miércoles, 29 de agosto de 2012

RAQUITISMO Y OSTEOMALACIA

El raquitismo y la osteomalacia son padecimientos en los cuales no hay calcificación de los huesos. Aunque se produce la matriz ósea, no se depositan sales de calcio; como resultado, los huesos adquieren consistencia "suave" o ahulada y se deforman con facilidad. 



El raquitismo afecta los huesos en crecimiento de los niños. Con este trastorno no se osifica el tejido óseo recién formado en las placas epifisarias, por lo que es común que las piernas se comben y se produzcan otras deformidades en el cráneo, la caja torácica y la pelvis. 



En el caso de la osteomalacia, también llamada "raquitismo del adulto", no se calcifica el hueso recién formado durante la remodelación. 



Este padecimiento ocasiona dolor y sensibilidad óseos de grado variable, sobre todo en la cadera y las piernas. También pueden ocurrir fracturas óseas con traumatismos leves.

No hay comentarios:

Publicar un comentario