domingo, 16 de septiembre de 2012

POLIO: TERCER Y ÚLTIMO ACTO

LOS ESFUERZOS PARA COMBATIR 
LA ENFERMEDAD EN ESPAÑA



La poliomielitis apareció como enfermedad epidémica en todo el mundo a finales del siglo XIX. En ese tiempo empezó a manifestarse en España en forma de brotes esporádicos. En 1929 tuvo lugar en Madrid la primera epidemia de polio y tras la Guerra Civil se convirtió en un importante problema de salud pública, alcanzándose en 1959 y 1960 las tasas más altas de morbilidad y mortalidad. Hasta entonces, la lucha contra la enfermedad había resultado escasa y poco eficaz. Hubo que esperar a la creación del Servicio Nacional de Poliomielitis, en 1958, albergado en el Hospital del Rey de Madrid. Allí se atendía a los enfermos en la fase aguda y en la fase crónica de la infección. El tratamiento incluía fisioterapia, ortopedia y, en el caso de secuelas, cirugía ortopédica para corregirlas. El servicio se mantuvo en activo hasta mediados del decenio de los ochenta.



LAS CAMPAÑAS DE VACUNACIÓN



En el mismo año 1958, la Dirección General de Sanidad comenzó una campaña de vacunación antipoliomielítica, experimental y voluntaria, con la vacuna de virus inactivados desarrollada por Jonas E. Salk. Hubo que importar el medicamento, ya que ningún laboratorio en España estaba preparado para fabricarlo.



En 1963 se planteó la campaña nacional de vacunación antipoliomielítica con la vacuna oral de virus atenuados de Albert B. Sabin. A modo de fase preparatoria, se desarrolló una campaña piloto en León y Lugo entre mayo y junio, en la que se analizaron muestras de suero en un grupo representativo de personas para examinar la elevación de tasas de anticuerpos una vez recibida la vacuna. El estudio, realizado por el Centro Nacional de Virus de la Dirección General de Sanidad, permitió comprobar la eficacia de la vacuna administrada en la campaña piloto y afrontar la campaña nacional. Esta se llevó a cabo en dos fases: la primera, en diciembre de 1963 y enero de 1964; la segunda, entre abril y mayo de 1964. Todos los niños en edades comprendidas entre los 2 meses y 7 años recibieron las dosis de vacuna; se alcanzaron coberturas de vacunación de entre el 95 y el 98 por ciento, que repercutieron en una brusca caída de la incidencia de la enfermedad y de la mortalidad asociada a ella.



SITUACIÓN ACTUAL



En España no se han producido casos de polio desde 1989. Un estudio seroepidemiológico realizado en 1996, basado en una muestra de población de entre 2 y 40 años de edad, para investigar la prevalencia de anticuerpos frente a los tres poliovirus incluidos en la vacuna, reveló que más del 95% de la población española nacida a partir de 1956 los presentaba. Las coberturas de vacunación con tres dosis de vacuna antipoliomielítica han sido superiores al 90% en todas las Comunidades Autónomas desde 1996. En 2004 se sustituyó en el calendario vacunal infantil la preparación oral por la inyectable, por lo que ya no se producen los casos de parálisis, muy raros, originados por los virus atenuados de la vacuna oral. La formulación de virus inactivados forma parte de las vacunas combinadas que incluyen la antipoliomielítica junto a la de tétanos, difteria y tos ferina (vacuna tetravalente) y, a veces también, junto a la de la hepatitis B (pentavalente) y la de Hemophilus influenzae (hexavalente). En la actualidad, la pauta habitual para la vacunación sistemática contra la polio comprende una dosis a los 2, 4 y 6 meses de vida, una de refuerzo a los 18 meses, y una de recuerdo entre los 4 y 6 años.



La poliomielitis sigue visible entre nosotros a través de las personas que sobrevivieron a la enfermedad pero quedaron con secuelas físicas, y de aquellas otras que presentan el síndrome post-poliomielitis (cuadro de fatiga progresiva, debilidad muscular y dolor articular); suele aparecer en personas que sufrieron un ataque agudo de polio entre 15 y 30 años atrás. El síndrome comenzó a describirse a partir del decenio de los setenta; según diversas estadísticas, lo presentan entre el 20 y el 80 por ciento de quienes padecieron el ataque.



En 2002 la OMS certificó la Región de Europa (51 países) como zona libre de polio, después de tres años sin ningún caso ocasionado por poliovirus salvajes. No obstante, en 2010 se produjo en la zona un nuevo caso de polio importado.



Bibliografía:
  • Departamento de Historia de la Ciencia y Documentación, Instituto de Historia de la Medicina y de la Ciencia López Piñero, Universidad de Valencia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario