viernes, 15 de marzo de 2013

LA PERSONALIDAD SE COMPONE DE NATURALEZA Y EDUCACIÓN

CONTEXTO HISTÓRICO
  • 1690 el filósofo británico John Locke afirma que la mente del niño es una tabula rasa, una hoja en blanco, y que por tanto todos nacemos iguales.
  • 1859 el biólogo Charles Darwin sugiere que todo desarrollo humano es resultado de la adaptación al medio.
  • 1890 William James afirma que las personas tienen tendencias individuales heredadas genéticamente, o "instintos".





Entre los familiares de Francis Galton había muchas figuras eminentes, entre ellas Charles Darwin, así que no es de extrañar que se interesara por la cuestión del origen de las capacidades. Galton fue el primero que señaló nature y nurture (literalmente "naturaleza" y "crianza") como dos influencias cuyos efectos podían medirse y compararse y sostuvo que estos dos elementos determinaban la personalidad. En 1869 estudió su propio árbol genealógico, así como el de otras muchos seres humanos de su tiempo, para analizar la herencia de ciertos rasgos, tema de su libro Hereditary Genius. Tal como esperaba, halló más individuos de gran talento en ciertas familias que en la población en general. No obstante, no podía atribuir esto con seguridad a la sola herencia, dadas las ventajas asociadas a la crianza en un ambiente privilegiado de ciertas personas; no tenían la misma igualdad personas con ciertos privilegios y mayor poder adquisitivo, que otras personas de clase obrera y de orígenes humildes; el propio Galton pertenecía a una familia muy acomodada y tuvo acceso a una educación muy por encima de la media de su país y de su época.




UN EQUILIBRIO NECESARIO

Francis Galton emprendió otros estudios, entre ellos la primera encuesta basada en un cuestionario, que fue enviada a miembros de la Royal Society para conocer sus intereses y afiliaciones. Publicó los resultados en English Men of Science, donde afirmaba que allí donde lo innato y lo adquirido se ven obligados a competir, triunfa lo innato. Las influencias externas dejan huella, sostenía Galton, pero nada puede borrar las marcas, mucho más profundas, del carácter individual. Con todo, insistía en que tanto lo innato como lo adquirido son fundamentales para conformar la personalidad, pues incluso los más altos dones naturales pueden verse perjudicados por un ambiente o una crianza defectuosos. Así, la inteligencia se hereda, pero debe favorecerse con la educación.

En 1875 llevó a cabo un estudio sobre 159 parejas de gemelos. Observó que no seguían el patrón "normal" de semejanza entre hermanos, con un parecido moderado, sino que eran o muy parecidos o muy distintos. Pero lo que realmente le sorprendió era que el grado de semejanza nunca cambiaba con el tiempo. Galton había previsto que una crianza en común tendería a reducir la diferencia entre los gemelos a medida que crecieran, pero constató que no era así; lo adquirido no parecía tener la menor relevancia.

El debate naturaleza versus educación sigue abierto. Algunos son partidarios de las teorías de Galton, incluida la que hoy llamamos eugenesia , según la cual se pueden "criar" a los seres humanos de tal manera que se refuercen ciertos rasgos. Otros consideran que todo bebé es una tabula rasa y que todos nacemos iguales. Pero hoy en día, prácticamente todos los investigadores y la gran mayoría de psicólogos asume que tanto lo innato como lo adquirido son clave en el desarrollo humano e interactúan de forma compleja.



1925 el conductista John B. Watson dice que la capacidad, el talento, el temperamento o la constitución mental no se heredan.

Década de 1940 (II World War) por medio de la eugenesia se intenta producir una raza aria superior, por el nazismo alemán.

No hay comentarios:

Publicar un comentario