lunes, 17 de septiembre de 2012

CONVULSIONES

Una convulsión es una contracción involuntaria y repetida de la musculatura corporal. Es debida a una alteración de la actividad eléctrica cerebral. Existe alteración de la consciencia y desconexión del medio.



Pueden ser provocadas por muchas causas:
  • Traumatismos craneales.
  • Intoxicaciones (alcohol, disolventes, drogas,...).
  • Enfermedades (embolias, ictus, tumores, epilepsia,...).
  • Bajo nivel de oxigenación.
  • Bajo nivel de azúcar.
  • Fiebre alta en los infantes.



En las crisis convulsivas se pueden apreciar diferentes fases:
  1. Fase inicial: caída brusca al suelo con pérdida de consciencia; algunas veces puede ir precedida de un grito (mucho más frecuente en la epilepsia).
  2. Fase de contracción: la víctima entra en una fase de rigidez generalizada de toda la musculatura, incluida la respiratoria, con amoratamiento de los labios y la cara; fase de corta duración (10/20 segundos).
  3. Fase de sacudidas: la víctima comienza a tener contracciones-relajaciones breves y generalizadas con respiración ruidosa, incremento de la salivación (espuma) y pérdida de control de esfínteres. La duración puede ser de 2 o 3 minutos. Es posible que sólo encontremos contractura o flacidez de la musculatura. Fijación de la mirada o desconexión.
  4. Fase postconvulsiva: ceden los movimientos y la víctima entra en un estado de somnolencia, del cual se va despertando progresivamente, confusa y desorientada. Generalmente sin conocimiento de lo que ha pasado. La duración de esta fase es muy variable. Durante esta fase puede volver a convulsionar.


ACTUACIÓN

  • ¿Qué debemos hacer?
      • Autoprotección.
      • Si nos damos cuenta de la caída, intentar suavizarla.
      • Crear un entorno seguro para la víctima (apartar objetos peligrosos, ponerle un cojín bajo la cabeza,...).
      • Facilitar la respiración, aflojar la ropa.
      • En la fase final, nos debemos asegurar que la vía aérea está abierta.




      • Control de los signos vitales (consciencia y respiración).
      • Colocar a la víctima en posición lateral de seguridad durante la fase postconvulsiva.



      • Si la convulsión es febril: procurar bajar la fiebre.
      • Deberemos anotar la hora de inicio, el tipo de contracciones, el estado de los ojos, si hay relajación de esfínteres, duración de la crisis.
      • Deberemos darle tiempo para recuperarse; no debemos agobiar a la víctima, ni presionarla o espantarla. Deberemos tranquilizarla en todo momento.



  • ¿Qué no debemos hacer?
      • Sujetar a la víctima por las extremidades; deberemos dejar que la crisis evolucione.
      • Intentar introducir objetos en la boca "para que no se muerda la lengua". 
      • NO COLOCAR LOS DEDOS EN LA BOCA DE LA VÍCTIMA.
      • Si tiene fiebre, bañarla con agua fría o ponerla bolsas de hielo puede empeorar la situación.
      • Sacudirla, crear tensión ambiental,...




RECORDAR


NO SUJETAR A LA VÍCTIMA



SE HA DE INTENTAR EVITAR QUE SE LESIONE
Y CREAR UN ENTORNO SEGURO



FACILITAR LA RESPIRACIÓN



NO INTRODUCIRLE OBJETOS EN LA BOCA



NO INTRODUCIR LOS DEDOS 
EN LA BOCA DE LA VÍCTIMA



CONTROL DE LOS SIGNOS VITALES



POSICIÓN LATERAL DE SEGURIDAD 
EN LA FASE POSTCONVULSIVA

No hay comentarios:

Publicar un comentario