martes, 25 de septiembre de 2012

COLUMNA VERTEBRAL



La columna vertebral, también llamada raquis o espina dorsal, junto con el esternón y las costillas forma el esqueleto del tórax. La columna consiste en huesos y tejidos conectivos, y la médula espinal, en tejido nervioso. De hecho, la columna vertebral es como un cilindro flexible y resistente que se flexiona en sentidos anterior, posterior y lateral; también gira. 




Además, envuelve y protege la médula espinal, brinda sostén a la cabeza y sirve como punto de inserción de las costillas, cintura de la extremidad inferior o cintura pélvica  y músculos de la espalda.

A tu izquierda: vista anterior que muestra las regiones de la columna vertebral.
A tu derecha: vista lateral izquierda que muestra las cuatro curvas normales.

La columna vertebral abarca casi dos quintas partes de la estatura de una persona y se compone de un conjunto de huesos denominados vértebras. En adultos, su longitud promedio es 71 cm. en varones y casi 61 cm. en mujeres. Entre las vértebras, existen orificios llamados agujeros intervertebrales.



Los nervios raquídeos o espinales, que unen la médula espinal con diversas partes del cuerpo, cruzan dichos orificios.

Curvaturas de la columna vertebral 

La columna vertebral de un adulto se divide en 5 regiones, que incluyen 26 huesos distribuidos como sigue:
  • Cervical, con 7 vértebras cervicales en el cuello.
  • Torácica, con 12 vértebras torácicas situadas en la parte posterior de la cavidad torácica.
  • Lumbar, con 5 vértebras lumbares que brindan sostén a la parte inferior de la espalda.
  • Sacra, consiste en un solo hueso, el sacro, que se compone de 5 vértebras sacras fusionadas.
  • Coccígea, que se forma de un hueso (a veces de dos) llamado cóccix, que por lo regular consiste en cuatro vértebras coccígeas fusionadas.



No hay comentarios:

Publicar un comentario