jueves, 21 de febrero de 2013

ALERGIA (I)

La alergia es una de las enfermedades más frecuentes en la actualidad. Todos conocemos personas que sufren alergia de uno u otro tipo, o somos nosotros mismos los que la padecemos.




El alérgico suele ser una persona joven y sana y, a veces, es difícil hacer comprender a los demás las limitaciones que sufre. Se sabe que es una de las enfermedades que más afecta a la calidad de vida de quienes la sufren. Además, se trata de un problema crónico, que puede influir en muchos aspectos del día a día del paciente. Por esto, es frecuente que los pacientes o sus familiares busquen información en revistas, libros o internet sobre aspectos concretos de la alergia.



La divulgación de la información sobre la alergia es importante para que tanto los profesionales médicos, como los gestores sanitarios y los propios pacientes y sus familiares asuman que se trata de un problema real y muy relevante en numerosas ocasiones. 



¿QUÉ ES LA ALERGIA?

El ser humano tiene un contacto continuo con el ambiente que le rodea y las sustancias que lo componen. La piel, el aparato respiratorio y el aparato digestivo son órganos que limitan con el exterior. Es aquí donde actúan las sustancias que pueden producir la alergia.

La alergia es una alteración debida a una reacción anómala ante una sustancia inocua que se denomina alérgeno. La palabra alérgeno significa literalmente sustancia capaz de producir alergia. Los alérgenos son tolerados sin problema por los individuos no alérgicos. Por ejemplo, la mayoría de la gente tolera estar en contacto con los gatos; sin embargo, cuando se es alérgico a ellos se producen crisis de estornudos, picor de nariz y mocos.




Esta reacción alérgica es debida a una "equivocación" del sistema inmunológico. Este sistema es el encargado de vigilar el buen funcionamiento del organismo. Nos protege frente a la invasión de agentes nocivos externos, como las bacterias o los virus que pueden producir infecciones, o frente a células propias que pueden suponer una amenaza, como las células tumorales. Pero también debe ser capaz de permitir la entrada de sustancias beneficiosas como los nutrientes que ingerimos con los alimentos. Cuando se desarrolla la alergia, se produce una reacción inflamatoria local o unos síntomas generalizados frente al alérgeno, que se debería haber tolerado.




Otro concepto que está íntimamente relacionado con el de la alergia es el de atopia. La atopia es la tendencia que tiene un individuo a desarrollar enfermedades alérgicas del tipo asma alérgica, rinitis alérgica o dermatitis atópica (eczemas). Por ejemplo, un niño con asma alérgica a los ácaros del polvo, será un niño atópico, y si su padre también padece asma alérgica, podremos decir que este niño tiene antecedentes familiares de atopia. La atopia es una tendencia hereditaria a padecer alergia que está presente en algunas familias


PROTAGONISTAS DE LA REACCIÓN ALÉRGICA

En la reacción alérgica participan, entre otros, los siguientes elementos:

  • Alérgeno: sustancia, normalmente de naturaleza proteica, capaz de generar una reacción alérgica.

  • Inmunoglobina (IgE): tipo de anticuerpo típicamente involucrado en las reacciones elérgicas, aunque también participa en la defensa contra parásitos (por ejemplo, contra las lombrices).

  • Mastocito: célula del sistema inmune que e halla en la mucosa respiratoria, digestiva y en la piel. En su superficie se hallan las moléculas de IgE. En su interior se acumulan sustancias que al liberarse durante la reacción alérgica inducen los síntomas de la alergía.

  • Histamina: sustancia que se almacena dentro del mastocito y que se libera durante la reacción alérgica. Es capaz de producir dilatación de los vasos sanguíneos (vasodilatación), aumento de la permeabilidad de los vasos sanguíneos (salida de líquido) y estimulación de los nervios. Esto conduce al desarrollo de hinchazón (edma), enrojecimiento (eritema) y picor (prurito).



La histamina es la sustancia más importante en la reacción alérgica, ya que es la responsable directa de los síntomas típicos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario