sábado, 25 de agosto de 2012

APRENDER MIENTRAS SOÑAMOS


La actividad eléctrica lenta del cerebro durante el sueño profundo favorece el aprendizaje, según los resultados presentados por la investigadora María Victoria Sánchez-Vives del Instituto de Investigaciones Biomédicas August Pí i Sunyer (IDIBAPS) en el congreso de la Federación Europea de Sociedades de Neurociencia (FENS) celebrado en Barcelona. 

María Victoria Sánchez-Vives

Su equipo ha estudiado la conexión neuronal durante el sueño en niños y adolescentes para analizar la influencia de las ondas suaves en el aprendizaje. Así, las oscilaciones suaves son más acusadas durante los primeros años de desarrollo infantil, sobre todo en niños de entre cinco y diez años. 

Jan Born

"El pico de densidad sináptica parece estar antes de la pubertad", dijo a SINC otro científico del equipo, el alemán Jan Born. "Los niños exploran el espacio y aprenden constantemente", cuenta Born, cuyo grupo se interesó hace unos años por la relación que hay entre el sueño en niños y adolescentes con la plasticidad cerebral. "El sueño es un biomarcador de la maduración cerebral", concluyó Born.


No hay comentarios:

Publicar un comentario