sábado, 1 de septiembre de 2012

MARCAS SUPERFICIALES ÓSEAS

Los huesos poseen marcas superficiales características, que son rasgos estructurales adaptados a funciones específicas. Hay dos tipos principales de marcas:


  1. Depresiones y orificios, que forman articulaciones o permiten el paso de tejidos suaves (como los vasos sanguíneos y los nervios), y
  2. Apófisis, las cuales son prominencias o proyecciones que participan en la formación de ciertas articulaciones o sirven como puntos de inserción para estructuras de tejidos conectivos (como ligamentos y tendones).



DEPRESIONES Y ORIFICIOS


Sitios por donde pasan tejidos suaves (nervios, vasos sanguíneos, ligamentos y tendones) o que forman articulaciones.

  • Cisura, fisura o hendidura: hendidura estrecha entre partes adyacentes de huesos a través de las cuales pasan nervios o vasos sanguíneos. Por ejemplo, la hendidura esfenoides.
1. Agujero óptico: diámetro: 5 mm.
2. Hendidura esfenoidal: 22mm. x 6mm. x 1mm.
3. Agujero redondo mayor: diámetro: 2 mm.
   - Nervio maxilar superior del trigémino o V-2 y ramas terminales: a. Filetes al párpado inferior. b. Filetes al saco lagrimal. c. Filetes a la nariz. d. Filetes al labio superior
  • Agujero: abertura que cruzan vasos sanguíneos, nervios o ligamentos. Por ejemplo, el agujero óptico del esfenoides.
  • Fossa: depresión superficial. Por ejemplo, fossa o cavidad coronoidea del húmero.
Fossa o cavidad coronoidea del húmero 

  • Surco: surco a lo largo de la superficie de un hueso, en la cual tiene trayecto un vaso sanguíneo, nervio o tendón. Por ejemplo, surco intertubercular del húmero.


  • Meato o conducto: meato. Por ejemplo, el conducto auditivo externo del temporal.
  1. Cóndilo mandibular.
  2. Menisco o disco articular.
  3. Cavidad glenoidea del temporal.
  4. Eminencia o tubérculo del temporal.
  5. Conducto auditivo externo

Conducto auditivo externo del temporal 

APÓFISIS

Proyecciones o protuberancias de huesos que forman articulaciones o son sitios de inserción para tejidos conectivos, como los ligamentos o los tendones.

APÓFISIS QUE FORMAN ARTICULACIONES

  • Cóndilo: protuberancia grande y redonda en el extremo de un hueso. Ejemplo, cóndilo externo del férmur.
Cóndilo externo del férmur


  • Carilla articular: superficie articular plana y lisa. Por ejemplo, la carilla articular superior de una vértebra.

  • Cabeza: prominencia articular redondeada que se apoya en el cuello (porción estrecha) de un hueso. Por ejemplo, cabeza del fémur.

Cabeza del fémur

APÓFISIS QUE SON PUNTOS DE INSERCIÓN 
PARA TEJIDOS CONECTIVOS

  • Cresta: reborde prominente o prolongación alargada: Por ejemplo, cresta ilíaca del hueso coxal.
Cresta ilíaca del hueso coxal, nº 27
  • Epicóndilo: prominencia situada encima de un cóndilo. Por ejemplo, epicóndilo interno del férmur.
Epicóndilo interno del férmur,
nº 60 derecho y nº 75 izquierdo

  • Línea: borde o reborde largo y angosto (menos prominente que una cresta). Por ejemplo, línea áspera del férmur.
Línea áspera del férmur

  • Apófisis espinosa: prominencia delgada y puntiaguda. Por ejemplo, apófisis espinosa de una vértebra.
Apófisis espinosa de una vértebra

  • Trocánter: prominencia muy grande. Por ejemplo, trocánter mayor del fémur.

  • Tubérculo: prominencia pequeña y redondeada. Por ejemplo, tubérculo mayor del húmero.

  • Tuberosidad: prominencia grande y redondeada, por lo regular de superficie rugosa. Por ejemplo, tuberosidad isquiática del hueso coxal.
Tuberosidad isquiática
del hueso coxal

zona azul 

No hay comentarios:

Publicar un comentario