lunes, 18 de marzo de 2013

ALERGIAS (X)

ALERGIA AL LÁTEX


El látex es una proteína natural que se obtiene de la savia del árbol Hevea brasiliensis y que se utiliza ampliamente en la fabricación de productos de goma.


Algunas personas pueden desarrollar alergia al látex, especialmente cuando el contacto con esta sustancia es frecuente. Esto le puede ocurrir a pacientes portadores de sondas urinarias o que han sido intervenidos quirúrgicamente en múltiples ocasiones, o a profesionales sanitarios que utilizan guantes de látex.


Los síntomas por alergia inmediata al látex son urticaria de contacto, asma o rinoconjuntivitis. En caso de contacto masivo con el látex, como ocurre en procedimientos médicos y quirúrgicos, se puede producir una reacción grave del tipo shock anafiláctico. También puede producirse una alergia retardada en forma de eczema de contacto, que suele deberse a los aditivos de la goma.



La proteína del látex tiene similitud con las proteínas de ciertas frutas, como el plátano, la castaña, el aguacate o el kiwi, y al ingerirlas un paciente alérgico al látex puede presentar síntomas por reactividad cruzada.

CONSEJOS EN CASO 
DE ALERGIA AL LÁTEX

Evitar el contacto con todos los objetos de látex.
  • Objetos de uso cotidiano que contienen látex: globos, guantes, preservativos, chupetes y tetinas, celo, pegamento, colchones elásticos, suelas de zapatos, mangueras, gomas de borrar, tejidos elásticos, mando del televisor, etc...
  • Objetos de uso sanitario que contienen látex: guantes, sondas, tiritas, manguitos de tensión arterial, máscaras de reanimación y de oxígeno, esparadrapo, tapones de medicamentos, etc...
  • Ante la duda, desconfiar de todo producto elástico, principalmente de paredes delgadas.
  • Llevar medalla o pulsera de alerta que indique claramente la alergia al látex.
  • Advertir siempre de la alergia al látex antes de cualquier exploración, visita, prueba, cura médica o dental, intervención quirúrgica, para que puedan atenderle en un ambiente libre de látex.
  • Disponer siempre de los medicamentos que paute el alergólogo: antihistamínicos, corticoides o dispositivos autoinyectables de adrenalina, especialmente ante situaciones comprometidas, lugares nuevos, excursiones o viajes.
  • Tras tocar un objeto de látex hay que evitar tocarse posteriormente los ojos, la boca u otras mucosas. Este tipo de contacto puede desatar una reacción importante.
  • No sólo el contacto físico, sino también la inhalación del "polvo" de los guantes o de los globos puede provocar una reacción alérgica.
  • Tenga en cuenta que muchos alérgicos al látex lo son también a frutas como el plátano, el kiwi, la castaña o el aguacate. Evite estas frutas si le producen alergia y consulte a su alergólogo en caso de duda.
  • Evitar tener en casa ficus, ponsetias y otras plantes que desprenden "leche" al estrujar sus hojas o rasgar el tallo. La similitud de este látex con el del caucho natural puede provocar reacciones.

ALERGIAS AL NÍQUEL


El níquel es un metal que forma parte de numerosas aleaciones. Es la causa más frecuente de dermatitis de contacto alérgica.

CONSEJOS EN CASO 
DE ALERGIA AL NÍQUEL


  • El níquel se encuentra en la mayoría de los objetos que llevan un baño metálico, como bisutería, utensilios de cocina, herramientas, etc...
  • Evitar ropa con hebillas, botones o cremalleras metálicas.
  • Como alternativa, utilizar objetos de aluminio, hierro, platino, plata de ley británica, acero inoxidable u oro amarillo.
  • Utilizar instrumentos y utensilios con mangos de madera o forrados con plástico.
  • Puede utilizarse un esmalte de uñas transparente para pintar los objetos metálicos que no podamos evitar tocar.
  • La piel húmeda y macerada facilita la penetración del níquel; mantener las manos secas e hidratadas.

CONSEJOS PARA DEJAR DE FUMAR



Si usted ha decidido dejar de fumar, ¡felicidades! Es la mejor decisión que puede tomar para mejorar su salud. Los siguientes consejos le pueden ayudar.
  • Decida 3 razones importantes para dejar de fumar y repáselas con frecuencia (por ejemplo: su salud, la familia, y el tiempo y dinero que malgasta).
  • Prepare una lista con los beneficios de dejar de fumar.
  • Conozca su perfil de fumador:
    • ¿A qué horas fuma?
    • ¿Qué le ha motivado para encender este cigarrillo?
    • ¿Qué actividad realiza cuando fuma?
  • Escoja un día para dejar de fumar totalmente: este será el día D.
  • A partir del día D, si tiene ganas de fumar, realice alguna de las actividades alternativas que se citan a continuación:
    • Beba agua o cítricos.
    • Haga ejercicios de relajación, descanse.
    • Coma verduras crujientes: apio, zanahoria, etc...
    • Cambie de actividad.
    • Salga a andar.
  • Evite la fatiga.
  • Si está ansioso, llame a un amigo o conocido que pueda apoyarle.
  • Revise las razones para dejar de fumar.
  • Revise los beneficios conseguidos por dejar de fumar.
  • Hágase un regalo por cada día que no fume.
  • ¡Ocupe su mente con cosas positivas!

Si recae, no se trata de un fracaso, sino de un pequeño retraso; vuelva a empezar. Si necesita más ayuda, su médico le puede indicar centros de deshabituación tabáquica.

NOTAS IMPORTANTES
  • En las enfermedades alérgicas, prevenir la aparición de síntomas es esencial, aunque no siempre es posible evitar todos los alérgenos.
  • No hay que obsesionarse; un alérgico debe llevar una vida normal, con las mínimas restricciones imprescindibles, ¡no debe vivir en una burbuja!
  • La información adecuada le ayudará a mejorar su calidad de vida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario