas vías aumentan su potencial de producir daño. La combinación de cualquiera de las dos drogas con el alcohol u otros depresores también aumenta el potencial de daño. Al igual que las drogas sexuales, estas dos drogas pueden aumentar el placer del tacto pero interfieren con la erección y el orgasmo en el hombre y en el orgasmo de la mujer. Se ha informado sobre algunos casos de dependencia de MDMA. La dependencia se parece a la de las anfetaminas.



El MDMA sigue siendo una de las drogas ilegales más apreciadas en Europa y Norteamérica. Algunos médicos y psicoterapeutas están tratando de convencer a las autoridades de que se permita el uso tanto en investigación como en tratamientos. La queja más frecuente entre quienes la usan durante mucho tiempo es que la tendencia a la fatiga al día siguiente de usarla crece a medida que aumenta la edad de las personas. Algunos entusiastas han abandonado la droga por completo porque se sienten demasiado cansados después de usarla además de encontrarse más susceptibles a los resfriados, erupciones herpéticas y otras infecciones.

PSICODÉLICOS DE DISEÑO



En esta serie existe un largo número de drogas sintéticas con nombres tales como MMDA, TMA, PMA, 2CB, 2CTs, etc... Como están  "hechas a medida" por químicos de la psicodelia, los escritores las suelen llamar "los psicodélicos del diseñador" (designer psicodelics). La mayoría de ellas es curiosidad farmacológica, que no suele encontrarse en la calle. Difieren entre sí y con respecto a otras drogas descritas en la duración del efecto, en potencial de euforia y en tendencia a alterar la percepción visual.

BENEFICIOS Y RIESGOS 
DE LAS DROGAS PSICODÉLICAS



Los malos viajes son el mayor peligro de las drogas alucinógenas. La mayoría de los malos viajes depende de la actitud y el ambiente en que se las consuma, pero depende también de la dosis y la calidad de la droga. Dado que no existen fuentes legales para adquirirla, los consumidores se encuentran con el problema de que no saben lo que están comprando. Todo polvo, píldora o cápsula es sospechosa. Sólo los hongos y los botones de peyote son probablemente genuinos. Incluso los buenos psicodélicos pueden causar efectos desagradables si se toman en exceso y, cuando se trata de drogas de la calle, no es fácil saber cuál es el límite y se corre un grave peligro para la integridad de la persona.



Los psicodélicos no producen necesariamente un ánimo o estado mental particulares. Actúan como intensificadores de la conciencia. Tomados cuando se está eufórico aumentan considerablemente la euforia. Tomados cuando se está deprimido aumentan considerablemente la depresión. Tomados con una amigo/a con quien uno se siente muy bien, los psicodélicos pueden profundizar el grado de amistad. Tomados con alguien con quien uno no se siente cómodo, los psicodélicos pueden llevar la incomodidad hasta lo insoportable. Por lo tanto, cuando se va a usar una de estas drogas, se deben tomar las máximas precauciones sobre cómo, dónde y con quién se va a consumir.



Debido a que los alucinógenos son fuertes estimulantes y hacen que uno se sienta diferente de lo normal, su toma no es fácilmente compatible con la actividad de la vida diaria. Exigen que se elija un momento, momento separado del tiempo necesario para cumplir con las actividades de rutina. Es posible que el potencial de uso abusivo de estas drogas sea bajo, precisamente porque satisfacen esta exigencia. Otros estimulantes permiten a las personas llevar a cabo actividades ordinarias, pero no es razonable tomar psicodélicos y esperar poder salir adelante con el trabajo.



Algunas personas que toman psicodélicos, especialmente LSD,quedan después atemorizadas por los flashbacks (recurrencias breves de las manifestaciones psicodélicas) que pueden incluir fenómenos visuales y cambios en las sensaciones de la situación espacial. El problema mayor en estos casos es más la ansiedad ante la posibilidad de que aparezcan los síntomas, que los síntomas en sí mismos. En realidad, muchas personas que no han tomado nunca drogas alucinógenas han sentido también este tipo de experiencias. Lo cual parece indicar que se trata de fenómenos normales del sistema nervioso. El mejor tratamiento de los flashbacks es conseguir recobrar el convencimiento de que no tienen importancia. En la medida en que la persona deja de preocuparse por los síntomas, éstos van disminuyendo hasta desaparecer del todo.



Los beneficios que la gente sostiene haber conseguido por medio del uso de los psicodélicos van desde la cura de enfermedades físicas y mentales, al aumento de la capacidad de apreciación de la belleza de la naturaleza y la mejor comprensión de uno mismo, hasta encontrar la experiencia simplemente divertida. Algunos médicos y psicólogos han podido curar a pacientes de serios trastornos emocionales por medio de terapias psicodélicas. Hay una extensa literatura sobre el valor del uso ocasional e inteligente de estas sustancias.





SUGERENCIAS Y PRECAUCIONES SOBRE EL USO DE LAS DROGAS ALUCINÓGENAS

  • Conocer las fuentes de procedencia de las drogas. Hay muchos productos psicodélicos falsos o adulterados en el mercado negro.
  • No intentar recoger psilocibina silvestre sin conocer muy bien la planta.
  • Los hongos cultivados de psilocibina varían mucho en potencia. Asesorarse sobre la dosis aconsejable antes de comer el hongo.
  • No consumir psicodélicos si no se está en buen estado físico o emocional.
  • Si se está tratando por primera vez con una droga alucinógena, se debe hacer en compañía de un amigo o amiga experimentados.
  • Los psicodélicos deben tomarse en ambientes favorables y sólo cuando no se tienen responsabilidades de importancia hasta 12 horas después.
  • Recordar que uno puede sentirse cansado y vacío al día siguiente de la experiencia.
  • No tomar psicodélicos con el estómago lleno. Es menos probable que se sientan náuseas y otras malestares de estómago cuando éste se encuentra relativamente vacío.
  • No combinar los psicodélicos con otras drogas. Sin embargo, como los efectos aparecidos de los psicodélicos desaparecen por lo general antes que los efectos estimulantes, si uno se siente agitado, intranquilo o insomne al final de una experiencia con estas drogas, puede convenir tomar una dosis hipnótica o una píldora de un tranquilizante menor.
  • Hay que recordar que las drogas alucinógenas pueden afectar la percepción sensorial y el pensamiento. No hay que conducir, manejar maquinaria ni desempeñar tareas de riesgo cuando se está bajo la influencia de los psicodélicos.
  • Los psicodélicos deben tomarse por la boca. Por otras vías de administración tienen más probabilidades de causar efectos adversos.
  • Las mejores experiencias con estas drogas resultan de reservarlas para ocasiones especiales y en las circunstancias adecuadas. Tomar psicodélicos sólo porque están a mano tiene menos probabilidades de lograr un resultado apetecible. Tomarlas para escapar de un mal estado de ánimo es probable que provoque otro peor. Tomarlas con frecuencia y sin precauciones reduce su potencial de enseñar los aspectos interesantes de uno mismo y del mundo que lo rodea.

No hay comentarios:

Publicar un comentario