jueves, 16 de agosto de 2012

URGENCIAS MÉDICAS

SÍNDROME CORONARIO



Por la alta incidencia de mortalidad y la transcendencia de una actuación precoz, es muy importante que los primeros actuantes puedan hacer sin demora un reconocimiento de los síntomas y signos característicos relacionados con un síndrome coronario agudo, es decir, un posible ataque cardíaco, y activar, de esta manera, la cadena de la supervivencia.



Motivos frecuentes por los cuales se retrasa la activación de la ayuda:
  • No se reconocen los síntomas.
  • Perciben los síntomas, pero los atribuyen a otras causas.
  • Niegan que tienen los síntomas.
  • No quieren hacer una escena, o no quieren estar equivocados.
  • No saben que pueden llamar al 112.

SIGNOS Y SÍNTOMAS


  • Dolor o síntoma  de opresión en medio del pecho, acompañado de sensación de malestar constante y progresivo o que va desapareciendo sin acabar de mejorar. Se puede sentir presión incómoda, constricción o dolor.
  • Dolor o malestar en uno o los dos brazos, la espalda, el cuello, la mandíbula o el estómago.
  • A veces, puede ser que no se manifiesten de forma tan clara los signos y síntomas indicados (víctimas diabéticas y ancianos).
  • Pueden ir acompañados de sensación inminente de muerte.
  • Normalmente, van acompañados de dificultad respiratoria (respiración más rápida, sensación de ahogo), sudoración abundante y fría, mareos y desmayos. 
  • Algunas víctimas tienen náuseas y tendencia al vómito.



ACTUACIÓN



  • ¿Qué debemos hacer?
      • Avisar al 112
      • Hacer que la víctima abandone cualquier actividad inmediatamente.
      • Obligarla a reposar en una posición cómoda y estable (generalmente sentada o semisentada).
      • Mantener un entorno seguro y tranquilo.
      • Tranquilizar a la víctima, recordarle que la ayuda ya está en camino.
      • Facilitarle la respiración, aflojarle la ropa, cinturones, corbata,... cualquier cosa que pueda dificultar la expansión del tórax.
      • Quedarse a su lado, controlar los signos vitales (consciencia y respiración). Estar preparado para iniciar una RCP.
      • Si la víctima toma medicación habitualmente pautada por su médico para estas situaciones, podemos ayudarla para que se la tome.



En la literatura médica y algunos manuales de primeros auxilios, es habitual encontrar referencias en la administración de acetil salicilíco (aspirina) en caso de sospecha de ataque cardíaco. Aunque es un procedimiento adecuado y recomendable, sólo se habrá de administrar si lo indica un sanitario y no hay antecedentes de alergias. Por tanto, debemos consultarlo.

  • ¿Qué no debemos hacer?
      • Hacer caminar a la víctima hasta su casa, el ambulatorio,...
      • Darle medicación no pautada.
      • Retrasar la llamada de ayuda. Ya le pasará. Ya le ha pasado otras veces,...
      • Crear un entorno hostil (comentarios de gravedad, gritos, nerviosismo,...).

No hay comentarios:

Publicar un comentario