domingo, 2 de septiembre de 2012

HEMATOMA PERIORBITARIO



En un plano apenas superior al borde periorbitario, se encuentra un reborde protuberante. Un golpe a este último casi siempre ocasiona fractura del frontal o laceración de la piel que lo cubre, con lo cual se provoca hemorragia. 



La equimosis de la piel que cubre el reborde causa la acumulación de líquido tisular y sangre en el tejido conectivo del área. La hinchazón y el cambio de color resultantes se denominan hematoma periorbitario, conocido comúnmente como ojo morado.


No hay comentarios:

Publicar un comentario