lunes, 22 de abril de 2013

ESTRUCTURA MOLECULAR DE LOS RECEPTORES

Aunque existen diferencias importantes en las secuencias de determinadas regiones de cada uno de estos receptores y la longitud de los principales dominios intra y extracelulares también varía entre los miembros de una misma familia, los patrones estructurales generales y las correspondientes vías de transducción de señales son muy constantes. El descubrimiento de que sólo cuatro superfamilias de receptores forman una base sólida para interpretar la compleja mezcla de información sobre los efectos de una gran parte de los fármacos que se han estudiado ha sido uno de los avances más estimulantes de la farmacología moderna.

HETEROGENEIDAD Y SUBTIPOS DE RECEPTORES

Conforme se han ido conociendo más datos sobre las secuencias, ha quedado claro que dentro de una familia determinada existen generalmente distintas variantes moleculares, o subtipos, con una arquitectura parecida, pero con diferencias importantes en sus secuencias y, a menudo, en sus propiedades farmacológicas. A este respecto son típicos los receptores nicotínicos de acetilcolina; existen diferentes subtipos en distintas regiones cerebrales y éstos difieren de los receptores musculares. Ahora se sabe que algunas de las diferencias farmacológicas (por ejemplo, sensibilidad a los bloqueantes) observadas entre los receptores acetilcolínicos del músculo y el cerebro se deben a diferencias en secuencias concretas; por lo que sabemos, todos los receptores nicotínicos de acetilcolina responden al mismo mediador fisiológico y producen el mismo tipo de respuesta sináptica; la causa de que hayan aparecido tantas variantes sigue siendo un rompecabezas.

Este tipo de heterogeneidad molecular es un rasgo de todas las clases de receptores y de las proteínas funcionales en general. Continuamente se descubren nuevos subtipos e isoformas de receptores y periódicamente se actualiza el catálogo (Trends in Pharmacological Sciences Receptor and Ion Channel Nomenclature Supplement). Existen grandes problemas de clasificación, nomenclatura y taxonomía que se derivan de esta avalancha de datos. Desde el punto de vista farmacológico, cuando intentamos conocer los diferentes fármacos y los efectos que tienen en los organismos vivos, así como encontrar fármacos mejores, es muy importante tener en cuenta la farmacología molecular. La gran complejidad del comportamiento de las moléculas nos indica que todavía queda mucho camino por recorrer antes de poder alcanzar la utopía simplificadora que promete la biología molecular. Mientras no se consiga, sólo podemos basarnos en principios generales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario