miércoles, 1 de agosto de 2012

BAYAS DE GOJI





La Baya del Goji (pronunciado Goyi) es una fruta desecada de un color rojo intenso, aproximadamente del tamaño de una pasa y con un sabor que se asemeja a una mezcla entre arándano y cereza. Crece en arbustos que pueden alcanzar una altura de 4,5 metros en los valles protegidos por las cordilleras del Himalaya, el Tibet y Mongolia.

Ahora les llaman las Bayas para envejecer con salud. Se ha realizado un tónico general que ayuda a reducir el colesterol, mejorando la diabetes y regulando la flora intestinal.

Existe una leyenda en la cual Li Quing Yuen, un herborista que tomó diariamente sopa de Bayas de Goji, llegó a ser uno de los hombres más longevos, llegó a vivir según la leyenda 252 años (entre 1678 y 1930), combinando esta singular dieta con el taoísmo y los paseos para la relajación.

La Bayas de Goji (Gou qui zi o gouquizhi, en chino) se conocen también como bayas de zorro chino o liana del matrimonio, aunque se suelen comercializar como Goji del Himalaya o Goji del Tíbet. El Goji es una liana de la familia de las solanáceas (Lycium barbarum o Lycium chinense). Está descrito en la literatura médica china y en la literatura ayurvédica del siglo I y se ha usado de forma tradicional para promover la longevidad.

Los Hunzas, habitantes de los valles de la cordillera del Himalaya, son conocidos por ser el pueblo más sano y feliz de la Tierra. De hecho, su notable salud y su excepcional longevidad siempre han llamado la atención a todo tipo de investigadores. Su peculiar resistencia a la enfermedad y al envejecimiento podría deberse a las extraordinarias condiciones en las que viven, a 4.000 metros de altura y sin contaminación de ningún tipo, y a un factor muy importante: su alimentación.

Existen en Asia, abundantes leyendas sobre el Goji. Dichas Bayas son tan veneradas, que en todo Asia Central se celebra cada año una fiesta en su honor que dura dos semanas, no en vano, es el alimento que utiliza la milenaria Medicina Tradicional China para recuperar el chi o energía vital.


Las Bayas Goji se suelen recomendar en el tratamiento de la diabetes, de la hipertensión, de la fiebre, de la malaria y del cáncer, y como tónico ocular en casos de degeneración macular o pérdida de visión asociada a la edad. Se toman como tónico para los riñones, el hígado y los músculos.


Como alimento, se pueden comer crudas o cocidas. Por su agradable sabor dulce y ácido a la vez, y su textura gomosa, pueden añadirse a barras energéticas y mueslis. Tradicionalmente se preparan en tisana.


En el Tíbet se utilizan desde hace miles de años. Se dice que los primeros curanderos naturales surgieron en el Himalaya, y que compartieron su sabiduría con los antiguos herboristas de China, del Tíbet y de la India. Las Bayas del Goji ya aparecen mencionadas en un tratado médico de la dinastía Tang del siglo VII y en un compendio de materia médica de Li Shizhen, de la dinastía Ming, editado en el siglo XVI. Su uso también está muy extendido en la medicina tradicional coreana, japonesa y tibetana.


EFECTO PROBIÓTICO



Algunos efectos son considerados como superalimento o superfruta que une su condición de alimento al de planta medicinal. Se trata de un alimento funcional y probiótico que mejora la digestión. Se sabe que sus fibras solubles fermentan y producen ácidos grasos de cadena corta que alimentan la flora intestinal beneficiosa para el ser humano.


Las Bayas son ricas en betaína, betasitosterol y kukoamina que pueden reducir el colesterol y ejercer una acción antiinflamatoria, y se han indicadoen el tratamiento para la próstata y la impotencia.


Por su acción inespecífica sobre la vejez, es conocido como el fruto antiedad, recomendándose en problemas neurodegenerativos propios de la edad senil.


También, las Bayas de Goji, contienen carotenos (betacaroteno, zeaxantina, luteína, criptoxantina, licopeno), xantófilos, niacina, piridoxina, ácido ascórbico y un cerebrósido con posible acción protectora del hígado.


De la Baya de Goji también se utiliza la corteza de la raíz, con efectos reductores del colesterol, la hipertensión y el azúcar plasmático. Se utiliza como suplemento para los diabéticos.


La Baya de Goji no se recomienza si se están tomando medicamentos anticoagulantes. El consumo de corteza de raíz se ha asociado a náuseas y vómitos.


LA BAYA DE LOS 4.000 METROS



Existen muchas variedades de Bayas de Goji, pero las más conocidas corresponden a la variedad "Lycium Barbarum" que crece en la montañas del Himalaya.


Las Bayas tibetanas de Goji crecen de forma salvaje y son secadas al sol de forma natural en altitudes que superan los 4.000 metros. En el Himalaya se producen algunas de las condiciones climáticas más extremas de la Tierra. Las temperaturas en Enero rondan los 40º bajo cero, mientras que en verano pueden superar los 30º.


A más de 4.000 metros de altura, la delgada capa atmosférica (contiene un tercio menos de oxígeno que en el nivel del mar) y los largos días de sol, dan como resultado un altísimo nivel de energía solar. Para sobrevivir y florecer en estas duras condiciones, la Baya de Goji ha desarrollado unas características únicas.


Se pueden tomar frescas, desecadas o en zumos..., sólas o añadidas a otros alimentos como el yogur, bebidas vegetales, cereales, zumos, batidos,... o formando parte de diferentes recetas tradicionales. Existe también en el mercado zumo de Goji y cápsulas de extracto.


La corteza y las Bayas se pueden tomar en decocción. Unos 20 gr. de Bayas por medio litro de agua y entre 30 y 100 gr. de corteza por medio litro de agua. Se hierve 5 minutos y se reposa otros 10 minutos; finalmente se filtra y se endulza (salvo que la persona sea diabético).


También se puede encontrar jugo de Goji, el fruto seco e incluso congelado. Las Bayas frescas no se encuentran fuera de su área de producción; secas parecen pequeñas pasas rojas.


UNA FRUTA MARAVILLOSA



Los cultivadores de Bayas de Goji dicen que es una fruta extremadamente delicada que no acepta ser tocada por mano humana, pues cuando alguien lo hace, transforma su color carmesí en otro color muy oscuro, prácticamente negro. Por eso para recogerla, se sacuden las ramas del Goji y sólo las frutas que caen son recolectadas en mallas de bambú para luego ser transportadas, lavadas y puestas a secar y, una vez semihidratadas, envasarlas al vacío para su comercialización.


En cuanto a su utilización, los asiáticos las comen tal cual, como zumo o formando parte de ensaladas, sopas, cremas o diferentes recetas.


Su secreto está en su composición, ya que se trata, según algunos expertos, de una fruta con una gran densidad de nutrientes.


COMPOSICIÓN DE LAS BAYAS DE GOJI

  • 21 oligoelementos;
  • 18 aminoácidos;
  • proteínas;
  • betasitosterol
  • 8 polisacáridos y 6 monosacáridos, incluídos los polisacáridos Lycium Barbarum, exclusivos del Goji;
  • fibra;
  • carbohidratos;
  • vitaminas esenciales;
  • un amplio espectro de carotenoides antioxidantes;
  • luteína y zeaxantina;
  • superóxido dismutasa y fenilpropanoides;
  • fisalina;
  • ciperona;
  • solavetivona;
  • betaína;
  • ácidos grasos esenciales.

LA REALIDAD, LA PICARESCA 
Y LOS EFECTOS COLATERALES


 
Efecto colateral de la crisis, la picaresca está haciendo su agosto con toda clase de productos milagro a costa de los cada vez más pobres y más ingenuos españoles.

Y es aquí donde han aparecido las milagrosas Bayas del Goji como el complemento alimenticio ideal. De todas las propiedades expuestas anteriormente, la realidad es muy diferente. A 4.000 metros de altura la vegetación es poco más que herbácea, incluso en el Himalaya, impropia para mantener los inmensos cultivos de Bayas rojas capaces de inundar los mercados de medio mundo. La planta, además, no tiene nada de silvestre, ni siquiera es autóctona. Es de origen mediterráneo, pariente de nuestros tomates, pimientos y berenjenas, pues pertenece a la familia de las solanáceas y son primas hermanas del Lycium europaeum, ese arbusto espinoso común en las montañas de Almería, Murcia y Alicante.

En realidad el Goji se cultiva en extensas plantaciones localizadas en el norte de China, especialmente en las fértiles tierras del río Amarillo. No son, por tanto, ni del Himalaya ni salvajes, y ni siquiera proceden de una agricultura biológica.

¿CUÁL ES LA FALSEDAD 
DE SUS EFECTOS MEDICINALES?

La supuesta lista, arriba expresada, es inmensa, desde reducir el colesterol hasta ser infalible afrodisíaco. Pero el director del Instituto de Nutrición y Tecnología de los Alimentos de la Universidad de Granada, Emilio Martínez de Victoria, las Bayas del Goji no tienen ninguna propiedad beneficiosa probada en estudios científicos extensos de intervención clínica en humanos. Contienen los mismos nutrientes que las frutas y las verduras tradicionales, salvo ese importante efecto placebo que le añaden los nuevos pícaros y propagan los ingenuos, mientras ciertos comerciantes hacen su agosto.

¿Es un timo o es un milagro? La única respuesta válida la tendría que dar un comité científico objetivo y no pagado por ninguna farmacéutica o gran empresa comercial de la alimentación.

Esa es mi opinión, eso es lo que he encontrado en ciertas investigaciones y eso es lo que les transmito. Cualquier prueba científica que tengan en su poder sobre este alimento milagroso, agradecería que nos lo hicieran saber, para poder dar su debida publicación.

Existe un dicho popular que dice: "los animales se alimentan, el ser humano come; y sólo el hombre de talento sabe comer". Y recuerden que todo lo que se come sin necesidad, se roba al estómago de los pobres.

EL SUPERALIMENTO



Sus beneficios suman hasta 32 efectos sobre el cuerpo del ser humano según el Dr. Earl Mindell, este hombre es considerado un nutricionista canadiense nacionalizado en Estados Unidos, autor de más de 50 obras. Afirma poseer una licenciatura en farmacología, una maestría en herboristería y un doctorado en nutrición. Todas sus teorías han sido fuertemente criticadas por la comunidad científica internacional. El doctorado otorgado a este hombre por la Pacific Western University, posteriormente llamada California Miramar University, en 1985. Ésta no era una institución de enseñanza acreditada oficialmente, posteriormente recibió acreditación por el Gobierno de los Estados Unidos, la universidad, especializada en gestión y administración, no ofrece ningún curso de nutrición. 

Lo único destacado de la Bayas de Goji es su elevado precio, es decir, este llamado doctor, aprendió muy bien como relanzan un producto, aunque sea un producto como tantos otros que tenemos en nuestros mercados.

Pero lo peor, viene ahora, gran parte de la Bayas de Goji están contaminadas con metales pesados y pesticidas en prácticamente el 100% de las muestras analizadas. Destaca la presencia de cadmio por encima de los niveles legales (0,05 mgr./kg). Se encuentra presencia de plomo en 9 de las 10 muestras analizadas y sin superar en ningún caso el límite legal (0,2 mgr./kgr.). Se detectan también grandes niveles de cobre, entre 7,55 mgr/kgr. y 9,71 mgr./kgr., cuando se recomienda no superar una ingesta diaria de 10 mgr. de cobre en adultos y 5 mgr. en niños, lo que supone comerse 1 kgr. diario de bayas en adultos y 500 mgrs. en niños.

En el análisis de pesticidas, existen hasta 13 pesticidas diferentes en las muestras de Bayas de Goji; de esos 13 pesticidas, existen varios que no se encuentran autorizados en la Unión Europea, como el Fenpropatrin, irritante del tracto respiratorio y el Fenvalerato presente en 8 de las 10 muestras (disruptor endocrino, irritante del tracto respiratorio e irritante de la piel). 

Y, una cosa más que debemos añadir, se usan pesticidas autorizados, pero en muchas ocasiones por encima de los límites establecidos, como la Cipermetrina y la Acetamiprid, sustancias con efectos irritantes.

¿QUÉ HACEN LAS AUTORIDADES?

La Agencia Española de Seguridad Alimentaria (AESAN) se desentiende del tema. En su comunicado afirma que los metales pesados están dentro de los mínimos aceptados, que entre los plaguicidas solamente una muestra estaba por encima de los límites legales, no dice nada en relación a los plaguicidas prohibidos en la Unión Europea y concluye que no existen ningún riesgo inmediato para la salud. Existe una sensación de que a largo plazo se desconocen los efectos para la salud y por esta razón la AESAN pone la palabra "inmediato" en su comunicado, no vaya a ser que se pillen los dedos. En resumen, las autoridades, que deberían velar por nuestra salud, y que viven de los impuestos que todos pagamos, hacen menos de lo que deberían y de lo que los ciudadanos esparamos.

¿QUÉ PASA FUERA DE ESPAÑA?

Existen referencias de cultivos de Bayas de Goji de forma orgánica y por se manifiestan libres de tóxicos. Pero también existe una advertencia de la FDA (Administración sobre comidas y drogas norteamericana)  que advierte y da alerta sobre empresas chinas que deberían aportar certificados asegurando que sus Bayas estaban libres de residuos de plaguicidas ilegales para poder entrar en Estados Unidos. Entre estos residuos se encuentran:
  • FENVALERATE
  • HALOSULFURON
  • TRIADIMENOL
  • FENPROPATHRIN
  • AMITRAZ
  • MONOCROTOPHOS
  • HEXACHLOROBENZENE

¿QUÉ DEBE HACER EL CIUDADANO COMO CONSUMIDOR?

RECLAMAR:

  • Escribir al Supermercado o comercio que lo venda habitualmente y exigirle información completa en el etiquetado de los productos que vende a granel o en marcas (esto es válido para cualquier producto y no se libra ni la Coca-cola);
  • Presionar a los líderes políticos que se encargan de la política sobre alimentación de nuestro país, para eso se les paga, para que puedan dar las órdenes de investigar ciertos productos que pueden ser letales para ciertas personas; y hagan las leyes correspondientes que nos den información veraz y útil para el consumidor, sobre aquellos productos que compramos.

¿QUÉ HACER 
PARA TENER UNA VIDA SANA?

La verdad, es que muy pocos quieren escuchar la respuesta, hay que decir que no existe ningún producto milagro que nos garantice una vida sana. 

Para tener una vida sana hay que alimentarse correctamente, hacer ejercicio físico a diario y estar en un ambiente sano. La realidad de la población Hunza, aparte de consumir Bayas de Goji, es que tienen una dieta rica en frutas, verduras, legumbres y granos; hacen mucha actividad física mientras cultivan la tierra y se desplazan por las montañas donde viven y están alejados de contaminación de ciudades y ríos, esta población aunque les quitaran las Bayas de Goji seguirían siendo una población sana y de larga longevidad.

Gran parte de las cosechas de Baya de Goji vienen de los enormes campos de cultivo ubicados en China, en provincias como las de Ningxia a 2.547 km. del Tíbet.

No todo lo que se produce en China tiene que ser barato y de mala calidad.

Notas:

Nota de la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición:


Nota de Bayas de Goji de origen orgánico:


Nota de alerta de la FDA norteamericana


Nota sobre la alimentación de los Hunzas


Cómo todo alimento, debe tener la supervisión correcta para el consumo humano, por tanto, no expongo que sea un alimento perjudicial para nuestra salud, pero debemos saber siempre su procedencia y sus verdaderas propiedades. Y nuestras instituciones que protegen nuestra alimentación son las que deberían indicar la contraindicaciones de ciertos alimentos, no por el alimento en sí mismo, sino por su verdadera procedencia, cómo se ha cultivado, cómo se ha regado, qué plaguicidas se han utilizado y un largo etcétera. Parece ser que cómo estamos en un mercado libre, todo es válido, y toda alimentación para el consumo humano debería pasar los controles correspondientes antes de ser puestos a la venta a la ciudadanía.














No hay comentarios:

Publicar un comentario