lunes, 23 de julio de 2012

TRAUMATISMOS ABDOMINALES

TRAUMATISMOS EN EL ABDOMEN

Se entiende como un traumatismo en el abdomen cualquier alteración de la cavidad abdominal a consecuencia de un impacto o una agresión externa.



Los traumatismos abdominales pueden comprometer diferentes órganos contenidos dentro del abdomen, que forman parte del aparato digestivo, los principales vasos sanguíneos, el sistema urinario y el sistema endocrino.

  • TIPOS DE TRAUMATISMOS ABDOMINALES
      • Contusiones abdominales
        • No hay alteración de la piel ni de la pared abdominal.
        • La contusión abdominal puede ser provocada por el impacto de un objeto o de una fuerza que puede ocasionar una lesión de órganos internos, y/o generar una hemorragia interna grave.




      • Heridas penetrantes
        • La pared abdominal se ha roto y ha sido penetrada por un objeto, poniendo en contacto su interior con el exterior y puede favorecer la salida de vísceras al exterior. Es una situación grave. Debemos recordar que por la herida no sale necesariamente toda la sangre que se pierde a causa de la ruptura de vasos sanguíneos y vísceras muy vascularizadas, como el hígado y el bazo. El riesgo de hemorragia interna es elevado.


  • SIGNOS Y SÍNTOMAS
      • Palidez, frialdad cutánea.
      • Sudoración profusa y fría.
      • Alteración de la consciencia (primero, agitación; después, progresivo descenso del nivel de consciencia).
      • Dolores abdominales, a veces dolor irradiado a otros puntos (hombro).
      • Presencia de una herida y/o salida de vísceras al exterior.
      • Abdomen rígido por espasmo muscular que se conoce como "abdomen en tabla".

  • ACTUACIÓN




    • ¿Qué debemos hacer?
      • Activar la cadena de socorro. Llamar al 112.
      • Colocar la víctima acostada con las piernas flexionadas (víctima consciente). Podemos ponerle un cojín, una manta, etc..., para mantener a la víctima en esta posición.
      • Si las vísceras salen al exterior, deberemos preparar a su alrededor un encojinado de grueso superior al de las vísceras; se ha de tapar la herida con un apósito, húmedo y a temperatura corporal, y fijarlo con tiras de esparadrapo, pañuelo...
      • Controlar los signos vitales, la respiración y el nivel de consciencia y actuar en consecuencia. Deberemos estar preparados para iniciar la RCP, si es necesario.
      • Evitar la pérdida de calor corporal: abrigar a la víctima.




    • ¿Qué no debemos hacer?
      • Retirar o mover objetos clavados. Si hay un objeto clavado, se hará un encojinado alrededor para inmovilizarlo.
      • Reintroducir vísceras, ya que la manipulación de las vísceras producirá más dolor y el paquete intestinal puede salir todavía más y aumentar el riesgo de infección.
      • Hacer inmovilizaciones innecesarias (esto puede facilitar la salida de vísceras y aumentar el dolor).
      • Darle líquidos o alimentos por vía oral.
      • Practicar movilizaciones innecesarias.
      • Darle analgésicos, calmantes o antiinflamatorios que puedan enmascarar el cuadro clínico.
      • Colocar antisépticos o antibióticos sobre heridas o vísceras.
      • Aplicar calor local.

No hay comentarios:

Publicar un comentario